23 abril 2009

"DÉJAME ENTRAR": DE TERNURAS Y MONSTRUOS






El título de este post lo he cogido prestado, conscientemente, de la crítica que Jordi Costa hizo en El País de Déjame entrar. Porque resulta difícil encontrar un ejemplo más contundente en los últimos tiempos de una cinta que sea capaz de incorporar la ternura...

Seguir leyendo en el blog Los críticos de élite no comen palomitas

4 comentarios:

Cèlia dijo...

Com sempre, seguirem els teus consells molt interessants!

Anónimo dijo...

Préceme rectu el tu conseyu. Caximaré a nortiala sópitu.

Fila Crítica dijo...

Bueno, una película que tenía todas las papeletas para ganarse el favor de la crítica, por alejarse del tema "Crepúsculo" y atentar contra ella con una propuesta de calidad sobre el mundo de los vampiros. ¿la prueba?, Más de un 8 de nota en Fila Crítica:
Déjame entrar

videodromo dijo...

Pues no entiendo como el señor Jordi Costa destripa el interior del film en su crítica, yo creo que son ganas de destrozar largometrajes. ¿Es que no podemos hacer una crítica sin contar que va de vampiros? Yo le hubiera seccionado la yugular, porque lo mejor es cuando descubres que va de vampiros, yo no sabía nada, y me sorpendió gratamente. Tu colega Costa, un poco listo y un spoiler man