07 junio 2007

EN EL INTERIOR DE UNA PLANTA CARNÍVORA



Una de las mejores noticias que nos llegaron de Cannes fue la recuperación para la causa de los Coen. Si hemos de creer lo que los cronistas y enviados nos han contado, No Country for Old Men nos devolverá a los dos hermanos en ple
na forma (¡qué pena que aquí tengamos que esperar hasta el 28 de marzo del 2008 para deleitarnos!). Y ya era hora, porque hace ya más de diez años que firmaron la última de sus dos obras realmente maestras, Fargo.

Pero antes, en 1991, los Coen habían facturado la que es, probablemente, su obra más compleja y ambiciosa (y, tal vez por ello, la más simbólica y difícil de penetrar), y en la que su poderío como cineastas se despliega de manera más apabullante. Barton Fink logró el raro privilegio de hacerse con la Palma de Oro en el Festival de Cannes por unanimidad del jurado, y Joel Coen y John Turturro recibieron sendos galardones a mejor director y actor. En los Oscar no mojaron, pero se llevaron tres nominaciones, entre ellas a Mejor Secundario para Michael Lerner, el genial y alucinado director del estudio que contrata al protagonista.



Como ocurre con todas las obras maestras, Barton Fink va más allá del relato que justifica la película, el de un prestigioso autor teatral de éxito que es contratado por un gran estudio de Hollywood para escribir guiones para un particular género cinematográfico, las películas de lucha libre. Y va más allá porque en su interior, y como en unas cajas chinas, contiene una serie de refle
xiones e iluminaciones sobre el papel del arte y el artista, la fuente de la creación y la descripción de cómo una capa de anodina mediocridad va cubriendo al lleno de ínfulas y pagado de sí mismo autor, que ve consumirse su talento en el interior de un hotel que parece sudar, respirar e incluso digerir (el papel de las paredes de la habitación de Barton se despega, recubiertos como están por una cola pegajosa y poco efectiva, y resulta inevitable ver la estancia como si fuera el interior de una planta carnívora, y al escritor que lucha por sacar adelante un guión que se le resiste, a un insecto atrapado al que la lenta digestión de la planta-habitación va chupándole toda su vitalidad, su creatividad).

Sólo un ejemplo, una imagen brillante y deslumbradora de una película que fluye con la calma y elegancia marca de la casa cuando los Coen se miran en la forma (
que no en el fondo) del cine clásico. El año anterior habían firmado Muerte entre las flores, su particular mixtura del cine negro clásico con las miradas posteriores al mundo de la mafia, el cómic y hasta el cine de terror, y aunque en lo formal Barton Fink podría parecer una continuación de su apuesta estética, en realidad su intención es otra muy distinta. Y ahí es donde la película se vuelve verdaderamente grande.


En un metraje que parece iniciarse bajo el clasicismo, nos aguardan sorpresas: incursiones más cercanas al cine de Lynch que al esperable en una película ambientada en el Hollywood de los cuarenta, escenas enigmáticas (por no hablar del discutido segmento final del hotel), una atención al detalle y el ritmo que levantan escenarios que son más símbolos que lugares reales y una inquietante, bellísima y contenida banda sonora del casi siempre inspirado Carter Burwell... Barton Fink es un auténtico banquete para el cinéfilo, una obra que sólo puede ser creada desde un estado de gracia total. Esperemos que, por fin, nuestros hermanos cineastas favoritos vuelvan por sus fueros. Si efectivamente es así, nos encontraremos ante una de las noticias más grandes para los cinéfilos de los últimos años.



Barton Fink
EE. UU.-Reino Unido, 1991 116 min.

Escrita y dirigida por Joel Coen y Ethan Coen (no acreditado como director)
Interpretada po
r John Turturro, John Goodman, Judy Davis, Michael Lerner, John Mahoney, Tony Shalhoub, Jon Polito, Steve Bucemi
Música de Carter
Burwell
Montaje de Joel y Eth
an Coen (firmando como Roderick Jaynes)
Fotografía de Roger
Deakins
Producida por Ethan Coen y Graham Place



19 comentarios:

Natalia Book dijo...

Me alegro de la vuelta de los Cohen. Mi favortia Muerte entre las flores y Fargo. Aunque, por supuesto, Barton Fink es una gran película.
SAludos

Cineahora dijo...

¡Por fin se han dejado de comedietas para los grandes estudios, y vuelven a ser ellos!
O al menos, eso parece. Mis favoritas: "Muerte entre las flores" y "Oh Brother!".
De "Barton Fink" también destacaría su plano final, el del protagonistas mirando el cuadro de una mujer (y que tal vez todo lo que desea está allí, en ese cuadro).

Dcine dijo...

Pues parece que por fin vamos a poder disfrutar de nuevo del -hasta hace bien poco- adormilado talento de los Cohen. A ver si nos hacen recordar sus obras maestras como la excelente Fargo y la que nos ocupa, que en mi opinión, y a la espera de poder ver su nueva película, supone quizás la cumbre de su cine (por mucho que Fargo este mejor terminada y más ajustada en todos los sentidos).

Una excelente película intimista y enigmática que indaga como pocas en los abismos de la creación, y en como el Arte (con mayúsculas) no puede ser tratado como una mercancía más.
Muy buena (imprescindible en la videoteca de cualquier cinéfilo).

Un saludo,
Barry Collins

BUDOKAN dijo...

Si bien no soy muy fanático de este dúo de realizadores debo decir que el film que mencionas es uno de mis preferidos de ellos. La verdad es que aquí salen más que airosos. Será porque simpatizo con los guionistas. Saludos!

Thalatta dijo...

Recuerdo cuando fui a ver "Muerte entre las flores" el entonces mi marido (ahora ex jejeje) alucinó ante mi despliegue de elogios, y yo no paraba de ponerla por las nubes entre mis amistades y no amistades... me sentí una incomprendida entonces :S
Luego una tarde de hace no mucho vi esta de Barton Fink con mi hijo en el sofá de casa y me volvió a pasar lo mismo. ¡¡Me encantan los Coen!!.
En fin... esperaremos... ¡besos!

Anónimo dijo...

Marinero (Alberto Q.)
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Qué buenos son los Coen!!!

Tengo muchas expectativas depositadas en esta nueva obra suya.

'Fargo' está muy bien, pero no se olviden de 'Sangre fácil', 'El hombre que nunca estuvo allí', 'El gran Lebowski'...

Saludos, Rosenrod.

Rosenrod dijo...

Creo que es una alegría que afortunadamente compartimos todos los que amamos el cine, Natalia. ¡Menos mal!

Un plano final grandioso, Cineahora. Y muy abierto también a interpretaciones.

Estoy totalmente de acuerdo, Barry; desde luego, es la más profunda de los Coen.

Vaya, Budokan; veo algún tipo de relación con el oficio de escribidor; ¿me equivoco?

Pues nada, Tha, ¡a seguir siendo incomprendida! Con películas como ésta, merece la pena.

No me olvido, Marinero, pero creo que no llegan al nivel de perfección de ésta. Pero qué duda cabe de que son también estupendas películas (algo menos "El hombre...").

Buen fin de semana para todos!

Lucinda dijo...

Los Coen me encantan; concretamente, una de las que más me gustan es una de las menos valoradas, "O Brother"... "Fargo" es una auténtica joya.

Tienen un estilo tan personal...

Vargtimen dijo...

Para mí "Barton Fink" también es la mejor película de los Coen. Es imposible olvidar esa habitación de hotel con el papel de las paredes despegándose y la imagen de la chica en la playa. O el vecino de habitación pirado, o la escena de Judy Davis y el mosquito.

Me gusta bastante más "El hombre que nunca estuvo allí" que "Fargo".

Pili dijo...

Bueno, pues igual tengo suerte y puedo ver la peli nueva antes de marzo de 2008, que casi no queda nada... Me encanta Turturro, tengo adoración por él. Y los Coen también.
Muchas gracias por todos los enlaces. Te paso mi mail por si acaso: piligmingote@hotmail.com. Muchas gracias otra vez y un beso!

Radikal dijo...

Descargando Barton Fink ;)

travismagee dijo...

Brillantísimo film de los hermanos Coen, todo un compendio de buen cine, aunque algo incomprendido en algunas esferas.
Ciertamente no es fácil introducirse y menos comprender el particular universo de los Coen, pero es algo que merece la pena intentar.
"Barton Fink" es una película excepcional, se mire por donde se mire, que tiene de todo. Desde humor, a veces negrísimo, hasta intriga, romanticismo...y terror.
Todo perfectamente conjuntado.
Excepcional fotografía y soberbias interpretaciones.
Una película imposible de olvidar donde se narra de forma clara la dificultad de la creación artística.

Director's Cut dijo...

Sin duda una estupenda noticia! Nueva película de los Coen! Espero que no pinchen como en "Ladykillers", que sin ser mala, sólo cumplía su propósito de entretenimiento.

Yo me quedo sin duda con Fargo, Muerte entre las flores y El gran Lebowski de Joel Coen.

Un saludo crack, estupendo post.

Raquel dijo...

Muerte entre las flores es una de mis películas favoritas, seguida de cerca por Fargo.

No me suelen defraudar los Coen, me encantan sus actores habituales. Lástima que no esté Gabriel Byrne...

Donnie dijo...

Fantástico post como siempre...
La película es una pasada!
Por cierto, a ver si arrastro a alguien a ver La Ganadora, aunque sea sólo por Julianne!

Un saludo!

Rosenrod dijo...

Comparto más el entusiasmo por "Fargo" que por "O Brother", Lucinda. La segunda está bien, pero es que la primera me sigue maravillando cada vez que la veo: pocos retratos más precisos de la mezquindad humana (y de cómo las mezquindades de cada uno alimentan la de los que les rodean).

Para mí, Varg, "El hombre..." queda un poco ahogada por la estética, creo que no llega del todo a donde quiere. Pero, como ves, compartimos el entusiasmo por "Barton Fink".

Pili, si cae antes por Montreal, ¡esperamos avance! Y no hay por qué dar las gracias; todo lo que rescate o vea te lo iré poniendo.

¿Descargar, descargar? Eso, ¿qué es, Radikal? ;)

Contiene todo eso, Travis; totalmente de acuerdo, es una joya absoluta que, además, se mantiene como si se hubiera estrenado anteayer.

Para mí, Director's, más que buena, "El gran Lebowski" es entrañable; es de esas raras películas que, sin ser redondas, logran levantar un tipo carismático. Y, ¿alguien duda que El Nota lo es?

Y es que Byrne anda un poco perdido últimamente, Raquel. De hecho, lo último que le he visto, si la memoria no me falla (lo cual es muy fácil que me esté ocurriendo, dado que hoy es lunes).

Bueno, Donnie, tampoco merece muchos esfuerzos de arrastre. Pero un consejo: que no sea alguien a quien sólo le guste el gore. :)

Un saludo y, ¡buena semana!

troncha dijo...

REconozco que no soy muy devoto de los Coen, más bien todo lo contrario, reconozco que tienen buenos trabajos pero de forma totalmente honesta pienso que tienen demasiados altibajos en su filmografía. Unos señores que hacen "fargo" no se como pueden acabar firmando trabajos de la índole por ejemplo de "Crueldad intolerable"...

Alvaro G. Loayza dijo...

Excelente post Rosenrod, que bueno que celebres dos cosas, la esperadísima vuelta de los Coen a su forma cinematográfica lo cual me tiene muy ansioso y una celebración a quizás su obra más grande, difiero con lo de sus obras maestras, ya que Lebowski no ha cumplido todavía 10 años y a mi me parece la película más chistosa de la historia del cine (y con diferencia), pero suscribo casi la totalidad de tus apuntes, la cercanía al cine lyncheano, quizás incluso un tributo a ese manifiesto cinematográfico que es "Eraserhead" por el peinado de Barton y por toda la claustrofobia que recorre la cinta. El Earl hotel es una metáfora del infierno conteniendo todos los demonios (creativos, sexuales, patológicos) que entraña barton que finalmente termina en llamas literales. Una verdadera gesta de los Coen y uno de los filmes estrella de los últimos 20 años.
Saludos!!!!

Crunch dijo...

¡Hasta marzo del 2008! ¡¡Eso sí que es una crueldad intolerable!
saludos