09 septiembre 2006

EL TOQUE MANN


Es curioso el caso de Michael Mann. Aunque encuadrado en el sector industrial y más comercial de Hollywood, sus películas, especialmente las más recientes, han ido acometiendo retos que, sobre el papel, parecen rehuir algunos de los elementos considerados imprescindibles para el éxito de una película de gran presupuesto.

Así, en El dilema diseccionaba con escalpelo las intrigas en torno a la industria tabaquera; en Heat nos ofrecía un duelo mayúsculo entre un maestro del robo interpretado por Robert de Niro y un detective dispuesto a atraparlo (Al Pacino) que suponía una puesta al día de lo mejor del cine negro clásico; en Alí nos narraba la historia de Mohamed Alí sin concesiones al biopic almibarado y televisivo, y en Collateral, su última película hasta la que ahora nos ocupa, seguía las peripecias de un asesino a sueldo y su obligado conductor a lo largo de una noche en Los Ángeles, con el único escenario, durante buena parte del metraje, del interior del taxi.

Algo parecido vuelve a ofrecernos en Corrupción en Miami, un trabajo que, sin la pegada de Collateral ni los niveles de Heat, ofrece un título cien por cien Mann. Frente a otras películas que han tomado las viejas franquicias televisivas para traducirlas al estándar del cine comercial de principios del siglo XXI (que, para sus perpetradores, parece resumirse en explosiones, ritmo videoclipero y mucho ruido, y que conste que no miro a nadie, Drew), Mann ha optado por llevar a la pantalla a Sonny Crockett y Ricardo Tubbs a través de un proceso de adultización (y perdón por el palabro).

En manos de otro director, Corrupción en Miami habría derivado, seguramente, en un espectáculo tan aburrido como explosivo, pero Mann apuesta por un guión en el que la acción, a lo largo de las algo más de dos horas que dura la película, es más bien escasa, salvo la ineludible concesión al tiroteo final. Y, como ya hiciera en Collateral, por el recurso a la cámara en mano y una iluminación sucia (muchas de las escenas nocturnas, sobre todo las rodadas en exteriores, ofrecen un visible grano en la pantalla que delata las malas condiciones lumínicas en que fueron rodadas), lo que tiene como consecuencia el teñir de verosimilitud una historia que, en el fondo, es muy parecida a la de muchos otros blockbusters.

Esa mirada es, quizá, lo más interesante de la propuesta. Porque, cuando se rueda en esas condiciones, el hecho de que los protagonistas conduzcan un Ferrari, un jet privado, un avión o una lancha que nada tiene que envidiar a un monoplaza de Fórmula 1, aparece de una manera en las antípodas de lo que sería, por ejemplo, una producción típicamente jamesbondiana: aunque veamos el lujo que mueve el narcotráfico y la delincuencia high class, no abandonamos en ningún momento los parámetros del cine negro, y la sordidez impregna hasta el aparato más sofisticado que aparezca en el plano. Y así, Corrupción en Miami se convierte en una crónica detallada de los mecanismos utilizados por las grandes redes criminales y los métodos al borde de la legalidad de la policía y el FBI para desenmascararles y detenerles.

Además, la propuesta estilística de Mann sirve para arropar y disimular un guión que, si bien eficaz, no aporta prácticamente nada nuevo, pues es una fotocopia de muchas otras películas que hemos visto. Y para potenciar a unos actores que están formidables, desde un Colin Farrell convenientemente macarra, a un Jamie Foxx más reflexivo que su compañero, una sorprendente Gong Li, ex musa del cine oriental delicatessen (impagable oírle soltar tacos en español en la versión original)... y un Luis Tosar superlativo, que da sopas con honda al Bardem de Collateral sobre cómo se contruye un malo malísimo en las cuatro escenas escasas en que aparece (y por cierto, genial el guiño a Amancio Ortega).

Por todo ello, Corrupción en Miami es una perfecta puerta de entrada al cine de Michael Mann... para quien aún lo desconozca. Pero, para quien ha vibrado con algunas de sus grandes obras, es inevitable que la película, aún funcionando, siguiéndose con interés y con la sensación de estar ante un título de calidad, quede lejos de ellas.

Seguramente quedará como una película menor en la filmografía de Mann, pero ¡ojalá el grueso del cine norteamericano fuese tan menor como éste!


CORRUPCIÓN EN MIAMI. Miami Vice. EE. UU., Alemania, 2006. Color, 134 min. Director y guión: Michael Mann, basado en la serie creada por Anthony Yerkovich. Intérpretes: Colin Farrell, Jamie Foxx, Gong Li, Naomie Harris, Ciarán Hinds, Justin Theroux, Luis Tosar, John Ortiz. Fotografía: Dio Beebe. Música: John Murphy. Producción: Pieter Jan Brugge, Michael Mann. Vista en: Cine.

[+] Poco Miami y mucha estética Mann, en Silencio, se rueda

[+] Buzón Amena: grabe aquí su pedido de droga, por favor..., en Videoarena
[+] Corrupción en Miami, en Pelisbilbao
[+] Crítica de Corrupción en Miami, en Álvaro Oliva
[+] Seré breve, en Libertinaje
[+] "Corrupción en Miami", en Videodrome

23 comentarios:

pequeñoIbán! dijo...

Tienes un ritmo para ver películas que me cuesta muchísimo seguirte... pero nada, como siempre me pasa ya volveré en un par de días a más tardar cuando haya disfrutado de ella para contraponer opiniones

Galoy dijo...

Me han dicho que es bastante soporífera... Me da a mí que como mucho será pasto de la mula.
Un saludo Rosenrod. Por cierto hay articulillo cinéfilo en mi blog que igual te interesa ;)

Darthz dijo...

La vi el otro día, se hacía aburrida para ser de acción y las músicas que metían no parecían venir a cuento. Pero tenía algo que me gustaba, pero eso sí, me aburría. Por eso no la puedo calificar como mala, pero sí como mediocre. Y eso que estos actores me gustan mucho y no hacen malos papeles, pero quizá le falto mucho al guión para hacer de esto algo más que un simple show para sacar dinero.

Concuerdo contigo en todo.

Un saludo!

Darthz dijo...

Por cierto he visto que has hecho por aquí abajo críticas mas interesantes sobre pelis que también había visto y me tomé la libertad de comentar igualmente que aquí, sobre La joven del agua y Alatriste.

Me gustó tu blog, podríamos enlazarnos para establecer un contacto más sólido.

Una sonrisa.

JohnTrent dijo...

No es de las que tengo intencion de ver en el cine, asi que puede que caiga por otros medios o DVD.
Michael Mann es un director interesante y ese estilo visual que ya inicio con Collateral parece estar muy presente en Corrupcion en Miami y, como bien dices, seguramente es un punto a su favor dandole otro significado a la historia, mas alla de una pelicula de accion al uso como podria ser cualquiera de la saga Bond o, incluso, Dos policias rebeldes 2 (que si, cuando veo el trailer me suena mucho a aquella, aunque se que no tendra nada que ver salvo Miami).

Por otro lado, creo que con esta pelicula han hecho lo que con otras tantas, engañar con la publicidad. Esos trailers con musica de Linkin park y mucho movimiento quizas desentonen con lo que se ve en la pelicula en realidad, o al menos eso puedo sacar de tu critica y de las que voy leyendo.

Rosenrod dijo...

Pequeñoibán: no te creas, a veces no puedo seguirme ni yo :)

Galoy: desde luego, no es una película de acción. De parecerse a alguna, es a "Collateral" (y, si me apuras, tiene aún menos acción porque en ésta, al menos, iban sucediéndose los "trabajitos" del matón encarnado por Tom Cruise). Insisto: el punto débil de "Corrupción en Miami" es un guión muy pero que muy flojo (la relación Farrell-Li no se la cree nadie) pero, a cambio, a mí sí que me gusta la estética y la forma de narrar de Mann. Pero es cierto que es muy poco comercial. De hecho, si nos paramos a analizarlo, no deja de tener su guasa que se gasten 130 millones de dólares en una película que luego, por momentos, con el rollo de la alta definición, la cámara en mano y tal, tenga por momentos un look semi-Dogma :) . Reconozco que me fascina que exista alguien como Michael Mann, con las narices y la capacidad de poder hacer algo así en el Hollywood actual.

Darthz: bienvenido y, ¡a sus órdenes! :) Estoy de acuerdo en que, con un guión mejor, hablaríamos de una buena película. Lo de las músicas creo que es de lo (poco) que intenta parecerse a la serie, en la que colaban a cada momento canciones por entonces de moda. Pero la estética, por sí sola, no aguanta.

John, totalmente de acuerdo. Quizás deberías unir a las razones que das en el estupendo post de blog sobre la deserción del público en la taquilla las veces acumuladas que la gente va a ver algo engañado por la publicidad.

Gracias a todos!

Libertino dijo...

no sé no sé...
todo lo que leo me tira pa atrás... igual espero a un dvd (o a un dvdrip pa no esperar tanto...)

Hombre Lobo dijo...

Tu reseña es creo la primera positiva que he leído sobre esta película. De todas maneras, es probable que le de una oportunidad, sólo por ser Michael Mann. A ver cómo está esto.

Matias dijo...

Yo fui a verla con las magníficas referencias de 'Collateral' y 'Heat' en la retina, y me decepcionó. La estética tan particular de Michael Mann está ahí, pero la historia de la infiltración de los dos agentes está ya muy vista y no transmite en su largo desarrollo.

Director's Cut dijo...

Me han hablado fatal de esta película, incluso gente fan de este tipo de films. Me esperaré al DVD.

Por cierto, vi "Clerks 2"... es una pena que sea tan poco comercial. Sólo apta para fans de la primera y de Kevin Smith. La historia se entiende, pero si no has visto la primera parte te pierdes un montón de guiños.

Lo curioso es que está filmada como la primera (pero en color), es decir, muy al estilo independiente y amateur en muchos momentos, lo que hace que en sus primeros 30 - 40 minutos sea bastante lenta, pues se centra en un día en el burguer donde trabajan los protagonistas. Eso si los diálogos son muy buenos, aunque abusan mucho del palabroterio fácil y obsceno. En fin, sólo para fans.

Un saludo!!!

Lucinda dijo...

No sé por qué, me da cierto regustor de película que pasará sin mayores honores... de todos modos, no es mi estilo de cine. Pero curioso que aparezca Luis Tosar...

Rosenrod dijo...

Libertino: pues sí, no es que esté teniendo la mejor acogida, precisamente...

Hombre Lobo: pues sí, es posible que lo mismo me pasa a mí, que sea benigno con Michael Mann. Lo reconozco; su intento de aunar cine de acción y un estilo propio me gusta mucho, y es cierto que "Corrupción en Miami" tiene mucho de cosas que hemos visto más y mejor en otras de sus películas... y, sin embargo, puedo decir que "Corrupción en Miami" me parece una película digna. Nada más, pero a la vez ¡nada menos!

Tienes razón, Matías: el guión es el auténtico talón de Aquiles de esta película: rutinario y previsible (a años luz del guión de "Heat", también de Mann). Me quedo, por el contrario, con esos planos que tan bien sabe construir Mann, esa forma de filmar la noche tan marca de la casa, en lo que es su estilo. A mí me basta para salvar la película en medio del páramo que nos suele ocupar la cartelera semana tras semana...

director's: ¡ojo!, que hay muchos fans del cine de acción que se habrán quedado alucinados de una película que se vende como tal... y en la que no hay casi acción. Y en cuanto a "Clerks 2" confieso que no me atrae nada; hace tiempo que creo que Kevin Smith se repite y se repite y se repite y es para fans. Creo que estilísticamente y temáticamente está atascado en la misma gracia de "Clerks" (que, por cierto, me gustó)... pero bueno, estoy hablando sin verla, así que mejor lo dejo aquí.

Lucinda: así creo que pasará (incluso por la taquilla). Y créeme: Luis Tosar está muy bien de malo (la mirada ya la tiene).

Saludos a todos!

Salanova dijo...

Gran crítica.Me decepcionó porque carece de la chispa de Collaterall y Heat pero aun así es una buena película con un guión mediocre pero una buna película.
Saludos!!!

Rosenrod dijo...

Pues creo que coincidimos... por una vez, ha salido una película (simplemente) potable de un guión malo. Excepción a la regla.

Un saludo!

Alfie dijo...

Me sorprendes, no tenía intención de ir a verla, a mi collateral me pareció un poco floja, me quedo con HEAT. Pero, te haré caso e iré a verla. Ya te contaré.

El Vaugan dijo...

Difiero contigo en algunos aspectos y comulgo con otros, aunque seguramente mi valoración sea en general peor que la tuya.

Si te interesa leer la crítica que yo mismo firmé sobre "Miami Vice" en Tierra de Cinégafos, tal vez podamos intercambiar pareceres sobre el film de Mann más a fondo.

Por otro lado, si quisieras deleitarte con la "particular y descacharrante visión" que mi compañero de blog, Digestivo Rennie, aportó a VideoArenA, la hallarás aquí.

Buen blog, volveré por aquí.

Saludos VideoArenileS.

Rosenrod dijo...

Pues, Alfie, si no te gustó "Collateral", no creo que te guste ésta: es más floja que la anterior, aunque sigue explotando la cámara de alta definición al hombro y la iluminación natural. ¡Que no quiero que te acuerdes de mi familia cuando salgas del cine! :) Y, ¡feliz reencuentro!

Bienvenido, El Vaugan. Paso a echar un vistazo.

Gracias a los dos

El Vaugan dijo...

Coño!, no me había dado cuenta de que había linkeado nuesra humorada-mann, se lo diré al compa Digestivo, que seguro que le hace ilusión.


Muchas gracias, hombre de Diox.

Rosenrod dijo...

Gracias a ustex, caballero.

AL dijo...

ayer intenté poner un comentario y tras haber escrito una pequeña parrafada (menos mal que no fue demasiado amplia) pues me puso que temporalmente no se podía. :(

Rosenrod dijo...

Sí, las "bromitas" de Blogger.

Lo siento, Álvaro; espero que la próxima tengas mejor suerte.

Un saludo!

AL dijo...

jeje no pasa nada, putadillas que ocurren de vez en cuando.

Ya he puesto mi crítica en mi pag, así que si queréis comentar algo, pues... jeje.

Os pongo el enlace (espero no te moleste)
http://www.elmulticine.com/alvarooliva/?p=148

A ver si esta semana me veo varias que tengo pendientes

Rosenrod dijo...

Para nada, Álvaro. Paso a echarle un vistazo.

Un saludo!