01 noviembre 2006

LOS OTROS


Los críticos con el cine de terror suelen olvidar que se trata de uno de los géneros más cinematográficos que existen, además de los más ricos en interpretaciones y lecturas (por no hablar de que sus seguidores pertenecen, sin duda, al gremio más militante, entregado y enfervorizado de toda la familia cinéfila, algo que, bien aprovechado vale por toneladas de marketing y glamour, como bien saben los muy listos chicos de Sitges). Por supuesto, abundan los bodrios (¿alguien me puede decir en qué género no?), pero de vez en cuando, bajo su envoltura, nos llegan auténticas maravillas, como ocurrió recientemente con el estupendo remake de Las colinas tienen ojos.

Además, las temáticas y claves del género, que básicamente no han cambiado demasiado desde la última revolución que supuso la aparición del subgrupo de psicópatas varios, tienen el interés añadido de servir de termómetro que nos muestra cuáles son los miedos y preocupaciones latentes de cada momento. Bajo esquemas que, básicamente, se repiten una y otra vez, aparecen detalles que nos hablan muchas veces mejor de la sociedad en la que fueron creadas que otras sesudas propuestas de índole más serio. Así, no sorprende que, en los estertores del colonialismo, muchas de las primeras película de terror situasen en la brujería y el misterio africanos o asiáticos el origen de la amenaza, ni que los psicópatas tengan preferencia por las más apartadas zonas rurales de Estados Unidos, en las que aún late el fanatismo y la cerrazón que forman la parte más oscura del alma del país.

Por eso, resulta interesante ver Ellos, una película pequeña, poco ambiciosa y en general bastante eficaz (aunque demasiado estirada con un prólogo que nada añade y que es el principal obstáculo para entrar en la propuesta) porque su trama, nada original (pareja que vive una pesadilla cuando su casa recóndita es asaltada por un grupo de misteriosos individuos con intenciones más bien perversas) aunque, al parecer, basada en hechos reales, se sitúa en el que parece haberse convertido en uno de los escenarios abonados para el mal, según algunas últimas propuestas como la reciente Hostel: la Europa del Este (en este caso, más concretamente, Rumanía).

Se puede argumentar que no es nada nuevo; al fin y al cabo, el mismísimo Drácula procedía, como todos sabemos, de Transilvania. Pero intuyo que, en el caso de la película francesa que nos ocupa, algo tiene que ver la incertidumbre en la que la cómoda y occidental Europa se encuentra sumida, y de la que Francia constituye, hoy por hoy, uno de los mayores ejemplos de confusión y temor, rodeada por los otros, los extraños, seres sin rostro y con extrañas lenguas y costumbres que se agolpan contra las puertas de nuestro particular y artificial paraíso.

Porque lo que se oculta en las sombras que rodean a la casa de la pareja, un trozo de la civilizada Francia injertado en un entorno amenazante como la selva que rodeaba a los sufridos protagonistas de las sesiones dobles de nuestros abuelos, es la más pura e irracional violencia, que se ceba con una desmesura insólita en la intelectual pareja formada por una profesora de francés y su marido escritor. ¿Sería concebible trasladar esta misma historia a un lugar perdido de la campiña gala? Tengo mis serias dudas.

Para los que hayáis visto la película, puede que esta reflexión os parezca excesiva: como digo, Ellos es una obra pequeña, con buenos destellos que ya han abierto las puertas de Hollywood a sus directores, pero que en modo alguno va a añadir gran cosa al género. Pero creo firmemente que, si bien muy pocas cosas en el cine son inocentes, esa inocencia se desvanece por completo cuando, al fin y al cabo, se trata de apelar a nuestros mayores temores y angustias. Y son precisamente las obras que logran iluminar algún nuevo rincón oscuro las que, a la larga, acaban insuflando vida a un género veterano que, hoy por hoy, parece vivir una nueva época de esplendor.

ELLOS. Ils. Francia, 2006. Color, 77 min. Dirección y guión: David Moreau, Xavier Palud. Intérpretes: Olivia Bonamy, Michaël Cohen. Fotografía: Axel Cosnefroy. Montaje: Nicolas Sarkissian. Producción: Richard Grandpierre. Vista en: Cine.

[+] Ellos, en Ser cinéfago, según John Trent

25 comentarios:

Donnie dijo...

Vaya! he escuchado de todo sobre esta película aunque este post es bastante claro...

No se si verla, porque menudo panorama en las carteleras tenemos este mes...pero la alquilaré o iré al cine si me queda tiempo...

En realidad lo mejor son siempre esas pequeñas obras que, aunque no reinventen el género, como bien dices, le den un poco de vida...

En fin, nunca está de más saber...

Saludos!!!

Anónimo dijo...

A mí el remake de Las colinas tienen ojos no me pareció tan estupendo. Igual esperaba demasiado porque gente de la que me fío me había dicho que estaba muy bien. Pero es más truculento y efectista que realmente inquietante y enfermizo (la escena del asalto a la caravana, por ejemplo, cuando queman al padre, no es tan tensa y angustiosa como debería ser en mi opinión). Me pasó como con Alta tensión... El Aja éste tiene cierto talento visual (aunque también esperaba más en este aspecto del remake de la peli de Craven), pero no me acaba de llegar ni de llenar. Rob Zombie sí que me llega y me llena. Y eso que le esperaba con el cuchillo entre los dientes cuando hizo La casa de los 1000 cadáveres porque siempre me ha parecido un payaso. Pero tanto ésta como Los renegados del diablo me gustaron más que Las colinas tienen ojos.

thalatta dijo...

Hace una eternidad que no veo una de terror, va a ser esta una buena oportunidad :)

Dani Darko dijo...

Hi!

Yo no había caido en esa interpretación, sólo que la Francia profunda ya había sido explotada hacía poco (Calvaire o Alta Tensión), y así cambias los parajes, qué un bosque como el de la peli ya es aterrador, pero si encima no está en tu, digamos 'casa' pues aún siempre te provoca más sensación de soledad y desarraigo, que en un situación como la de los protagonistas (que creo que están estupendos, sobretodo ella que carga casi con toda la carga interpretativa del film) les provoca aún más pánico y terror a lo desconocido.

Ya sólo en el aspecto cinematográfico destaco que sin originalidad en la trama (ni falta que le hace), ni en la factura visual (no hay malabarismos ni experimentos o intentos de innovación) consiguieron tenerme aterrorizado con un devenir in crescendo de los hechos, unos personajes verosímiles en sus acciones (no te preguntas en ningún momento ¿por qué coño está haciendo eso el anormal del protagonista?),un ritmo constante excepto quizá el prólogo (por aquello de empatizar un mínimo con los protagonistas), pero con 70 min escasos que dura la cinta, ni te enteras, y un final que te dejan un poco más de mal rollo por si no tenías ya suficiente.

P.D: La historia real ocurrió en la Rep. Checa no en Rumania.

Vade retro dijo...

A mi las películas de terror me parecen para masoquistas. Y paso de someterme voluntariamente a pasar miedo ;-)

Mikyma dijo...

Pues a mi, en general, las películas de miedo...miedo más bien poco. Las veo a -casi- todas iguales.

Por Dios, cuanto daño hizo Scream -y sus subsiguientes- al género.

Director's Cut dijo...

Me quedo con un dato curioso, la cantidad de películas occidentales que se están rodando en Rumanía. Yo tengo amigos rumanos, y ellos siempre me comentan que el cine rumano, es decir, la industria cinematográfica rumana es prácticamente nula. Eso si, como pasara con la Rep.Checa hace unos años, ahora el pais de Drácula se ha convertido en un enorme y rentable plató de cine. Y aunque parezca mentira, allí en Rumanía hay muy buenos técnicos que gracias a esto tienen trabajo.

Un saludo Rosenrod!!

ATUAIRE dijo...

Todo depende de a qué llamemos miedo: el susto detrás de una puerta, angustia por lo que viene a continuacción, oscuridad en una habitación, personajes no vivos y/o siniestros, desorientación del personaje, etc...
Me gustaría destacar como una buena película en este género EN LA BOCA DEL MIEDO de John Carpenter, además de los grandes clásicos como MISSERY o EL RESPLANDOR.
Saludos a toda esa fauna "terrorífica".

freddyvoorhees dijo...

Hombre, estupendo el remake de Aja... no nos pasemos, yo soy de los que defiende al original por encima de la nueva versión... Sobre Ellos únicamente apuntar que esa inocencia de la que hablas ya hace tiempo que murió, acuerdate por ejemplo de Bahia de Sangre... (espero haber captado bien por donde ibas...)

Anónimo dijo...

Por si sirve de algo a quienes no sepan si ver la película de terror del año, a mí me recuerda al espíritu de los capítulos de "Alfred Hitchcock presenta"

Y no acabo de estar muy de acuerdo con que no aporta nada al género, ya que si a quienes la vemos nos está funcionando será por algo, ¿no? ¿Cuántas veces en este año nos ha dado miedo que un tío baje una escalera por lo que pueda encontrarse a partir del último escalón?

Ixchel dijo...

Seguiré al pie de las letras tus recomendaciones como siempre eh visto un par de lo que has mencionado en el trayecto que llevo leyéndote y muy acertadas tus criticas.

Que tengas una linda noche ya para ti ;)

Rosenrod dijo...

Pues es verdad que la cartelera viene abarrotada, Donnie, y ésta, como bien dices, es una película modesta, que cumple su función pero no destaca de manera especial; vamos, que tampoco es para tenerla entre las prioridades pero, si tienes ocasión de echarle un ojo, hazlo, a ver qué te parece.

1977: a mí, en cambio, se me quedaron grabados varios momentos de la película, que me parecen de una gran potencia. Y de todos, me quedo con el tramo final, en ese pueblo habitado por los maniquíes de familias perfectas americanas, entre las que se mueven los seres deformes creados por esa misma sociedad dulce y modélica. Me parece de lo mejor que he visto en años en una película de este tipo, y creo que detalles así salpican (nunca mejor dicho, ¡je!) todo el metraje.

Pues mira, no es mala opción, Thalatta, sobre todo si te va el terror más psicológico que truculento.

Gracias por el dato, Dani: ¿por qué lo cambiarían de país? A saber... y me gusta algo que dices: que el comportamiento de la pareja parece bastante lógico; quizás en ese hecho de que hacen lo que probablemente nosotros haríamos radica lo mal que lo llegamos a pasar en determinados momentos.

¡Jajajaja! Te entiendo, Vade: a mí me pasa algo parecido con bastante comedia romántica del montón que nos llegar por aquí, ¡verlas es puro masoquismo! :)

Pues a mí, "Scream 2" -lo confieso- es una película que me hace bastante gracia. No le venía mal eso de reírse un poco del género (no se me olvidará nunca que en el programa de Gasset la saludaron como una experiencia metacinematográfica o algo así, ¡jaja!)

Pues ahora que lo dices es verdad, Director's: lo curioso es que los rodajes se van moviendo de país, cada vez más al Este: primero fue la República Checa (¡cuántas BSO españolas se han grabado con alguna orquesta de Praga!), más tarde Malta y ahora, como dices, parece que Rumanía (de hecho, creo que "La Dalia negra", muy californiana ella, está rodada en alguno de estos sitios -corregidme si me equivoco-, y acordaros del follón que se montó con los sindicatos norteamericanos cuando rodaron "Cold Mountain" también por esos lares).

Pues tienes razón, Cesarín, aunque ahora mismo las posibilidades no son tantas. ¡Y eso que la invasión de terror nipón está remitiendo un poco!

Totalmente de acuerdo, Freddy (en lo segundo, claro, no en lo de Aja :) ): pero lo fascinante es ver cómo la intención va cambiando con el paso del tiempo... y a lo mejor no ha habido pérdida de inocencia, por la simple razón de que el cine (no sólo el de terror) nunca ha sido inocente.

Esa sensación la tuve yo, Anónimo. Y si algo he aprendido con esta película es lo chungo que puede ser mirar por el ojo de una cerradura... :)

Bueno, Ixchel, eso es mucha responsabilidad, además el género del terror no es del gusto de todo el mundo. Pero bueno, si cae alguna, ya me dirás; que tú también tengas una buena noche.

Y todos vosotros, también: buen día, buena noche, buen fin de semana, buen todo lo que se ponga por delante...

Max Renn dijo...

A mí me parece una película magnífica. Estaría, sin problemas, entre los mejor del género en los últimos años.

Es cierto que no cuenta nada nuevo, pero maneja sus elementos con una habilidad impresionante. Su constante sensación de verosimilitud, la decisión de situarnos en el punto de vista de los asediados, el uso de los ruidos, la apuesta por la sugerencia y, atención, su devastador final hacen de ella una pequeña joya.

Inquietante, estremecedora, creíble, cruel, dotada de un crescendo abrumador... A mí la verdad es que me encantó. Con mucha menos parafernalia que la correcta (para mí) "Las colinas tienen ojos" (versión Aja), yo creo que "Ils" es más efectiva en lo que a incomodar se refiere (aunque también hay que decir que el remake de Aja va más allá del terror...).

Me gustó hasta el prólogo.

Vargtimen dijo...

No he visto "Ils" pero lo que he leído me ha recordado bastante al "Funny Games" de Haneke, que por cierto, creo que el propio director va a rodar un remake americano con Naomi Watts. (ein?)

La verdad es que esta de "Ils" no me atrae demasiado. Ví hace poco "Las colinas tienen ojos" y aunque me parece demasiado truculenta, me lo pasé como los indios.
El que los protagonistas sean una familia (padre, madre, hijos, yerno, nieta...) en vez de el típico grupo de adolescentes estereotipados, creo que es un gran acierto, porque te hace involucrarte más en el sufrimiento por la pérdida de los miembros de un grupo donde los lazos afectivos son muy claros y comprensibles por cualquier espectador.

Es decir, que uno comprendería que el personaje del yerno se lo pasara bomba viendo caer a su familia política como chinches.

Luego, otras escenas como la del pueblo abandonado lleno de maniquíes, me parecieron visualmente muy logradas y en ningún momento decae la tensión.

Rosenrod dijo...

El final también me parece lo mejor de la película, Max; a cambio, el prólogo se me hace largo, tardo en entrar pero, cuando lo hago, es para estar todo el tiempo atento a la pantalla. ¡Y no es poca cosa!

Estoy de acuerdo con eso que apuntas de "Las colinas...", Vargtimen. Y es cierto es de lo que más contribuye a sentir más cercano lo que les ocurre. Y será curioso lo de ver a Haneke remakeándose a sí mismo...

Gracias a los dos!

kasandra dijo...

Con esta dudo, ¿sabes? Porque me tiene pinta de ser una de esas que a mí me dan claustrofobia. Una sensación que detesto. Pero esa de las colinas tienen ojos... bueno, podría ser. Por probar suerte :)

Además ahí tengo esperando la de los tres entierros de Melquiades... en la que desde luego no te sentía a ti tan cauto y comedido como aquí.

Estupenda eso sí la vinculación que haces con el terror y el ecosistema. Lo digo así, muy mal dicho y lo dejo, ¿vale?

Otra vez estoy rota. De cansancio, que no de miedo

Besos :)

Rosenrod dijo...

Empieza por "Los tres entierros...", Kasandra: creo que te gustará.

Otro beso

AL dijo...

Ils es reciente? Es decir, decís que está en cartelera, pero no la he visto anunciar ni nada. ¿En vuestras ciudades está?

Me gustaría saber, sin llegar a destripar, si es estilo Funny Games por lo de los que entran a la casa y demás. Porque aquella me gustó, pero realmente ahora tragarme una peli de ese tipo, de esa tensión que da mal cuerpo no me apetece demasiado.

A mi Las colinas Remake, me gustó. Es cierto que a la mitad o así empeoraba un poco y que el protagonista me parecía un poco subnormal, pero bueno.

Hostel está demasiado sobrevalorada, aunque su temática y sus localizaciones son brutales, a ver quien se atreve a ir a Europa del este, a un minipueblo alejado de la mano de Dios, me parece que se le ha dado demasiado bombo y todo porque la produce Tarantino. Al final la película es muy pero que muy normalita.

Al igual que Saw, no he visto las 2 siguientes, pero en la primera tras la típica escena tonta de ´- policias teniendo al asesino, dos contra 1, apuntándole con pistolas y que al final logre escapar, es para levantarse e irse o coger y apagar el dvd, porque no hay por donde salvar al guionista. Ojalá en alguna película se vea que en esa situación le pegan un tiro en la pierna, que si luego logra huir por lo menos primero han actuado de forma lógica.

En fin.

A ver cuando llega una película que nos estremezca a todos.

PD: La saga Scream me parece una joya. Y me parece que ha hecho mucho bien al cine de terror, ya que sin ellas, no podríamos disfrutar de todas las nuevas películas que se han hecho desde el 96 más o menos.

Crunch dijo...

Pues me la apunto en mi larguísima lista de peliculas pendientes.
Estoy de acuerdo con tu visión de que el cine de terror es un buen reflejo de los miedos de la sociedad en cada momento; a eso hay que añadir que cada día somos menos impresionables pero por otro lado vivimos más asustados, lo que se traduce en una mayor visceralidad.
Me parece significativo una gran diferencia entre el cine de terror clásico (pongamos hasta los años 60) y el que se ha venido haciendo más adelante (desde La matanza de texas más o menos) que es la diferencia de motivaciones de los monstruos o asesinos. Me explico; pongamos como ejemplo a Drácula, que es un ser que tiene que beber sangre para seguir viviendo, o el hombre lobo, dominado por su bestia interior; o la momia, que es un monstruo por amor, frente a cara de cuero, Anibal lecter o Jason que son asesinos por puro placer psicopático.

Dark Euridice dijo...

Ja! No hay duda, debo contarme como parte de este gremio más militante, entregado y enfervorizado de toda la familia cinéfila... que voy a hacer, lo hecho hecho esta!
Saludos

Rosenrod dijo...

Álvaro, a Madrid ha llegado pero por los pelos. La semana pasada, cuando la vi yo, sólo la habían estrenado en tres salas, a cada cual más remota, y ésta ni siquiera sé cómo estará la cosa (a lo peor ya ni está). Es distinta a "Funny Games", pero no deja de ser curioso que es una propuesta que, aún tomando un patrón de cine muy norteamericano, no deja de ser muy europea; quizá de ahí su encanto, ese sello particular que la distancia de otras bastante más truculentas.

Crunch, me parece enormemente interesante todo lo que planteas: por un lado, es cierto lo curioso que resulta cómo una sociedad tan amedrentada como la nuestra puede ver en una pantalla atrocidades que hace cuarenta años serían literalmente insoportables para los espectadores (no hay más que echarle un vistazo a la original "Noche de los muertos vivientes" para comprobarlo). Y es cierto lo de la falta de motivación de muchos asesinos: matan simplemente porque sí, o por mero placer... quizá por eso (entre otras cosas) me gustan películas como el remake de "Las colinas...", en la que la familia psicópata tiene un motivo, retorcido o no, para hacer lo que hace... cosa que, por otro lado, toca nuestra parte más oscura y menos presentable, lo que tampoco está mal del todo. :)

¡Jaja!, pues que todas las maldiciones sean así, Dark :)

Un saludo a todos!

JohnTrent dijo...

No se si habras leido ya la critica que hice para mi blog. Sea como sea, vi la pelicula el otro dia y me parecio interesante en su justa medida, algo inquietante (aunque podia haberlo sido mas) y, en general, una pelicula correcta.

Rosenrod dijo...

Pues se me pasó, John. Paso ahora mismo a leerla.

Un saludo!

AL dijo...

la semana que viene voy a Madrid unos días, pero no sé si tendré tiempo para todo.


hoy era el estreno de Birthday con Corey Feldman, y va a estar la pelic toda la semana, así que intentaré verla el jueves (ya que llego el miercoles noche).

Rosenrod dijo...

No me extraña, Álvaro, se te acumula el trabajo :)

Un saludo!