05 noviembre 2006

DECEPCIÓN


El nombre de Steven Zaillian está ligado a varios de los mejores momentos del cine norteamericano de los últimos años: guionista de, entre otras, Despertares, La lista de Schindler (por la que ganó el Oscar), Misión imposible, Hannibal (junto con David Mamet), Gangs of New York o La intérprete, además del próximo proyecto de Ridley Scott, American Gangster, es director de dos títulos muy interesantes (En busca de Bobby Fischer y Acción civil), con una capacidad para la narración y los matices que los distanciaba de los adocenados productos que llenan las carteleras cada temporada.

Si a esto unimos que el reparto de Todos los hombres del rey es de los que quitan el hipo, y que la película se basa en la misma novela de Robert Penn Warren que inspiró en 1949 la mítica El político, de Robert Rossen, que ganó tres Oscar, la expectación era máxima. Pues bien, vistos los resultados, lo mínimo que se puede decir es que estamos ante una película decepcionante.

Y lo es, en primer lugar, por el punto donde podrían esperarse menos fisuras: el guión. Sus dos títulos anteriores como director ya nos habían dado las pautas que configuran su estilo, la búsqueda de una narración limpia, en la que se despoja a la historia de cualquier exceso de elementos que impidan su fluidez y claridad. Así, En busca de Bobby Fischer era una reflexión sobre si es obligatorio seguir un don cuando el precio a pagar es la diferencia y la infelicidad, mientras que en Acción civil se nos detallaba, a través de la caída de un abogado triunfador que se enreda en un caso de indemnizaciones que cree que le consagrará y acaba llevando a la ruina a su bufete, los mecanismos y enjuagues que se ocultan en el funcionamiento de la maquinaria judicial estadounidense. Y, en este segundo caso, sorprendía además la claridad y asepsia de un relato que huía de recursos fáciles como su contemporánea Erin Brockovich, con un planteamiento bastante similar.

Pues bien, en Todos los hombres del rey, esa búsqueda de la esencia se confunde con un adelgazamiento tal de los engarces de la historia que, literalmente, ésta se deshace. Y de ese pecado original vienen todos los males que lastran una película en la que sus dos horas y veinte minutos acaban pesando como una losa: ante una historia deslavazada, que tiene como eje la de la arribada al puesto de gobernador de Louisiana de un populista que pronto se revela como un potencial dictador que se escuda en una pretensión manipuladora de querer devolver toda la riqueza al pueblo, y la de un ramillete de personajes que viven a su sombra, la labor de los actores acaba dando, en muchas ocasiones, palos de ciego.

Algo que afecta a Jude Law (verdadero protagonista de la película, y que hace una interpretación soberbia), pero sobre todo a Kate Winslet y Mark Ruffalo, cuyos personajes, cruciales para la trama, están muy mal explicados, al igual que el de Patricia Clarkson, de la que terminamos queriendo saber más. Anthony Hopkins y James Gandolfini cumplen, pero el verdadero problema es cuando llegamos a Sean Penn.

Aunque no sea el verdadero protagonista de la película (por más que la promoción parezca decir lo contrario), su interpretación del gobernador Willie Stark debería ser el eje central que diese sentido a toda la película. Pero aquí sobreactúa, el dibujo de su personaje está estereotipado, y resulta difícil creer en su capacidad de fascinación. Su forma de dar los discursos resulta demasiado teatral y gesticulante, probablemente con la intención de resaltar el vacío de sus promesas, pero el problema es que nos expulsa y vuelve artificial la inicial respuesta enfervorizada del pueblo. Y luego, cuando se supone que se va alejando de la gente y nos lo presentan con mucha distancia de sus oyentes, la frialdad es tan grande que ni la música de James Horner, excesivamente remarcadora, ayuda.

Y eso que hay momentos, diálogos sueltos, en los que brilla la maestría de Zaillian. Pero el resultado final es el de haber visto tan sólo escenas aisladas, sin vertebrar, en las que las motivaciones de los personajes se nos escapan. Y eso es muy grave cuando, en el fondo, se nos quiere contar una tragedia con pretensiones shakesperianas. Pero poco Shakespeare puede haber cuando lo que les sucede a los que pasan por la pantalla nos importa bien poco.

TODOS LOS HOMBRES DEL REY. All the King's Men. EE. UU., Alemania, 2006. Color, 140 min. Dirección y guión: Steven Zaillian, basado en la novela de Robert Penn Warren. Intérpretes: Sean Penn, Jude Law, Patricia Clarkson, Kate Winslet, James Gandolfini, Anthony Hopkins, Mark Ruffalo, Kathy Baker. Fotografía: Pawel Edelman. Montaje: Wayne Wahrman. Música: James Horner. Producción: Ken Lemberger, Mike Medavoy, Arnold Messer, Steven Zaillian. Vista en: Cine.

[+] Todos los hombres del rey, de Steven Zaillian, en Mi galaxia muy lejana

18 comentarios:

kasandra dijo...

Me estoy acostumbrando a hacerte caso. Y mira que yo para hacer caso a alguien soy pésima. Así que imagino que otra que me voy a ahorrar. No así su lectura. Me quedo muy satisfecha.

Me gustó Hannibal. Se supone que no tenía que gustarme. Pero la separé muy bien del silencio... y me encontré con la belleza en estado puro. Con eso y con la terrible erosión del alma humana.

Un beso

Vade retro dijo...

Sólo la vería por la actuación de Jude Law ( que me encanta ).
Un besito.

freddyvoorhees dijo...

Pues si Penn flojea ya se fastidia la pelicula completamente, porque en el original el actor en el mismo papel lo bordaba y, aunque tampoco era el auténtico protagonista, era él quien sostenía la película. En fin, me confirmas lo que ya sospechaba de la película, la cual voy a ahorrarme por bien que lo haga Jude Law (que me gusta mucho como actúa el jodio, pero no tanto para ver algo sólo por el).

Saludillos

Donnie dijo...

Entre que el guión hace ascuas y que Sean Penn termina por caer gordo...

Vaya, pues sonaba muy fuerte para los Oscar, antes de estrenarse claro...porque luego vapuleos por todos lados...

En fin...

Rosenrod dijo...

Bueno, Kasandra, en este caso, la verdad es que no tengo dudas: no la recomiendo, especialmente con una cartelera donde hay cosas bastante más interesantes. A mí también me gustó "Hannibal", sobre todo porque optó por no repetir lo mismo visto en "El silencio de los corderos" (película que me sigue encantando, aunque haya perdido algo del lustre que la ha acompañado todos estos años).

Pues aquí sale estupendamente, Vade :) Pero creo que compensa más verle en otras.

Yo, desde luego, creo que no compensa, Freddy; aunque es una satisfacción reencontrarse con un Jude Law en estado de gracia.

Dímelo a mí, Donnie, ¡con lo que me gusta Zaillian! Por eso la decepción ha sido tan grande. Dicen que ha tenido que dejarse media película en la mesa de montaje... pero ¡¡¡si dura casi dos horas y media, por Dios!! La de Rossen duraba 109 minutos, si no miente IMDB: ¿alguién me puede decir qué ha pasado en estos 60 años para que el cine haya perdido tal capacidad de síntesis?

Gracias a todos!

JohnTrent dijo...

Esa es la palabra que estan utilizando mucho en Estados Unidos para definirla, decepcion.
Yo esperaba un peliculon de esos que gustarian tanto a publico como critica y se alzara como una de las triunfadoras de este año...pero al final no ha sido asi.

De todos modos, aun no la he visto. Quien sabe, a lo mejor a mi me parece ese peliculon que esperaba.

ATUAIRE dijo...

Como fiel seguidor del trabajo del amigo Sean Penn (no en vano, creo que es uno de los mejores actores en vida de la actualidad) iré a verla. Regojo la crítica de la película y sopesaré lo que has escrito con lo que yo vea. Saludos.

freddyvoorhees dijo...

Por cierto, una duda, termina igual que "El Politico"? porque recuerdo que el desenlace de aquella me dejo cierta sensación de faltarle una escena o algo por el estilo cuando la vi...

Ixchel dijo...

Me gusta tu blog por que aciertas a tus recomendaciones hasta el día de hoy no me has desencantado. He visto un par de lo que mencionas. Ahora tomando en cuenta que eso de rentar películas sale algo caro hoy día.

Gracias por las recomendaciones Ros.

Natalia Book dijo...

Pues nada Rosenrod.
En vista de lo que dices creo que lo mejor es que veamos la original, de la que se cuentan maravillas. Ya se la he pedido a un amigo que la tiene en dvd. Me dice que es una pelicula extraordinaria y que es totalmente actual. Espero verla el próximo fin de semana.
Saludos

Rosenrod dijo...

Pues creo que en ésta, precisamente, no vamos a disentir, John; pero ya me dirás.

A mí también me gusta mucho Sean Penn, Cesarín... menos aquí. No me ha gustado nada, porque creo que no está bien dirigido. Es más, en algún momento me ha molestado bastante, porque lo cierto es que no me lo creía.

Pues, Freddy, lo cierto es que vi la película hace ya muuuucho tiempo (de hecho, en la Facultad, lo que nos lleva a, seguramente, unos 12 años atrás), así que no la recuerdo con el suficiente detalle como para contestarte. A grandes rasgos: sí, el final es igual, pero no podría compararlas hasta el punto que me pides. Por cierto, si alguien puede dar la respuesta, se agradecerá.

Muchas gracias, Ix :)

Yo, desde luego, te lo recomiendo, Natalia.

Gracias a todos!

robgordon1982 dijo...

El reparto es bueno, la historia de la que parte tambien, sin embargo está película me "tira para atrás" al verla como un remake innecesario de un gran clasicazo, que además esta dirigida por Zaillan,que como director, me aburre tremendamente.

Saludos rosenrod!

Natalia Book dijo...

Ya he visto la de Rossen. La recomiendo, y como creo que ya está todo dicho no voy a ñadir nada más. Al menos esta última versión ha servido para que descubriera el original.
Saludos

Rebe dijo...

Bueno por fin puedo dejarte un coment (mi PC, se vuelve loco), y nada, como ya has visto a mí me ha gustado algo más que a tí, aunque también creo que es en gran parte aburrida y que no está del todo bien llevada. Pero yo con las interpretaciones estoy bastante contenta, cierto que Kate Winslet y Mark Ruffalo tienen papeles poco dibujados, pero en general me gustan bastante.

Un abrazo! :)

Galoy dijo...

pues no tenía mal reparto, lástima(ah, por cierto, puedes creer que aun no he visto Infiltrados...)
Saludos Rosenrod!

Rosenrod dijo...

Sí, Rob, conozco a muchas personas que tienen esa opinión. En cambio, reconozco que a mí me gusta su forma de narrar... salvo aquí, en la que su limpieza se convierte en mero extravío.

Pues, aunque sólo sea por eso, ¡viva "Todos los hombres del rey", Natalia! :)

Me alegro por ti, Rebe. A mí me pasó lo contrario: un aburrimiento que iba avanzando con la película, en vez de disminuir.

Sí que lo creo, Galoy. A ver qué te parece (que ya ves que hay opiniones encontradas...)

Un saludo!

Dark Euridice dijo...

Recien la termino de ver.... :) Jude Law me gusto y Sean Penn y C. Hopkins siempre estan bien en general, no me parecieron flojos ni sobreactuados, cumplian bien con el papel... :)
La verdad la peli me entretuvo pero me aburrio un poco, me empezo a gustar creo que la última media hora de la peli cuando empieza el climax final, lo demas medio largo creo, al menos a gusto. De todos modos es una tendencia de ahora esa...Te quieren remarcar la psicología de los personajes y como no les sale bien, te ponen mil escenas que no sirven para nada...:)
Leyendo tu blog me doy cuenta que vi varias películas de ese director y ninguna me gustó demasiado (salvo pandillas de nueva York) así que esta sigue en la línea. ¿Será que en el fondo el tipo es un pacato sentimentalista? Con ese combo suele venir la moralidad tambien no?

Rosenrod dijo...

Sin embargo, Dark, creo que sí que es capaz (sobre todo cuando es guionista) de penetrar en la psicología de sus personajes. En las dos que dirigió antes de ésta, desde luego, lo conseguía... de ahí que entienda aún menos lo fallida que le ha salido.

Un saludo!