13 octubre 2007

¿CACHARROS EN LA CABEZA? DE PHILIP K. DICK, FIJO



Es una contradicción estupenda: a pesar de ser uno de los autores más atractivos, el universo literario de Philip K. Dick es casi imposible de aprehender por el cine. De hecho, la adaptación más fiel, respetando los particulares temas y estilo del autor de El hombre en el castillo, resulta también, por paradójico que pueda parecer, una de las más insatisfactorias cinematográficamente hablando. Porque uno no puede más que sentir simpatía ante los denodados esfuerzos de Richard Linklater por ser fiel a un libro tan complicado, sugerente y con tantos niveles como Una mirada a la oscuridad, pero hay que reconocer que el resultado, A Scanner Darkly, parece una versión de cartón piedra de lo reflejado en el libro.

De hecho, si uno pasa lista a los proyectos mayores que han partido de novelas de Dick, ¿qué similitudes encuentra? Pocas; dejando a un lado telefilmes y filmes de bajo presupuesto, ni Blade Runner parece tener mucho que ver con Desafío total, ni Paychek con Minority Report, ni Next (¡horror!) con la peli de Linklater. ¿O sí?


Si en algo se parecen, es que todas han tomado como base ideas presentes en los relatos de origen, pero luego han seguido sus propios caminos. Lógico, si sobre todo se tiene en mente lo comercial: no hay nada menos fácil o filmable que una novela de Dick, especialmente las de su última etapa. Y sí, es verdad que, aquí y allá, aparecen los temas de la obra dickiana: las dudas sobre lo que es real y lo que no (algo presente en el concepto de humanidad de los replicantes scottianos, pero también, no lo olvidemos, en la propia estructura del relato de acción de Desafío total), los poderes extrasensoriales (predicciones del futuro en Minority Report y en, ¡puag!, Next) o los robots que se erigen en perfectos simulacros de los seres humanos (Blade Runner de nuevo). Curiosamente, el tema de las drogas sólo ha sido tratado abiertamente en la cinta de Linklater.


Pero ninguna de ellas, salvo esta última, se atreve a llegar a sus máximas consecuencias, independientemente de que, en algún caso, se consigan obras sobresalientes (las de Scott, Verhoeven y Spielberg, por supuesto). Pasa un poco como con Yo, robot, que cogía las tres leyes de la robótica de Asimov y a la doctora Susan Calvin (bastante más mejorada en su versión de celuloide, todo hay que decirlo), pero poco más. ¿Lícito? ¿No lícito? Poco importa: lo que cuenta es el resultado.

Aunque hay algo que me hace gracia: parece que, en toda película basada en un relato de Dick que se precie, tiene que haber, por narices, una escena en la que al protagonista le encasquetan un aparato o, en su defecto, alguien quiere examinarle el ojo (en las fotos que acompañan este post tenéis las pruebas). Claro que ninguno tan ridículo como Next, con una escena que parece sacada de un remake de saldo de La naranja mecánica y que, para colmo, no viene a cuento... bueno, como casi todo en ese enorme peñazo protagonizado por Nicolas Cage, y que no salva ni la Jessica Biel, que ya es decir.

15 comentarios:

Guido dijo...

Nunca me provoco ver esta pelicula, a pesar de que me encanta Linklater.

Cuando vas a escribir de El Orfanato?

Estoy contando los dias para ver esa pelicula!

Thalatta dijo...

jajajajaja leyendo el artículo ha venido mi hijo y ha preguntado si estaba leyendo algo sobre cabezas.
Pues no he visto Next ni la de Linklater, pero es una pena que no salgan "cositas buenas" en este género.
Como te estás retrasando con lo del orfanato te adelantaré que soy de las que "no me ha gustado". No diré más a ver si te animas y posteas ;)
Besoss

Anónimo dijo...

Hola.

Soy nuevo en este blog y lo he descubierto de casualidad gracias a mi admirado Chuspi.
Me parece un gran blog que merecería tener m´´as lectores de los que seguro ya tiene.
Hablando de cine, tengo que decir que Minority Report me gusto, desafio total en su época fue impresionante (más si tienes 13 ó 14 años)y gracias a ti ya se que no debo ver Next.
El otro día pude ver 28 semanas después y si quitas las escenas donde la cámara se vuelve loca creo que es una película más o menos decente, si la comparamos con la última de Jet Li u otras abominaciones que se ven ultimamente.
Un saludo, si quieres puedes pasarte por mi humilde blog:

blogs.hoycinema.com/jontorron

Cineahora dijo...

Totalmente de acuerdo en esta especie de imagen/icono.

Por mi parte, si veo una imagen de alguien con un cacharro de estos en la cabeza, o escaneándole el ojo, lo asocio directamente con algo de Philip K. Dick.

¡Y con lo que le costó a K. Dick obtener el reconocimiento en vida!

Un saludo, Rosenrod.

Alvaro G. Loayza dijo...

P. K. Dick en el cine, vaya tela . . ., muy buen post, además de dejaste salivando como el perro de Pablov con el estreno de "Eastern Promises" de Cronenberg y estoy absolutamente de acuerdo contigo a cerca de la rutilante banda sonora de "Death Proof" en la cual una vez más Quentin brilla como un maestro compilador en la puesta en escena, saludos.

Ángel Azul dijo...

Llego acá y me siento mal por no poder opinar. Hoy deseaba ir al cine, me encanta pero no voy todo lo que desearía. Me gusta la Ciencia ficción pero no como para elegirla cuando pasé mucho tiempo sin ir a una sala. Me maravilla leer las críticas y decubrir el conocimiento de los otros. Yo no soy nada técnica para juzgar peliculas sólo sé si me gustan o no.
Me encanta lo que es la "cocina" del cine y lo que tiene que ver con los efectos especiales. Mi sobrino trabaja en eso en Londres y mi hermano ha dirigido películas de dibujos animados muy reconocidas, su nombre es Oscar Grillo.
Te dejo un saludo y gracias por tu hermoso comentario en mi post.

Rosenrod dijo...

Hola, Guido, y bienvenido. En breve, en breve aparecerá aquí la reseña...

Pues mañana podrás leer mi opinión, Tha.

Bienvenido, Anónimo. Me paso ahora mismo a echarle un vistazo a tu blog.

Ya te digo, Cineahora; aunque perpetraciones como las de "Next" no estoy seguro que entren en el apartado, precisamente, de "reconocimientos" :)

Si es que Cronenberg y la BSO de "Death Proof" entran directamente en la categoría de lo indiscutible, Álvaro.

Bienvenida, Ángel. Y una cosa es cierta: el día que una opinión sea tan sólo técnica, sin un ápice de emoción o pasión, será algo inane, sin importancia...

Gracias a todos y ¡buena semana! (que ésta viene muuuuuuuy larga) :)

An dijo...

P.H. Dick es un autor dificil de pasar a la pantalla, más que nada por que sus obras requieren una reflexión profunda que, en la malloria de los casos, crearía un telefilme un poco tedioso,pero quien sabe, siemprep uede saltar la liebre ( aunque de aqui a que salte puede que ya sea mecanica)Haller vi Guia del autoestopista galactico basada en el libro de Douglas Adams, pero personalmente no consiguio la ilaridad de la obra original ...( el pez babel no tiene desperdicio)Saludos amigo

Alejandra dijo...

Veo siempre en las librerías los libros de Philip Dick, unos que son de cuentos y creo que cinco tomos.
Nunca lo he intentado, pero con lo que leo ahora se ve interesante...
Saludos

Dark Euridice dijo...

Jaaaaaaaa!!!! Para variar, las mataste a todas!!!!! jajaja estoy empezando a pensar que no te gusta el género.... :)

Hatt dijo...

Yo creo que la mejor adaptación del universo K. Dick es "El show de Truman". En cuanto a parte de su concepto esquizofrénico/paranoico de la vida. De hecho leyendo la interesante biografía que E. Carrère hizo sobre él ("Yo estoy vivo y vosotros estáis muertos") me vino a la cabeza esta idea en varias ocasiones... Además que es "Una mirada a la oscuridad / A Scanner Darkly" sino una obsesión en torno a la vigilancia y una reflexión sobre la esquizofrenia y sobre el hecho de estar vigilado (hablo del libro, no he visto la adaptación por pereza).

Y curioso el fetichismo óptico ("ópticofilia" jejeje) de sus adaptaciones...

e-catarsis dijo...

Y si lo dejamos en que simplemente estan inspiradas en las novelas???
No todas las novelas son susceptibles de adaptaciones cinematográficas pero sí que pueden estar inspiradas en ellas ¿no?
Bueno no sé yo es que de esto no se mucho la verdad
:)

Rosenrod dijo...

La verdad es que son dos mundos bastante difíciles de transformar en celuloide, An; algo se entrevé, pero no llegan a captar todo su complejidad.

Si quieres empezar por uno, Alejandra, te recomiendo "El hombre en el castillo" o "Ubik": son el universo dickiano en pura esencia, y son incluso superiores a "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", por más que esta última, gracias a "Blade Runner", sea la más conocida.

¡Mujer, Dark! ¡A todas no! Cómo eres... :)

La biografía es realmente fascinante, Hatt. Yo me la devoré: no es de extrañar que de alguien así salieran los libros que salieron. Y no deja de ser curioso que, en el fondo, él ansiase ser conocido como escritor de literatura "seria", y despreciara precisamente los libros que le harían famoso.

Pues eso, E-catarsis: tú lo has dicho; "inspiradas" es la palabra más certera... aunque es cierto que a veces falla la inspiración (estrepitosamente diría yo, si nos referimos a "Next")

Un saludo!

Estrellita Mutante dijo...

Philip k. Dick debe ser uno de los escritores a los que más ideas le han fusilado en el cine.

Crunch dijo...

El unico director que se me ocurre podría una adaptación realmente brillante es Terry Gilliam.
Y es que el PH.K.Dick esa un gourmet de LSD de primera, y no se, me da a mi que el Gilliam también ha flipao lo suyo.

saludos!