21 octubre 2006

POSTALES DEL APOCALIPSIS


El cine ha reflejado muchas veces el fin del mundo en medio de un cataclismo fulgurante e instantáneo (un meteorito, una guerra nuclear definitiva, una invasión extraterrestre...), pero hay una serie de películas que han preferido optar por mostrar a la Humanidad en una lenta agonía, una muerte similar a la del enfermo que se consume entre su propia suciedad, degradándose y descomponiéndose mientras aún está vivo. A esa última categoría pertenece Hijos de los hombres, la película de Alfonso Cuarón.

Como en los grandes clásicos, Cuarón nos ofrece una visión pesimista de un futuro cercano en el que la Humanidad camina hacia su extinción definitiva cuando, a una serie de no explicitadas catástrofes y guerras que han arrasado la mayor parte del mundo civilizado, se les une la plaga definitiva: la infertilidad de las mujeres. Hace 18 años que no ha nacido nadie en el planeta, y la sensación de ir hacia el fin no hace más que exacerbar las tensiones sociales: los extremismos religiosos se disparan (quizá por lo que de bíblico parece tener la maldición), los inmigrantes que llegan a riadas a la Inglaterra relativamente indemne de la catástrofe son confinados y maltratados de una forma claramente inspirada en las imágenes de la época nazi, las calles son un caos en las que grupos terroristas de muy diversa índole se disputan los despojos y todo, absolutamente todo lo que abarca la mirada, está sucio, degradado... la imagen misma de la descomposición: la extinción desemboca en la paranoia extrema, y cada vecino debe vigilar a su vecino.

Hay críticos que reprochan a Cuarón que, partiendo de este material, no haga una crónica completa de los sucesos que han llevado a esa situación, que la mayor parte del tiempo son apenas insinuados; y esas críticas despachan de un plumazo esta extraordinaria película con el argumento de que se trata de otro espectáculo más made in Hollywood, en el que la reflexión se deja de lado en detrimento de la acción y que se contrapone, precisamente, con la visión que ofrecía un clásico como Cuando el destino nos alcance (algo que, inevitablemente, me lleva al carcajeo: ¿es que la película de Fleischer, estupenda por cierto, no era una apuesta muy similar a la que ahora nos ocupa?); unos críticos que, además, cayeron de rodillas ante El tiempo del lobo, de Haneke... en la que ni siquiera se explicaba qué había llevado al apocalipsis.

Es cierto que en el guión de Cuarón hay algunos puntos débiles (¿tiene lógica que una sociedad sin niños, en la que, por tanto, cada vida es aún más valiosa, el Gobierno suministre a sus ciudadanos completos kits de suicidio para facilitarles la salida a la depresión generalizada?), que desconozco si vienen de la novela de P. D. James, que no he leído. Pero a cambio, afronta una apuesta mucho más arriesgada: escenificar el descenso a los infiernos del protagonista, un funcionario con un puesto cómodo y sin complicaciones, un privilegiado del sistema, que acaba dejándolo todo por ayudar a la única mujer embarazada (¡para colmo, inmigrante en una sociedad xenófoba!) y protegerla de un Gobierno criminal y de un poderoso grupo terrorista.

Y lo hace con un poderío visual simplemente apabullante. Utiliza la cámara en mano para mostrarnos un Londres y una Inglaterra futurista que son las actuales pero exacerbadas en su degradación, e integra los efectos especiales, ayudado por una extraordinaria fotografía, de tal manera que la sensación es de hiperrealismo. Y, a partir de ahí, nos metemos en un viaje que no hace más que ir en crescendo, desde la eficaz secuencia inicial hasta el hermoso final, un trayecto punteado por la visión alucinada del Ministerio de las Artes, con las escasas grandes obras salvadas de la debacle de Europa (y en el que nos informan que apenas el Guernica y dos velázquez fueron salvadas de la destrucción de Madrid, o que la Piedad de Miguel Ángel se ha perdido para siempre), un edificio donde la cultura pop y el Renacimiento quedan definitivamente equiparados; la extraordinaria secuencia del ataque en el coche, que deja chiquita a la huida por la autopista de La guerra de los mundos; o toda la parte final en el campo de refugiados, auténtica enciclopedia de momentos de telediario, en los que la confusión ya llega al extremo ante el abigarramiento de personas de religiones, creencias e idiomas diferentes, y en la que la sensación de estar inmersos en la violencia de la batalla es total (¡vedla en un buen cine, con buena pantalla, con buen sonido!).

Así, Cuarón ha firmado una película que podría haber dirigido el mejor Spielberg. Y alguien capaz de hacer algo así y otra maravilla en las antípodas estilísticas como Y tu mamá también es alguien a tener en cuenta, muy en cuenta.

HIJOS DE LOS HOMBRES. Children of Men. Reino Unido, EE. UU., 2006. Color, 114 min. Director: Alfonso Cuarón. Intérpretes: Clive Owen, Julianne Moore, Michael Caine, Chiwetel Ejiofor, Charlie Hunnam, Claire-Hope Ashitey, Danny Huston, Peter Mullan, Oana Pellea. Guión: Alfonso Cuarón, Timothy J. Sexton, David Arata, Mark Fergus y Hawk Ostby, según la novela de P. D. James. Fotografía: Emmanuel Lubezki. Música: John Tavener. Producción: Marc Abraham, Eric Newman, Hilary Shor, Iain Smith, Tony Smith. Vista en: Cine.

[+] Hijos de los hombres, en El Gran Carnaval
[+] Hijos de los hombres, de Alfonso Cuarón, en Mi galaxia lejana
[+] Children of Men, en Pelisbilbao
[+] La Odisea, Children & End., en System Failure
[+] Hijos de los hombres. Crítica y reseña, en ¿Y si esta vez te quedaras?
[+] Crítica: Hijos de los hombres, en Cineahora
[+] Futuro sobrecogedor, en El séptimo cielo
[+] Peli del año, en Cosas que hacer en Móstoles cuando estás parado
[+] Cinema recensioni: Children of Men, en They Made Me Do It
[+] Children of Men, en Somewhere Only We Know
[+] Hijos de los hombres, en La butaca
[+] Hijos de los hombres: Incertidumbres de un futuro estéril, en Rod@ndo

[+] Hijos de los hombres, en Ojo de buey

34 comentarios:

Rebe dijo...

Una excelente película, sin duda alguna. Con un magnífico Clive Owen, y unos secundarios también estupendos. Además de la fantástica dirección de Cuarón. En definitiva, una maravilla. A ver si ahora me pongo yo a escribir mi comentario.

Besotes! :D

Anónimo dijo...

Parece que coincidimos en gustos (la he romendado hoy como estreno destacable de la semana). Si ya tenía ganas de verla, creo que ahora más...

Saludos desde Rod@ndo!

Iñaki Bilbao dijo...

Impresionante película de Alfonso Cuarón, intensísima y con gran fuerza dramática.
Se puede inscribir en varios géneros,aunque quizás el de "anticipación" sea el más conveniente y acertado.
Una película dura y muy violenta, con una violencia explosiva, áspera, que salpica a base de estallidos, aunque el tercio final sea de una brutalidad sin límites.
Empero, durante todo el metraje hay detalles de humor, un humor inteligente, que aparece incluso en los momentos más dramáticos.
Buenas interpretaciones (excelente Michael Caine, a quien es un placer oírle en versión original), y una perfecta ambientación con magníficos decorados, como suele ser habitual en los trabajos de Cuarón (aunque en este caso no sean "bonitos", pues la historia transcurre en un futuro feo, sucio y desolador).
Retrato, esperemos que no perfecto, del futuro próximo que nos espera, si no ponemos el remedio entre todos.

Vargtimen dijo...

También me gustó mucho esta película. La historia podría pasar por ser la típica película de aventuras o de acción con una pareja perseguida, adornada con detalles apocalipticos y algun toque de humor; pero la dirección de Cuarón es tan intensa y realista, que pegas saltos en la butaca.

ixchel dijo...

No se que esperar específicamente de está cinta de mi compatriota pero, la espero con ansias tampoco eh leído el libro, creo que por ahí empezaré (en lo que llega la movie) clásico que nos llega casi dos siglos después, grrr pero si llegas a verla antes por favor dame tu punto de vista.

Saludos.

Mikyma dijo...

Coincido contigo. Gran película, gran dirección, grandes actores.

Y sí que es curioso que Cuarón haya pasado de Y tu mamá también, a Harry Potter para acabar con Children of Men.

Este tío, mejora con el tiempo.

Director's Cut dijo...

Me gusta Alfonso Cuarón, tiene pocos films, pero son buenos. Incluso fue el primero en adulterizar a Harry Potter!

Nadie apostaba un euro por Clive Owen, muchos lo conocimos en "El Rey Arturo", pero mírale ahora! Cuantos papeles importantes y con que maestría los solventa. Futuro ganador de un Oscar.

Por cierto, nuevo corto en mi blog ;)

Saludos crack!

Donnie dijo...

Necesito verla YAAAAAAAA!!!!!

Quiero.....

Buff...pero bueno, habrá que esperar...esta vez no me toco elegir a mi en el cine...xD

saludos!!

Lucy_nariz_respingona dijo...

tengo muchas ganas de verla ... puede que vaya el próximo finde de momenot este tocó little miss sunshine y the black dalia.

la 1ª genial tienes que ir a verla ( es una sugerencia eh ) jeje me encantó es diferente y de un guión aparentemente cutre saca una historia fantástica y que hace que salgas del cine con una sonrisa de lado a lado .

muuack

Vade retro dijo...

No conocía a este director, debo agradecer lo mucho que estoy aprendiendo del séptimo arte en tu blog y tus pinceladas magistrales de crítica inteligente me seducen por completo.
Un beso Rosenrod.

Rosenrod dijo...

La dirección es buenísima, Rebe: eso, creo que ni los críticos mayores de la película pueden negarlo.

En este caso, no es raro que coincidamos, Sayuri: era de las más esperadas (y con razón).

Tienes razón, Iñaki: el tercio final es simplemente arrollador.

Por eso insisto en que se vea en un buen cine con buena imagen y sonido, Vargtimen (algo difícil si además se quiere verlas en V. O.). Yo la vi en los cines Ideal, de Madrid, y no sé qué les pasa últimamente con el sonido: eso hizo que la película se resintiese.

Ixchel: lo que he escrito son mis sensaciones después de haberla visto. Y como ya te he escrito tantas veces: ¡menudo trío de oro os ha salido en el cine!

Y sobre todo, qué bien se adapta a lo que le pide cada género, Mykima; eso no lo saben hacer muchos.

Que no se te escape, Álex.

Ésa la apunto entre las pendientes, Lucy: este fin de semana ha sido de locura, hacía mucho tiempo que no estrenaban a la vez tantas películas interesantes, ¡qué estrés! ¡Ni yo puedo ver tantas! :) De "La dalia negra" veo que no dices nada... lo que confirma lo que me me van diciendo: que es una decepción (o no, porque ya habíamos leído que en Venecia dejó bastante frío al personal).

Muchas gracias, Vade; de todas formas, me dejo llevar por mi gusto personal, que no tiene por qué coincidir con el tuyo; pero creo que ésta es una de esas películas que sí se pueden recomendar sin miedo.

Gracias a todos!

Lluna de foc dijo...

Sin duda siempre pintan el futuro muy triste, pero con un poco de esperanza. tendremos que verla, pero quiza me espere mas adelante, estoy muy sensible con este tema de momento.

Besos y excelente crítica como siempre

Dark Euridice dijo...

No habia oído de esta peli... ni bien pueda la miro. Me tentaste!!
Saludos

Darthz dijo...

Tengo que verla...

He vuelto, un saludo.

Lewis Prothero dijo...

Poco mas que añadir a una de las mejores cintas del año. Lo mejor de todo es esa sensacion al salir del cine cuando empiezas a darle vueltas a la cinta y te das cuenta de que todo encaja...

Lo de leer creo que se hacia pasando una pagina detras de otra no? xD

thalatta dijo...

Qué miedo da... tal vez por no ser del todo improbable.
Me gustará :)
Besos.

pequeñoIbán! dijo...

Postales desde el apocalipsis? Se ajusta perfectamente a la dimensión de la película. Visual más que de guión... y coincido contigo que esto no es nada malo y no debería dar lugar a descalificaiones irreflexivas

Por cierto. A mi lo del coche también me pareció brutal. me acojonó muchísimo el cristal estallando

Istharb dijo...

Joer poned alguna peli que yo conozca... jajajjajaja

Gracias por tú comentario. Claro que es dificil luchar, pero no se, a mi me parece más dificil quedarse ahí sin hacer nada

kuroi yume dijo...

Lo del ataque al coche es increíble, cierto. Pero la escena de sitio de cento de refugiados, cámara en mano como si fuera un parte de guerra (incluso salpicaduras a la cámara!) fue INCREÍBLE.

La vi en el Festival de Sitges, en la pantalla más grande posible, en V.O. y la verdad es que no esperaba nada especial del director... Salí alucinado. Es una película enorme, te agarra las tripas desde el principio y no te da tregua hasta el final. Cada vez más grande, más dura, más real. Posiblemente la película del año.

Galoy dijo...

Buenas Rosenrod. No he visto la peli así que no puedo opinar... simplemente te invito a que te des una vuelta por el mamoforo que acabo de abrir, y si te animas puedes registrarte; por su puesto hay un subforo cine ;) Un saludo!

Dcine dijo...

Tuve la inmensa suerte de verla en el pasado Festival de San Sebastián (en V.O.)en un día en el que la única película que vi fue ésta. Menos mal porque la experiencia fue tan intensa que mi algo chamuscado cerebro no hubiera dado para más.
Que puedo decir de esta estupenda película...que es sin duda lo mejor de su director, que ya nos había regalado otras excelentes cintas (siempre en crescendo) y que es una de las mejores películas de ciencia ficción del año...he incluso de los últimos años (junto a la La guerra de los mundos de Spierlberg que no por casualidad nombras, ronsenrod).
Últimamente he leído varias críticas en las que se incide, en mi opinión de forma totalmente equivocada, en la estética de esta película y en que su director le presta más atención a ésta que a la historia en si que está contando. Se dice que muchas cosas no se nos explican y que otras están expuestas de un plumazo. Como muy bien dices de nuevo, rosenrod, en otras películas esta forma de contar la historia -una opción como otra cualquiera-, ha sido alabada he incluso vista como una acierto, (caso de la película de Haneke, que de todas formas se encuentra entre lo más flojo de su director) además no siempre es necesario darlo todo comido y mascado como si fuéramos analfabetos funcionales... Creo que es una historia en la que la estética es fundamental para explicar todo aquello que no se nos explica de forma explícita (de hecho me consta que esa era la intención de su director) y que hay datos que no hacen falta que nos sean expuestos para que la historia se entienda perfectamente, y otros que nos son sugeridos por pequeños detalles y pinceladas del guión (como por ejemplo por medio de la acertada utilización de la música). Aún así creo que todo lo necesario está y que Cuarón logra con su opción estética (la fotografía, el diseño de producción, la utilización de la cámara en mano, etc.) introducirnos en la trama como muy pocas películas (y directores) consiguen, golpeándonos duramente cuando así lo exige la historia y conmoviéndonos en los pasajes más bellos.
En suma, una muy interesante película, mucho más profunda de lo que muchos piensan, que nos habla, finalmente y aunque pueda parecer lo contrario, de la esperanza y del espíritu humano, y que desde ya es un clásico del cine de anticipación. Si no, al tiempo.

Un saludo a todos,
Barry Collins

freddyvoorhees dijo...

Hombre, gracias por el linkamiento :D, sobre la película ya sabes mi parecer, eso sí, ya que la dejas tan bien no puedo evitar sino decir que Y tu mama también me parece mas bien floja...

cineahora dijo...

Buena película. Alfonso Cuarón nos retrata un mundo futuro que, por desgracia, se parece demasiado al presente.

Me gusta que destaques el hecho que Alfonso Cuarón sepa moverse en géneros y tratamientos tan distintos como el de "Hijos de los hombres" o "Y tu mamá también".

¡ Un abrazo !

Rosenrod dijo...

Pues nada, Lluna, a esperar el momento: siempre estará ahí, no te preocupes.

Déjate tentar, Dark; merece la pena.

¡Ah, o sea que eso era leer! ¡Acabáramos...! :) Un saludo, Lewis; bienvenido.

Eso espero, Thalatta; un beso.

No sé si será LA película, Kuroi; pero, entre lo mejor del año, seguro.

Pues le echaré un vistaz, Galoy; no lo dude.

Creo que ésa es la clave, Barry: Cuarón busca la experiencia. Y, al menos en mi caso, lo consigue: me siento dentro de la película como pocas veces antes me había sucedido ("Salvar al soldado Ryan" y poco más...)

De nada, Freddy; y of course, disentimos en lo de "Y tu mamá también": a mí me encantó. Buen tema para discutir en algún post...

Bienvenido, Cineahora; y sí, para mí es una garantía de calidad: saber moverse en géneros tan difíciles no está al alcance de cualquiera, sobre todo cuando hay tanta gente que una y otra vez hace la misma película.

Gracias a todos!

Dani Darko dijo...

Vaya disección Rosenrod!!. Puntualizar que tb se me pasó por la cabeza la secuencia del coche de La guerra de los mundos con la del coche de ésta. La primera me flipó, pero la segunda me clavó literalmente en la butaca. Fijo que estará en un tiempo en las escuelas de cine de medio mundo.

Magistral.

robgordon1982 dijo...

La joya del año sin duda. Vaya pedazo de dirección se ha marcado Cuaron.

Me ha entusiasmado, me ha atrapado y me ha hecho pensar.

Un film de culto desde YA!

Saludos

Rosenrod dijo...

Yo la pondría en las clases de cine, Dani. Y diseccionaría al menos la secuencia del coche: tiene mucho jugo, por mucho que la tecnología digital permita hacer trampa... pero, si los resultados son tan buenos, ¿qué importa? ¿No quedamos que el cine es como la magia de los ilusionistas? Y esos sí que están llenos de trampas, y bien que nosotros nos queremos dejar engañar. ¡Ah!, y ¡bienvenido!

Rob, me alegra coincidir de nuevo; y obvio es decir que espero desde ya tu comentario,

Un saludo!

Plissken dijo...

Con algo de retraso, hoy mismo la he visto. Y ya lo he dicho en algún otro lado: vaya pedazo de película. A los que la han calificado rápidamente de cine comercial o esteticista, tan sólo señalarles que cualquier plano general, cualquiera, de esta película, cuenta más que la mayoría de guiones de lo que va de año, y más allá. Qué gozada de diseño de producción, de firmeza al contar una historia y de sutileza y contundencia cuando se requieren.

La secuencia del coche ya es un clásico, para mí, sobre cómo noquear a una sala llena de espectadores sin recurrir a lo fácil.

¡Enhorabuena por la crítica, Rosenrod!

Rosenrod dijo...

Pues, ¿qué añadir, Plissken? Que estoy totalmente de acuerdo. Y bienvenido por aquí;

un saludo!

Lucy_nariz_respingona dijo...

Ayer la vi ... pedazo película,genial e impactante.
Una moraleja que la única mujer embarazada sea precisamente una imigrante,no? me encantó el personaje de Clive Owen, el final abierto me rompió los esquemas pero quizás sea mejor así...por lo menos hacer pensar.Aunque si lo hces demasiado puede llegar a parecer un poco deprimente.pero al fin y al cabo ... puede que esto pase,no? en fin
fantástica,peliculón.

saludos.

Rosenrod dijo...

Puede, Lucy, puede... eso es lo malo :)

Un beso

el nabo dijo...

En el trailer la promocionaban con música de Sigúr Ros, pero durante la peli no se escucha nada. Grata sorpresa fue oir entonces In the Court of the Crimson King. De a poquito se reivindica al Rey Carmesí (recordar Buffalo 66 con Cristina Ricci en una gran escena).

Como sea, Children of Men me gustó porque me atraen las pelis pesimistas. No sé si es una gran realización, y seguramente no es imprescindible (pero qué lo es, no?). Destaco las escenas de acción que se sienten muy reales (no es que uno haya atravesado situaciones similares y puede dar fe... pero así se perciben).

Otra cosa que destaco, cuando van en auto los cuatro y el personaje de Owen y Moore se ponen a jugar como... niños, precisamente. A la falta de...

Rosenrod dijo...

Al contrario: creo que es una de las películas mejor dirigidas de los últimos años. Una auténtica maravilla.

Un saludo!

OjO de buey dijo...

Estupenda película, de un calado político muy jugoso. Los mejicanos están reanimando el género fantástico y de ciencia-ficción.

Comparto tus apreciaciones, Rosenrod. Y me gustó más que la "Guerra de los mundos". No hace concesiones al público palomitero, y su propuesta es más adulta.

Un saludo. Si os apetece dejaros pasar por OjO de buey:

http://elhilodepenelope.blogspot.com/2007/05/hijos-de-los-hombres.html