25 octubre 2007

ANIMANDO A LITTLE NEMO



No hace falta descubrir a estas alturas a Little Nemo, el personaje creado por el gran Winsor McCay, a nadie que ame los comics. Las aventuras del pequeño que, en cada entrega dominical (se publicaban en el New York Herald, y la primera y mejor serie se sucedió entre 1905 y 1911) terminaba cayéndose de la cama en la última viñeta, viviendo un mágico y onírico (nunca mejor dicho) viaje por el fantástico mundo de Slumberland, son aún hoy un prodigio por su calidad, el juego con las perspectivas, la imaginación...

Winsor McCay fue, además, uno de los padres de la animación, y sus trabajos, teniendo en cuenta los años en que fueron concebidos, son de una calidad y una belleza realmente impresionante. Tuve ocasión de ver algunos de ellos hace más de un año en el blog, ahora suspendido, de Marnie la Litrona. Pero acabo de descubrir, trasteando por YouTube, el que dedicó a su personaje más famoso. Y ése es el corto que ahora os traigo. Muy curioso porque, aunque verdaderamente animados son sólo los dos últimos minutos (aunque la espera merece la pena, porque, si tenemos en cuenta que el corto es de 1911, el resultado coloreado a mano es verdaderamente soberbio), todo lo que antecede, la ironía sobre el inmenso trabajo que suponía crear miles de dibujos, es todo un guiño, ahora que la animación tradicional fenece, a lo que fue el verdadero milagro de dar vida a lo que no era más que una ilusión (y, ¿no es eso el cine?).

Señoras y señores; con todos ustedes, Winsor McCay y Little Nemo:

9 comentarios:

Maria Del dijo...

Acabo de ver el video y al principio me ha entrado nostalgia recordando un especial que había en un programa de los domingos, la cometa blanca o lapiz y papel, no se, que salia un dibujante conocido que enseñaba las bases de como dibujar, de ahí aprendí a como pintar un hombre con chaqueta (que hoy en dia es a lo mas que llego y de agradecerles enseñarme al menos eso)
Luego otra cosa que me ha hecho pensar es que antes era jodido dibujarlos, pero ahora tambien hay que tener en cuenta que un año de trabajo se puede perder en un segundo gracias al típico"¿Esta usted seguro que quiere borrar el archivo?" "Si, mierda, lo he borrado, habras hecho la copia de seguridad ¿no?" "no, esto..¿no la habias hecho tu?"
Un saludo

vargtimen dijo...

No conocía Little Nemo y por lo que escribes y lo que veo, ahora tengo curiosidad por ver más. Me zambulliré en el youtube un día de estos.

Un saludo!

Tamaruca dijo...

Me avergüenza reconocer que no concía a este personaje, todo un guiño a la nostalgia, ya sólo la melodía es evocadora :)

Rosenrod dijo...

¡Lo recuerdo, María, lo recuerdo! José Ramón Sánchez se llamaba.

Tanto este corto como los que venían en el post que os enlazo del blog de Marnie son una maravilla, Varg. Y son alucinantes, sobre todo, si tenemos en cuenta el año en que se hicieron.

De vergüenza nada, Tamaruca; sólo espero que el descubrimiento te haya merecido la pena.

Un saludo y buen fin de semana!

Lara dijo...

Pues yo tampoco lo conocía. Voy a "chafardear" jajaja...
Besos.

Té la mà Maria - Reus dijo...

lo leia de joven y me encantaba, buen post sobre el, felicidades y el video buen trabajo de localización

en nuestro blog tenemos otro post sobre las mujeres y el comic

saludos

Maria Del dijo...

Gracias por darme el nombre, no podía recorderlo, que ademas era mi dibujante favorito porque hacía las portadas de los libros de Barco de Vapor

Rosenrod dijo...

Pues espero que te haya gustado, Lara.

Muchas gracias, Té; la verdad es que es una delicia; me paso por vuestro blog.

De nada, María; es lo que tienen los recuerdos generacionales compartidos :)

Un saludo!

rolocine dijo...

Gracias por traerme estos recuerdos del pequeño Nemo, no es que sea viejo, sino que los había disfrutado tanto hace años cuando estudiaba cine. No había visto este corto, es una delicia. Te has dado cuenta en el detalle cuando proyecta a sus amigos el primer dibujo, los pasos del dibujo cuadro a cuadro no coincide con la toma posterior de él dibujando al mismo personaje.
Quisiera no despertar jamás, amo los sueños!
Saludos.