23 diciembre 2007

FELIZ NAVIDAD... CON LA BELLEZA





¿Cuál puede ser el mejor deseo para la Navidad? Alcanzar un momento de paz, de belleza... y desde esta página, no se me ocurre mejor manera que deseárosla recomendándoos una cinta que me ha subyugado: El silencio antes de Bach, de Pere Portabella. Una película diferente, carente de narrativa, experimental... pero a la vez accesible, disfrutable si uno abre la mente y se deja llevar por sus propuestas. El genio de Portabella ha conseguido que las imágenes no sólo acompañen, sino que llegen a fundirse con las melodías. Y como muestra, os dejo un botón. Y junto a él, un profundo deseo: ser todo lo felices que os merecéis. De corazón.




[+] Mi crítica de El silencio antes de Bach en LaButaca.net
[+] En el BlogdeLaButaca.net: Pere Portabella, el inconformista
[+] En el BlogdeLaButaca.net: El arco que va de Smith a Bach

[+] En el BlogdeLaButaca.net: ¡Vivan los años flojos!
[+] En el BlogdeLaButaca.net: Un prodigio llamado Alexandre Desplat
[+] En el BlogdeLaButaca.net: La Academia se equivoca... otra vez

17 diciembre 2007

DE DESEOS, BRÚJULAS, NIÑERAS, ATARDECERES Y DESTINOS




Variadita, variadita viene la cosa, que ya están ahí las Navidades y se suceden los estrenos: en Deseo, peligro, Ang Lee vuelve a sus temas que recorren toda su filmografía, esta vez encarnados en una historia que transcurre en la China ocupada por los japoneses. La brújula dorada está por debajo del extraordinario libro de Philip Pullman pero, aún así, ofrece suficientes motivos para el disfrute. Diario de una niñera podía ser una ácida sátira de la high class neoyorquina pero, al final, termina siendo más de lo mismo. El atardecer desperdicia uno de los repartos femeninos más epatantes que hemos podido ver en los últimos tiempos, mientras que Un cruce en el destino traza un atractivo drama con un extraordinario Mark Ruffalo.

09 diciembre 2007

MINUTOS MUSICALES (IV)




ELECCIONES EQUIVOCADAS

Terence Blanchard le regaló a Spike Lee una joya de partitura para La última noche, una de sus mejores películas. La historia del traficante de drogas que apuraba las horas para su ingreso en prisión se abría con la desoladora vista de un Nueva York recién salido de la catástrofe del 11-S, y el paisaje nocturno de una ciudad presidida por las columnas de luz que señalaban dónde estaban las Torres encontraba su eco perfecto en este tema, donde una voz que canta con reminiscencias árabes otorga al conjunto un sonido desgarrador.

Terenche Blanchard, Open Title. BSO The 25th Hour (2002) (3:51 min.)



LA ELEGÍA DEL MEDIOCRE

Nick Cave es tan músico como poeta. Por ello, no debe de extrañarnos que el score que ha compuesto, al alimón con Warren Ellis, para El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford, huya de los estereotipos del western para ofrecernos una elegía que en el último tema, el que nos narra cuál fue el final de Bob Ford, alcanza uno de los instantes más bellos.

Nick Cave y Warren Ellis, Song for Bob BSO The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford (2007) (6:03 min.)





UN VILLANCICO TRISTE

España tiene unos estupendos compositores de bandas sonoras, y entre los mejores está, sin lugar a dudas, José Nieto. La de Amantes es una de las mejores partituras de nuestro cine, y entre todo el score destaca este villancico cantado por Carmen Sarabia, en el que la letra tradicional se adapta como un guante a la melodía que recorre la película. Un broche de oro para una selección que, como no podía por ser menos, termina con este guiño, aunque triste, navideño.

José Nieto y Carmen Sarabia, En un banco sobre la nieve. BSO Amantes (1991) (1:22 min.)

[+] Minutos musicales I, II y III

[+] En el BlogdelaButaca.net: La cansina polémica de "La brújula dorada"
[+] En el BlogdelaButaca.net: Este puente, la brújula sí que señala al Norte
[+] En el BlogdelaButaca.net: Milagro en la cartelera
[+] En el BlogdelaButaca.net: Adiós, Woody, adiós

02 diciembre 2007

ALGO MÁS QUE TECNOLOGÍA







Sorprendentemente, Beowulf no se queda sólo en un espectáculo tecnológico (no siempre conseguido, por cierto): su argumento supone toda una reflexión sobre la capacidad de corrupción del poder.

P. S. Os pido disculpas por el retraso en la actualización del blog. No está abandonado, ni mucho menos; pero estoy absolutamente desbordado por cuestiones laborales. Gracias por, a pesar de ello, seguir pasándoos por aquí. Espero ponerme pronto al día.

[+] Mi crítica en LaButaca.net

[+] Escúchame en el programa de Noche de cine del 1/XII/07
[+] Escúchame en el programa de Noche de cine del 24/XI/07

[+] En el BlogdeLaButaca.net: Bollywood: antes no, ahora sí
[+] En el BlogdeLaButaca.net: Si sale cara, a ver a la Scarlett; si cruz...
[+] En el BlogdeLaButaca.net: "Angeles y demonios": ¡viva la huelga de guionistas!
[+] En el BlogdeLaButaca.net: Los cortos no tienen la culpa
[+] En el BlogdeLaButaca.net: "Redacted" y "[Rec]": la imagen mestiza

24 noviembre 2007

CHÉSPIR POP



Parece que Sam Mendes ha firmado el contrato de su vida: si lo que dicen los papeles es cierto, la BBC le ha encargado nada más y nada menos que una nueva versión de TODAS las obras de William Shakespeare, al ritmo de tres anuales. Casi nada; obvio es decir que su señora, Kate Winslet, y amigos como Jude Law, suenan ya para los carteles de las primeras obras.

Nada que objetar; visto lo visto, al bardo de Stratford-upon-Avon le podía haber tocado algo mucho peor. Pero lo que me ha llevado a la carcajada es leer, en algunos medios, que esta medida ha sido saludada porque por fin elevará a Shakespeare a la categoría de icono pop. ¡Toma ya, eso sí que es suerte! Que ya está bien que le conozcan a uno por minucias como Macbeth, Othelo o El Rey Lear, que lo que peta de verdad es ser icono pop. De todas maneras, lamento decirle a Mendes que llega tarde. Como todos recordamos de aquella pequeña e injustamente ninguneada joya titulada El último gran héroe, Shakespeare, y más concreto la más famosa de sus criaturas, ya fueron pop a tope:




[+] En el BlogdeLaButaca.net: Fernando Fernán-Gómez, ya en la ciudad sin límites
[+] En el BlogdeLaButaca.net: Del músculo virtual de "Beowulf", al susto bien real de "[Rec]"

21 noviembre 2007

A VUELTAS CON LA VERDAD



Michael Clayton es uno de los debuts de un guionista (Tony Gilroy) como director más estimulantes de los últimos años (desde luego, mucho mejor que el de Paul Haggis con Crash). Por su parte, Redacted, de Brian de Palma, es triplemente polémica: por su contundente postura crítica, por la dureza de sus imágenes y por la reivindicación de los canales alternativos por los que, hoy por hoy, circula la información.

[+] Mi crítica de Michael Clayton en LaButaca.net
[+] Mi crítica de Redacted en LaButaca.net

[+] En el BlogdeLabutaca.net: Carteles de "El juego del amor" y "Michael Clayton": cuando el diseñador se toma unas vacaciones
[+] En el BlogdeLabutaca.net: No es sólo el western lo que agoniza
[+] En el BlogdeLabutaca.net: Cada vez cuesta más que nos fascinen

[+] El 'Redacted' de De Palma: confuso e irreal, en Tras las puertas

18 noviembre 2007

CUENTOS DE HADAS PASAN POR TU CABEZA, Y LA LLENAN



Vale, sí, lo reconozco: La torre de Suso no es una gran película, es tan sólo una película agradable lastrada por el abuso en algunos momentos de la ñoñería. Pero mentiría si dijese que no disfruté como un enano viéndola, y no tanto por motivos cinéfilos, sino porque pocas, muy pocas veces, he visto tan bien reflejado lo que sentimos los amigos treintañeros y asturianos, por más señas. Muy pocas veces he visto de manera tan realista lo que es juntarse en una sidrería y pedir una botellina, y luego otra, y luego otra, y recordar lo que fuimos y en lo que nos convertimos mientras, seguramente, acabemos con una curda de impresión y, al día siguiente, un clavo en el cerebro de los de aquí te espero (porque, por si alguien aún no lo sabe, la sidra es traicionera, y causa de una de las resacas más cabezonas, no digáis que no os lo avisé).

Pero es que el paroxismo llega cuando, en una escena, los cuatro amigos comandados por Cundo (un, como siempre, genial Javier Cámara) se reúnen para homenajear a su amigo Suso, fallecido de sobredosis, y comienza a sonar la canción de Hazañas bélicas, de Los Stukas ("Cuentos de hadas pasan por tu cabeza,/y la llenan nubes de sueños rosas./Has de despertar, planea sobre el suelo/y comprobarás, la vida no es un sueño, no lo es..."). Y me di cuenta de que hacía ¡décadas! que no había oído aquella canción, de un grupo de cierto éxito, sobre todo local, pero que sonaba en el puesto de casetes en la plaza de El Fontán de Oviedo cuando yo era un chaval. Y sí, ya sé que no es serio, que no es de alguien que aspire a ser buen crítico, ni profesional, ni ná de ná, pero me emocioné... y desde ahí me ganaron estos chicos que quieren homenajear a Suso, qué se le va a hacer. Eso sí, si me preguntáis, os diré que
la torre de Suso no es una gran película, es tan sólo una película agradable lastrada por el abuso en algunos momentos de la ñoñería, y tal y tal.

[+] Escúchame en el programa de Noche de Cine del 17/XI/07

15 noviembre 2007

A VECES FALLA EL RIGOR, OTRAS LA INTENSIDAD



Desde luego, Elizabeth: La Edad de Oro no es precisamente la película más indicada para proyectarla en una clase de Historia, pero las interpretaciones de Cate Blanchett, Geoffrey Rush y Samantha Morton la elevan del peligro de ser un mero telefilm. Leones por corderos, por su parte, aparece lastrada por la propia naturaleza de su origen: la necesidad de dirigirse al votante norteamericano, llamado a las urnas el próximo año. Y Tom Cruise, y Meryl Streep, y Robert Redford se dirigen a él... hablando y hablando y hablando...

[+] Mi crítica de Elizabeth: La Edad de Oro en LaButaca.net
[+] Mi crítica de Leones por corderos en LaButaca.net

[+] En el BlogdeLaButaca.net: Clooney concienciado, De Palma polémico, Kaige fantástico y una luna embotellada
[+] En el BlogdeLaButaca.net: ¿De verdad se parecen tanto "Adiós pequeña adiós (Gone baby gone)" y "Mystic River"?
[+] En el BlogdeLaButaca.net: Maribel Verdú, esa gran actriz

12 noviembre 2007

NOCHES DE CINE



Vale, la foto es un churro, pero tiene su explicación: está hecha con un simple teléfono móvil el sábado por la noche, nada más terminar el programa de la semana pasada de Noche de cine, en el que hace ya más de un año han tenido a bien dejarme colaborar. No están todos los que son, pero sí que son todos los que están: de izquierda a derecha, tenéis a un servidor, a Sandra, Nuria (presentadora), Jaime y Luis, nuestro técnico. Y faltan en la foto Quique, Clara, Candela, Beatriz, Silvia (nuestra productora) y, por supuesto, José Ignacio, que dirige el programa desde Los Angeles. Y desde luego Óscar, quien hace unas semanas dejó el programa por más altos designios profesionales, y que ha sido todo un maestro en esto tan apasionante de hacer radio.

¿Que por qué he querido presentároslos? No sólo porque cada noche de sábado, de 22 a 24 h., pasamos revista, de manera distendida y agradable (o al menos eso pretendemos) a la actualidad del mundo del cine, sino porque, a partir de ahora, iré colgando vínculos para que todos aquéllos que queráis y no podáis oírlo en directo en Radio Intereconomía, podáis descargároslo (si es que hay alguien tan aburrido como para hacerlo, claro). Y porque me apetecía deciros que tengo unos compañeros que no me merezco. ¿Hace falta alguna razón más? ¿A que no?

El vínculo con el programa del pasado sábado, aquí. Tarda un poco en cargar (con mi conexión, una normalilla de 1 MB, unos dos o tres minutos, así que os recomiendo abrirlo en una ventana o pestaña nueva, para así poder seguir navegando mientras tanto), pero espero que os merezca la pena.

[+] En el Blogdelabutaca.net: "Un funeral de muerte": el humor negro va por barrios

09 noviembre 2007

HA NACIDO UNA ESTRELLA





La excesiva, desequilibrada y sin embargo hermosa El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford, de Andrew Dominik, será recordada por los cinéfilos no sólo por contener algunos instantes para fijar en la memoria (aunque su eficacia pierda pegada por el desmesurado metraje); sino, sobre todo, por significar, junto a Adiós pequeña, adiós, la constatación de un descubrimiento: el prodigioso Casey Affleck.

[+] Mi crítica de El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford en LaButaca.net

[+] EL ASESINATO DE JESSE JAMES POR EL COBARDE ROBERT FORD o cocina a fuego lento, en The Alchemist

[+] En el Blogdelabutaca.net: Philip Glass, o la plantilla que se repite; Ron Howard, quita tus manos de "Caché (Escondido)"; Orson Welles vs. Woody Allen, y "Elizabeth: La Edad de Oro", o los cultos también tienen derecho a secuelas

06 noviembre 2007

MINUTOS MUSICALES (III)



LA DESOLACIÓN

Las cuerdas protagonizan la entrega de este mes. En primer lugar, con la banda sonora de Promesas del Este, de Howard Shore, un fiel colaborador de David Cronenberg, a quien regala siempre partituras de una belleza melancólica que contrasta con la contundencia de las cintas del canadiense. Y esta última entrega no podía ser diferente, sobre todo por contener una historia tan teñida de tristeza y dureza como la que revela esta suite, en la que las suaves referencias eslavas tiñen el conjunto con una nostalgia trágica que baña lo visto en pantalla.

Howard Shore, Eastern Promises. BSO Eastern Promises (2007) (5:06 min.)





LA JUVENTUD

El bosque no es sólo la mejor banda sonora compuesta por James Newton Howard para una película de M. Night Shyamalan: es que nos encontramos, simplemente, ante una de las mejores partituras para cine de los últimos tiempos. Algo a lo que contribuye el prodigio de Hilary Hahn, que no sólo fue elegida por su virtuosismo al violín, sino también porque, en aquel momento, tenía la misma edad que la protagonista interpretada por Bryce Dallas Howard (25 años). Sea como sea, un CD imprescindible, de principio a fin, y del que el tema que presentamos es una muestra representativa, pero no la única de un score impresionante.

James Newton Howard, What Are You Asking Me? BSO The Village (2004) (6:01 min.)





LA BELLEZA

Ahora que Philip Glass parece empeñado en repetir una y otra vez la misma banda sonora, es bueno recordar que hubo una vez en que sus composiciones para cine eran una maravilla. Pueden elegirse muchos ejemplos que lo demuestren; aquí traemos un tema de Mishima, la cinta de Paul Schrader para la que contó con la colaboración del Kronos Quartet, un tándem que regaló buenos momentos para el recuerdo. La sencilla belleza de este tema hace añorar que Glass retome la senda que lleva abandonada más o menos desde que pergeñó Las horas... hace unas cuantas partituras ya.

Philip Glass, Mishima-Closing. BSO Mishima: A Life In Four Chapters (1985) (3:02 min.)


[+] Minutos musicales I y II

[+] En el Blogdelabutaca.net: ¿Tendrá J. A. Bayona que esperar al 2013 para debutar en Hollywood? y "Persépolis" lo confirma: el cómic se ha hecho mayor

03 noviembre 2007

¡QUE ME INVADAN PERO YA!



La verdad es que Invasión, la última versión de la novela La invasión de los ladrones de cuerpos, de Jack Finney, me ha dejado más que mosqueado (y que conste que aquí voy a hablar de la película, así que si no queréis enteraros de más no sigáis leyendo, aunque creo que no es algo que estropee la cinta). Porque, de las cuatro que se han hecho hasta ahora, es la única en la que ser invadido y convertido en un individuo colonizado por una entidad extraterrestre no es tan malo.

Si en las otras tres versiones a lo que asistíamos era a una deshumanización total, la conversión de los seres humanos en unos entes robotizados sin voluntad alguna, en la de Hirschbiegel (bueno, o la de Joel Silver más bien, porque la intromisión del productor ha sido tal, que me temo que poco queda de la intención original del director de El hundimiento) los infectados se transforman en unos seres que ni sienten ni padecen, muy tranquilos ellos, que para colmo traen consigo un mundo sin guerras ni conflictos ni muertes violentas: es decir, la utopía (ese informativo con la cadena de firmas de tratados de paz en Iraq o Darfur, y que incluye un amistoso encuentro entre George Bush y Hugo Chávez se las trae) hecha realidad.


Tanto es así, que los guionistas han tenido que añadir un detalle asquerosillo para que no se nos olvide quiénes son aquí los malos: la infección se transmite mediante un vómito bastante repugnante. Menos mal, porque si no fuera así, hasta se nos olvidaría que Nicole Kidman, tan limpita y glamurosa siempre ella, es la buena, y los otros los terribles enemigos de la humanidad. En fin, que me tiene a mí bastante desconcertado esta última invasión en llegarnos.

31 octubre 2007

NACE EL BLOGDELABUTACA.NET



Pues sí, los chicos de LaButaca.net, al parecer no contentos con el ingente trabajo de mantener su web, han decidido dar un paso más y han creado el BlogdeLaButaca.net (¡toma ya chulería!) Una completa plataforma que cuenta con las secciones de Estrenos, Noticias, Opinión, DVD, Videojuegos, BSO, Clásicos y Enlaces, y que contará con la participación de todos los que colaboramos con la web. Creedme: si es de cine, está aquí; y os invito a que os paséis: no os arrepentiréis.

[+] Mis primeras colaboraciones en el BlogdeLaButaca.net: De Niro, Pacino y Nicholson, esos vagos; "Soy leyenda"... porque el cine me ha hecho así, y "Adiós, pequeña, adiós", o cómo perdemos un mal actor para ganar un buen director

28 octubre 2007

LA DECEPCIÓN






Una historia potente, medios, actrices conocidas... y sin embargo, con estos mimbres, Emilio Martínez-Lázaro apenas ha sido capaz de montar en Las 13 rosas algo más cercano a un telefilm que a una verdadera película. Sin duda, una de las decepciones del año.

[+] Mi crítica de Las 13 rosas en LaButaca.net

25 octubre 2007

ANIMANDO A LITTLE NEMO



No hace falta descubrir a estas alturas a Little Nemo, el personaje creado por el gran Winsor McCay, a nadie que ame los comics. Las aventuras del pequeño que, en cada entrega dominical (se publicaban en el New York Herald, y la primera y mejor serie se sucedió entre 1905 y 1911) terminaba cayéndose de la cama en la última viñeta, viviendo un mágico y onírico (nunca mejor dicho) viaje por el fantástico mundo de Slumberland, son aún hoy un prodigio por su calidad, el juego con las perspectivas, la imaginación...

Winsor McCay fue, además, uno de los padres de la animación, y sus trabajos, teniendo en cuenta los años en que fueron concebidos, son de una calidad y una belleza realmente impresionante. Tuve ocasión de ver algunos de ellos hace más de un año en el blog, ahora suspendido, de Marnie la Litrona. Pero acabo de descubrir, trasteando por YouTube, el que dedicó a su personaje más famoso. Y ése es el corto que ahora os traigo. Muy curioso porque, aunque verdaderamente animados son sólo los dos últimos minutos (aunque la espera merece la pena, porque, si tenemos en cuenta que el corto es de 1911, el resultado coloreado a mano es verdaderamente soberbio), todo lo que antecede, la ironía sobre el inmenso trabajo que suponía crear miles de dibujos, es todo un guiño, ahora que la animación tradicional fenece, a lo que fue el verdadero milagro de dar vida a lo que no era más que una ilusión (y, ¿no es eso el cine?).

Señoras y señores; con todos ustedes, Winsor McCay y Little Nemo:

22 octubre 2007

EL DEBATE MÁS CANSINO



Curiosa la situación de la cartelera: llevamos cuatro semanas en las que se han ido estrenando algunas de las apuestas más importantes del cine español para este año, dos de ellas notables (Mataharis, de Icíar Bollaín y Siete mesas (de billar francés), de Gracia Querejeta), una correcta opera prima (El orfanato, de Juan Antonio Bayona) y, eso sí, una decepción (Las 13 rosas, de Emilio Martínez-Lázaro). Y además, bastaba pasarse este fin de semana por delante de cualquier sala en la que estuvieran proyectando la cinta de Bayona para quedarse boquiabierto ante las colas y darse cuenta de que sí, que el cine español de calidad es capaz de interesar al público cuando cuenta historias que enganchan, tienen intérpretes creíbles, producción cuidada...



O sea, exactamente igual que cualquier cinta, venga de donde venga. Porque, al final, de lo que hablamos es de buenas o malas películas, y de nada sirven los que descalifican todo lo que se hace en España en su conjunto, como si fuera lo mismo (¿qué tienen que ver las películas citadas con Caótica Ana, con Café solo... o con ellas?, con La soledad (quizá la joya española del año), con En la ciudad de Sylvia, con Lo que sé de Lola, con Ekipo Ja, con Bosque de sombras, con Concursante o con cualquiera de los miles de trabajos que pueden verse en festivales y sesiones minoritarias, pero en los que están involucrados decenas de creadores, entre ellos muchos de talento?), como los que, en una absurda defensa a ultranza, endogámica y acrítica, caen en absurdos como aquella gala de los Goya en la que la entonces presidenta, Mercedes Sampietro, atacó las grandes producciones de Hollywood como si fueran inferiores (con especial mención a Harry Potter y Shrek, que no creo que sean precisamente lo más impresentable que nos ha llegado del otro lado del charco).




¿Dejaremos a un lado de una vez los tópicos, tanto de un lado como de otro? ¿Es casual que las propuestas de Bollaín, Querejeta y Bayona carezcan de los supuestos “lugares comunes” de nuestro cine (sexo gratuito, sesgo político, violencia)? ¿Podremos, por fin, ponernos de acuerdo y juzgar una a una las obras que se estrenen, sin regalarles nada pero también sin condenarlas a priori?

Sí, ¿podremos o, por el contrario, tendremos que resignarnos a que destruir o ensalzar, sin un juicioso término medio, sea nuestra forma habitual de aproximarnos a todo?

19 octubre 2007

ME RÍO, ¿ES GRAVE?




Defitivamente, va a ser verdad que trabajar para la Disney tiene consecuencias. O por lo menos, a esa conclusión puede llegar uno cuando le cae en las manos algo tan retorcidamente divertido como El libro de los conejitos suicidas, de Andy Riley; un señor que, por lo visto, es un atareado guionista de programas para la televisión y el cine británicos, además de la película Gnomeo and Juliet (?) de los herederos del tío Walt.

Pero, a esta faceta, Riley une la de dibujar una tira semanal para The Observer Magazine y la de haber creado, también como ilustrador, una serie disparatada en la que el humor negro reina sin límites: en efecto, sus viñetas mudas en las que tiernos conejitos ingenian mil y una maneras para pasar a mejor vida nos ponen una sonrisa en la cara
que sólo, cuando lo pensamos mejor, pueden traer consigo algún remordimiento. En el fondo, ¿de qué nos reímos? ¿Es que tiene alguna gracia ver a esos monísimos roedores pegarse con cola a la cubierta de un submarino a punto de sumergirse, corriendo a ponerse delante de una jabalina que ellos mismos lanzan, permaneciendo pacientes bajo una estalactita, o tomando el sol mientras el resto de los animales van subiendo al arca de Noé? (y eso, sólo por citar algunos ejemplos descriptibles con palabras).

Pues sí, lo confieso: tiene mucha gracia, por esa extraña combinación que Riley consigue de ternura y gamberrismo, de brutalidad calculada e ironía. Y cómo no, no podía faltar el guiño cinematográfico, con suicidios en los que La guerra de las galaxias o Atracción fatal sirven de imaginativa inspiración. Claro que nada que ver con mi favor
ito, el que abre este post: el uso adicional que un conejito es capaz de obtener del teletransporte de Star Trek, esa cosa que todos deseamos que inventen pero ya para aliviarnos de tanto atasco y estrés.

Y eso es sólo una muestra: en las páginas de este libro, encontraréis muchos más ejemplos. Y os aseguro que, por mucho esfuerzo que pongáis, la sonrisa se os asomará; ya veréis cómo sí.

16 octubre 2007

CORRECCIÓN ANTE TODO



El orfanato
es una película correcta a la que en nada benefician las excesivas expectativas ni una actriz tan limitada como Belén Rueda. Y si de corrección hablamos, una bien británica: la del remake de La huella. ¿Y Michael Caine? Soberbio, claro; ¿qué esperabais?

[+] Mi crítica de El orfanato en LaButaca.net
[+] Mi crítica de La huella en LaButaca.net

[+] Recordando a 'Los otros', en Cinempatía
[+] Buen Orfanato, pero ¿de nuevo fantasmas y caserones?, en Tras las puertas
[+] Preestreno: 'La huella'. Buen 'remake' de Branagh, en Tras las puertas

[+] Un, dos, tres, toque a la pared..., en La espiral roja

13 octubre 2007

¿CACHARROS EN LA CABEZA? DE PHILIP K. DICK, FIJO



Es una contradicción estupenda: a pesar de ser uno de los autores más atractivos, el universo literario de Philip K. Dick es casi imposible de aprehender por el cine. De hecho, la adaptación más fiel, respetando los particulares temas y estilo del autor de El hombre en el castillo, resulta también, por paradójico que pueda parecer, una de las más insatisfactorias cinematográficamente hablando. Porque uno no puede más que sentir simpatía ante los denodados esfuerzos de Richard Linklater por ser fiel a un libro tan complicado, sugerente y con tantos niveles como Una mirada a la oscuridad, pero hay que reconocer que el resultado, A Scanner Darkly, parece una versión de cartón piedra de lo reflejado en el libro.

De hecho, si uno pasa lista a los proyectos mayores que han partido de novelas de Dick, ¿qué similitudes encuentra? Pocas; dejando a un lado telefilmes y filmes de bajo presupuesto, ni Blade Runner parece tener mucho que ver con Desafío total, ni Paychek con Minority Report, ni Next (¡horror!) con la peli de Linklater. ¿O sí?


Si en algo se parecen, es que todas han tomado como base ideas presentes en los relatos de origen, pero luego han seguido sus propios caminos. Lógico, si sobre todo se tiene en mente lo comercial: no hay nada menos fácil o filmable que una novela de Dick, especialmente las de su última etapa. Y sí, es verdad que, aquí y allá, aparecen los temas de la obra dickiana: las dudas sobre lo que es real y lo que no (algo presente en el concepto de humanidad de los replicantes scottianos, pero también, no lo olvidemos, en la propia estructura del relato de acción de Desafío total), los poderes extrasensoriales (predicciones del futuro en Minority Report y en, ¡puag!, Next) o los robots que se erigen en perfectos simulacros de los seres humanos (Blade Runner de nuevo). Curiosamente, el tema de las drogas sólo ha sido tratado abiertamente en la cinta de Linklater.


Pero ninguna de ellas, salvo esta última, se atreve a llegar a sus máximas consecuencias, independientemente de que, en algún caso, se consigan obras sobresalientes (las de Scott, Verhoeven y Spielberg, por supuesto). Pasa un poco como con Yo, robot, que cogía las tres leyes de la robótica de Asimov y a la doctora Susan Calvin (bastante más mejorada en su versión de celuloide, todo hay que decirlo), pero poco más. ¿Lícito? ¿No lícito? Poco importa: lo que cuenta es el resultado.

Aunque hay algo que me hace gracia: parece que, en toda película basada en un relato de Dick que se precie, tiene que haber, por narices, una escena en la que al protagonista le encasquetan un aparato o, en su defecto, alguien quiere examinarle el ojo (en las fotos que acompañan este post tenéis las pruebas). Claro que ninguno tan ridículo como Next, con una escena que parece sacada de un remake de saldo de La naranja mecánica y que, para colmo, no viene a cuento... bueno, como casi todo en ese enorme peñazo protagonizado por Nicolas Cage, y que no salva ni la Jessica Biel, que ya es decir.

10 octubre 2007

FESTÍN DE CINE


¡Menudo festín de buen cine!: Promesas del Este y Siete mesas (de billar francés); David Cronenberg y Gracia Querejeta; Mortensen, Watts, Mueller-Stahl...; Maribel Verdú, Blanca Portillo, Jesús Castejón... ¿Por qué no tendremos más fines de semana de estreno así, por qué?

[+] Mi crítica de Promesas del Este en LaButaca.net
[+] Mi crítica de Siete mesas (de billar francés) en LaButaca.net

[+] De nuevo, el mejor Cronenberg, en Cinempatía
[+] La mafia rusa en Londres, en Cinempatía
[+] Londres oscuro en "Promesas del Este", en Tras las Puertas

07 octubre 2007

DELICIA DE ORIGAMI



Como todos sabréis, el Festival de Sitges ya está en marcha. Los blogs rebosan de comentarios, críticas e informaciones sobre él; espero que continúe con el buen nivel de los últimos certámenes. Y la advocación bajo la que se va a celebrar no puede ser mejor, el sacrosanto nombre de Blade Runner y este estupendo cartel, un originalísimo homenaje a la cinta de Ridley Scott en el que el archiconocido unicornio de origami (vulgo papiroflexia) se ve enfrentado a un descomunal e imprevisto rival también hecho de papel: el King Kong que cada año visita la costa catalana. Un afiche ante el que, desde luego, sólo cabe quitarse el sombrero. Ojalá no nos lo volvamos a poner de aquí al día 14.

04 octubre 2007

ROLES FEMENINOS



¿Que La extraña que hay en ti es ambigua? ¡Anda, que si llega a ser evidente! Y, con Mataharis, Icíar Bollaín ha firmado, sin duda, la mejor película española de lo que llevamos de año: una auténtica joya.

[+] Mi crítica de La extraña que hay en ti en LaButaca.net
[+] Mi crítica de Mataharis en LaButaca.net

[+] Jodie Foster se pone vengativa, en Cinempatía

[+] 'Mataharis' no mata pero hiere, en Tras las puertas

01 octubre 2007

MINUTOS MUSICALES (II)



DONDE LOS LEONES LLORAN

Hablar de John Williams, qué duda cabe, es hacerlo de uno de los popes de las bandas sonoras, y que ha tenido en sus colaboraciones con Spielberg varios de sus trabajos más memorables. Desgraciadamente, Inteligencia Artificial no se cuenta entre sus partituras más inspiradas... salvo el tema que ahora ofrecemos, que acompañaba además una de las mejores secuencias de esta irregular película. El viaje desde Rouge City, la ciudad del vicio, a una Nueva York apocalíptica e inundada, con la imagen imborrable de los grandes leones de piedra "llorando", tiene en este fragmento un perfecto correlato.

John Williams, The Mecha World. BSO A. I. (2001) (6:23 min.)





OSCURA BELLEZA

Tideland, la última película (esperemos que no en un sentido literal) de Terry Gilliam, nació predestinada para la polémica. Esta versión sórdida y oscura de Alicia en el país de las maravillas no es, desde luego, plato para todos los gustos. Y sin embargo, una belleza extraña recorre sus imágenes, un contraste entre la fealdad, e incluso brutalidad, de lo que se muestra, y la fuerza de la poesía. Por eso deja marca la banda sonora de Mychael y Jeff Danna, porque su delicadeza contrasta con lo mostrado, como en este momento en el que la pequeña Jeliza-Rose se sienta en el regazo de su fallecido padre, ya en proceso de descomposición, y le habla como si aún estuviese vivo... No podía ser mayor la confrontación entre lo que vemos y lo que oímos, de ahí la fuerza de esta pieza.

Mychael y Jeff Danna, In the Chair With Daddy. BSO Tideland (2005) (1:45 min.)





¡FIESTA!

En general, soy de los que piensan que las recopilaciones de canciones no forman una verdadera banda sonora... salvo en contadas ocasiones, como en las películas de Quentin Tarantino, un auténtico buscador de rarezas que luego le encajan como un guante a sus películas. Death Proof, claro, no podía ser una excepción; y si no, vaya aquí este ejemplo, la canción con la que se cierra la cinta, la relajación festiva tras el costoso triunfo de las tres chicas. Que, para colmo, no he podido quitarme de la cabeza desde la primera vez que la oí, y que sirve de perfecto broche para esta pequeña selección.

April March, Chick Habit. BSO Death Proof (2007) (2:07 min.)


[+] Minutos musicales (I)