27 agosto 2006

MANOJ EL CUENTACUENTOS


Si hay un director del Hollywood actual al que se le pueda aplicar la etiqueta de "autor" ése es, sin lugar a dudas, el ex niño prodigio de la industria, M. Night Shyamalan, un creador que, a lo largo de su filmografía, ha ido construyendo un universo particular, con un estilo muy personal y una reiteración de temas que la dotan de una rara unidad, como si las cuestiones que parecen obsesionarle buscasen encarnarse a partir de las convenciones de diversos géneros para, en cierta forma, romperlos desde dentro y demostrar que el fantástico no es más que otra forma de abordar los miedos y lo que no comprendemos de la realidad.

La joven del agua es el último paso hasta el momento en ese proceso. Por una cadena de factores, cada nuevo título de Night Shyamalan es esperado como una nueva entrega de terror, cuando lo cierto es que sus películas, ni siquiera El sexto sentido, no han sido nunca películas de miedo al uso. Y de hecho, ésta lo es menos que ninguna, porque esta vez el formato elegido es el del cuento tradicional, en un trasvase de los mecanismos de construcción de las narraciones clásicas a las claves modernas (hoy no tiene sentido hablar de pastores, de cazadores, o de jóvenes que se quedan dormidas por pincharse con una rueca), una operación que se vuelve aún más arriesgada y meritoria si tenemos en cuenta que, hoy en día, los cuentos sólo son visitados para ser parodiados, como bien nos demostró el éxito de Shrek.

De hecho, La joven del agua, salvando las distancias de estilo y temática, estaría más cercana a un título como La princesa prometida, porque comparte con la película de Bob Reiner un mismo tono en el que las adecuadas dosis de humor e ironía no ocultan que, en realidad, sus autores creen fervientemente en lo que están contando; y lo que es más importante, logran transmitirlo al espectador que, eso sí, esté dispuesto a entregarse desde el primer fotograma a dejarse llevar por la propuesta.

Asomarse a La joven del agua desde una perspectiva realista, sólo porque en ella aparezca un bloque de apartamentos, una piscina y un encargado de mantenimiento, sería tan absurdo como si alguien negase la belleza de un cuento de Andersen sólo porque fuese imposible que los pies de una niña se alejasen bailando con sus zuecos mágicos después de habérselos cortado a su propietaria. Y, para ello, Night Shyamalan monta una cuidada estructura, en la que cada plano cumple una función, cada una de las palabras que se mencionan tiene un significado, cada secuencia está escrupulosamente planificada, y en el que la banda sonora (una vez más James Newton Howard nos regala otra obra sencillamente magistral, que recuerda a la de Señales y que confirma la solidez de su relación artística con Shyamalan después de la sencillamente perfecta partitura de El bosque) ejerce como marco adecuado para subrayar la magia, los sentimientos y las connotaciones de lo que nos está mostrando la pantalla.

Pero hablar de La joven del agua es hablar de un nombre, y nos atrevemos a decir que de EL nombre, porque sencillamente no existiría película si al frente no estuviese Paul Giamatti, que araña un nuevo papel protagonista a una filmografía que parecía condenarle a ser el rostro que a todo el mundo suena pero a quien nadie pone nombre. Su composición de un personaje como el de Cleveland es simplemente prodigiosa, y nadie como él podría salvar una escena tan complicada sobre el papel, y tan rayana en el ridículo en manos de otro como la de cuando consigue que la madre la chica oriental acceda a contarle el cuento completo; que exista alguien capaz de convertirla en un momento verdaderamente simpático, cercano y creíble hay que anotarlo directamente en el casillero de los grandes logros de la película.

Un acierto en el casting que se extiende al resto de los intérpretes: Bryce Dallas Howard confirma que es, con mucho, lo mejor que su padre ha dado al cine, y aunque a ella le toca en este caso hacer el papel pasivo característico del cine de Shyamalan, resulta difícil no creer que esta pelirroja que puede mezclar inocencia y determinación, la Grace perfecta para Von Trier, pueda ser verdaderamente un ser capaz de despertar el instinto de protección y la ternura de Cleveland y de cuantos la conocen. Bob Balaban está simplemente perfecto como el crítico asesinable (estupenda y divertida escena, buen ajuste de cuentas de Shyamalan, que curiosamente hace recordar a Scream), y el resto de los vecinos imposibles y simbólicos que completan el reparto trabajan con una convicción que se transmite al espectador.

Hay, de todas formas, un enorme fallo de reparto, uno de los errores que impiden que esta película llegue a ser la obra maestra que podía haber llegado a ser (algo por desgracia frecuente en el cine de Shyamalan, pues sólo El protegido alcanzó la perfección que siempre, por un motivo u otro, se acaba escapando en sus siempre muy estimables películas), y es el excesivo papel que esta vez el director se ha concedido a sí mismo. En los títulos anteriores ya habíamos intuido que no era un buen actor, pero lo disculpábamos porque apenas pasaba de cameos (aunque en Señales su actuación tenía bastante importancia, si bien no en duración, sí para la comprensión del sentido de la película); pero en este caso, al reservarse un papel de más peso, con más diálogo e incluso interviniendo en alguna de las escenas a priori de mayor fuerza de la película, su pésima actuación nos saca literalmente fuera de la película. Y eso, cuando se aborda un ejercicio tan arriesgado como el de este título, puede ser directamente un suicidio porque, si sales una vez, puede que te cueste mucho volver a entrar.

El otro importante punto débil de la película es, en este caso, común a los otros títulos de su filmografía, y es la a veces excesiva intención trascendente, mostrada en ocasiones de manera demasiado evidente, y que incluso puede terminar sonando a fácil filosofía new age o de tratado de autoayuda. Y es una verdadera lástima, porque Night Shyamalan está particularmente dotado para la construcción de instantes verdaderamente poéticos, en los que la sugerencia y lo no mostrado tienen tanta o más importancia que lo visible (de hecho, aquí se supera un grave escollo que ya lastrara Señales y que son las criaturas, como demuestra la bestia maligna que persigue a la ninfa, que incorpora genialmente muchos de los miedos infantiles que a todos nos han acechado, cuando creíamos ver monstruos en lugares en los que los adultos, simplemente, no veían nada). Por ello, no sería absurdo citar a Jacques Tourneur como uno de los referentes del modo de concebir el cine del director de origen indio.

A pesar de sus defectos, La joven del agua es una película estimulante, un proyecto original y personal, hermoso por momentos, y emocionante desde los preciosos títulos de crédito, con los sencillos dibujos que nos explican la leyenda y nos están advirtiendo que ahora, más que nunca, es necesaria la suspensión de la credibilidad. Si el espectador logra acceder a ello, disfrutará de un creador único e inimitable, atrapado en un término medio entre la industria y la exigencia intelectual, un lugar que demasiadas veces le deja a merced de la más general y peligrosa incomprensión.


LA JOVEN DEL AGUA. Lady in the Water. EE. UU., 2006. Color, 110 min. Director: M. Night Shyamalan. Intérpretes: Paul Giamatti, Bryce Dallas Howard, Bob Balaban, Jeffrey Wright, Sarita Choudhoury, Cindy Cheung, M. Night Shyamalan, Freddy Rodríguez. Guión: M. Night Shyamalan. Fotografía: Christopher Doyle. Música: James Newton Howard. Productores: Sam Mercer, M. Night Shyamalan. Vista en: Cine.

[+] Matías, en Silencio, se rueda
[+] Álex, en They Made Me Do It
[+] Libertino, en Libertinaje
[+] Robgordon1982, en El séptimo cielo
[+] Pablo del Moral, en La Butaca
[+] Hombre Lobo, en Lobohombre Riera
[+] Julio Rodríguez Chico, en La Butaca
[+] Álex, en Antarctica Starts Here
[+] Iñaki, en Pelisbilbao
[+] Ysi, en ¿Y si esta vez te quedaras?
[+] Rebe, en Mi galaxia muy lejana
[+] Darthz, en Errantes del camino
[+] 10 razones, en Cinempatía
[+] Defendiendo a Shyamalan: Por qué me gusta La joven del agua, en Cinempatía

47 comentarios:

Lucinda dijo...

La verdad es que vi el trailer en el cine antes de "Piratas del Caribe 2" y me llamó bastante la atención, además, cada vez me parece más adorable esta chica, Bryce Dallas Howard (¡la hija de Ron Howard!) que ya hizo un buen papel en El Bosque, que también es de M. Night.

La verdad es que tiene pinta de fábula mágica y misteriosa, con lo cual es probable que caiga. Siempre digo lo mismo y luego no tengo tiempo para ir al cine...

Matias dijo...

Esta película, como otras de Shyamalan, son de las que a uno le dejan huella. A mí, que aún no he escrito mi comentario, me ocurrió tras haberla visto anoche. En cierto modo, creo adivinar una continuidad respecto a 'El Bosque'. Si aquella peli era más oscura y menos optimista, ésta intenta paliar esa sensación en su visión sobre el mundo y la vida en sociedad. Una deja un mensaje de miedo y otra, sin embargo, propone un mensaje de esperanza. Es una cinta en la que, o entras en la fábula propuesta, o te quedas fuera, como bien dices. Pero si entras, creo que su argumento, acompañado de varias escenas subyugantes, te hace pensar y reflexionar. Y es verdad, Shyamalan pinta poco en un papel tan relevante. Y cómo no, Paul Giamatti, una debilidad personal desde que lo vi en Sideways, está magnífico y construye a la perfección su personaje .

RUFUS dijo...

Que pequeño es el mundo, ahora mismo acabo de leer como fusilaban esta película en el eZcritor

Shyamalan tiene bastantes películas de mi agrado (pero no termine “señales”), me gusta más como actor que como director (es broma), tiene especial sensibilidad para contar historias aunque si no consigue guiones buenos es el típico genio al que le colgaran el cartel de “vendido” y “todo por la pasta”.
Con el listón tan alto, las pirañas se mueren por morder.

Salut

Donnie dijo...

A mi me encantó, y estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices.

¿Qué ocurre en Europa con Shyamalan? ¿se le entiende mejor que en EEUU?

Libertino dijo...

estamos de acuerdo en todo.

http://libertinalibertad.blogspot.com/2006/08/rase-una-vez.html

Nos leemos!!!!!

Director's Cut dijo...

No hay película de Night que tenga desperdicio, a mi me han gustado todas y cuando digo todas, digooo tooodaaaas, jejeje! Un voto a favor por "Señales", a mi me moló muchísimo! ¿Porqué no le gusta a casi nadie?... no lo entiendo ;)

Un saludo!

Libertino dijo...

ey director´s, a mi si que me gustó (mucho) Señales.
El protegido nº1
El bosque nº2
Señales / Lady nº3
Saludos!!!

¿ysiestaveztequedaras? dijo...

Dame hasta el miércoles que es cuando he quedado para verla/disfrutarla

Pero unos apuntes antes...

1. Lo de que se le valora mejor en europa es verdad, no creo que sea porque la crítica europea sea más abierta sino porque tiene otros patrones. Lo que nos permite valorar lo que diferencia a la crítica especializada de un lado y otro del atlántico

2. No sé si es su mejor película, pero para mi la más redonda es El sexto sentido.

Raccord dijo...

Dios... De donde sacas tiempo/dinero para ir a tantos estrenos? Yo entre minis de cerveza y gin tonics cuando toca hacerse el pijo, me queda para ahorrar para ir al cine de pascuas a ramos.

Giamatti desde American Splendor me chifla; tendre que verla. Y de Shyalaman vi el Sexto Sentido y El Bosque y me encantaron.

Se me acumulan!!

KesheR dijo...

Pues le están metiendo una caña tremenda. En cine no la veré

Daniel Quinn dijo...

Pues yo digo lo mismo que Kesher, sobre todo porque después de Señales dije que no volvía a ver en el cine otro Shyamalan, jeje. Y más cuando empiezan a hablar de cuentos..., me da un miedo... Me falta por ver El bosque, en la que sí tengo depositada esperanzas, pero en la tan cacareada El protegido yo no vi absolutamente ninguna de las virtudes que le endosan...

Saludos!!

Libertino dijo...

Madre mía lo que hay que oir!!!!!!
EL protegido es OBRA MAESTRA y El Bosque es sobresaliente!!!!!!!!

robgordon1982 dijo...

"La joven del agua" es una pelicula brillante pero con cosas por pulir.
La cinta de aquel que es el mejor de la clase y se le exige más que al resto para que llegue a la perfeccion.
Una pelicula a la que le viene al pelo la palabra "hermosa".

Saludos septimocieleros!

Lluna de foc dijo...

Quizás ahora me has abierto los ojos hablándome así de éste director y de sus peliculas. Siempre me lo habían vendido como un trhiller de miedo y ahor aveo que no, por eso no entendia bien sus pelicular la perspectiva era la equivocada. Grácias por abrirme los ojos

Rosenrod dijo...

Lucinda, si has pasado la prueba de fuego de "El bosque" (la más vapuleada por la crítica de M... antes de que estrenara ésta, claro), échale un vistazo a ésta, aunque ten en cuenta que el registro es diferente.

Matías, me alegra que coincidamos. Espero que escribas pronto tu comentario en tu blog; tengo ganas de leerlo.

Rufus, coincido contigo en que me encantaría ver a Shyamalan dirigiendo un guión que no fuese suyo. El último rumor es que sonaba para dirigir la última entrega de "Harry Potter", la que incluye presumiblemente una gran muerte... quizá sería una buena ocasión para verle simplemente contando una historia, dejando a un lado la necesidad del "mensaje". Podría ser buenísimo... o no; ¡a ver si nos da la oportunidad de comprobarlo!

Álex, me gustaría creer que en Europa se le entiende mejor; pero, al menos en España, los palos le están cayendo por ésta más o menos con la misma intensidad.

Libertino, ya te he leído, y ya sabes que coincidimos en "El protegido" y en "El bosque"... pero en "Señales", pues me temo que no. Tiene cositas, pero Mel Gibson, sencillamente, es un lastre demasiado enorme: simplemente, no sabe dónde ponerse (por cierto, acabo de leer que Night Shyamalan cree que los mejores actores con los que ha trabajado ha sido con Haley Joel Osment en "El sexto sentido", Bryce Dallas Howard en "El bosque" y Paul Giamatti en ésta... curioso que no estén ni Bruce ni Mel, ¿verdad?) :)

Director's, puntualizo: "Señales" tiene cosas que están muy bien, pero me parece la más deslavazada, a pesar de que no carece de momentos geniales (la escena en la que acaban subiéndose encima del coche para oír el vigilabebés... ¡increíble!) Pero falla como película, el mensaje se le va por todas las costuras, y ni Joachim Phoenix lo puede remediar.

Ysi, espero leer tu opinión en tu blog. Y si es como dices, témome que, entonces, la crítica española se está americanizando por momentos...

¡Jajaja, Raccord! Cuando quieras, te doy un Master de Gestión de los Vicios :). A mí, me da para el cine, las cañas y los Jack Daniel's... y a veces, ¡hasta para comer! :)

Kesher; pues sí, parece que le estaban esperando con la escopeta bien cargada. Con "El bosque" no se atrevieron a tanto.

Daniel, no sé casi si desanimarte, porque "El bosque" es 100% Shyamalan... y, si me apuras, bastante más arriesgada que "El protegido". Así que, como ésta no te gustó... en fin, pues eso.

Rob, deduzco que habrás escrito ya tu crítica. Paso a leerla.

Lluna: nada más lejos de mi intención que abrirle los ojos a nadie. Lo que yo escribo es como lo veo, pero no tengo ninguna seguridad de no tener más cataratas que nadie :) Pero como lo veo, así lo escribo.

Gracias a todos. ¡Está visto que "La joven del agua" no ha decepcionado! ¡Ni la Coppola y "María Antonieta"! :)

Director's Cut dijo...

Libertino, veo que eres de los míos, jejeje! ;)
Yo acabo de ver "La Joven del Agua" y me ha encantado... aunque no se si es la mejor de Night. Pero es sin duda un peliculón, pq el reparto está genial, dios mío un Oscar pronto para Paul Giamatti!!
Quizás, no me acaba de gustar que Shyamalan se haya dado un papel tan importante... pq no es buen actor... aquí como la vemos doblada, quizá se salva... pero en versión original se ve que no ha gustado nada su interpretación.
En fin, una película que engancha por su trama, personajes y su surrealista puesta en escena... Ah! y un ritmo que no decae, aunque pueda parecer lento a simple vista.
Eso si, los 3 sustos marca de la casa, dejan claro que estamos ante un film del director de "El Sexto Sentido".
Lo malo : el trailer, pq la venden como una película de terror, cosa que no es... ya que todos sabemos que se trata de una fábula, un drama fantástico... y una comedia, pq no decirlo!?
Aunque lo más curioso ha sido que cuando estaba en el cine, dos individuos se han levantado y se han largado casi en el climax del film, como veis hay gustos para todos.
Bravo por Manoj!

Saludos ;)

Director's Cut dijo...

Ah! se me olvidaba comentar un detalle... Me he alegrado por el final, ha habido instantes que me he temido un cambio radical en el argumento, cosa que suele hacer mucho Night, véase "El Sexto Sentido" ó "El Bosque", y que está muy de moda... No se si me explico, pero tampoco quiere fastidiar nada a nadie.
Me alegro que no nos hayan tomado el pelo con ningún final extraño, me entendéis?

Ciao ;)

Dcine dijo...

Normalmente intento escribir un pequeño comentario y termino escribiendo una parrafada más larga que un día sin pan...
Hoy no lo haré.
La vi el sábado y me parece una de las películas más hermosamente elaboradas de los últimos años. Con su fallos, si, y con una excesiva intención trascendental quizás, pero solo por su apuesta sin reservas por la magia y la validez del cuento como medio de educación moral (algo que como muy bien nos cuenta el director al principio de la película, es algo que se está olvidando) ya vale la pena. No es redonda, pero casi.
En suma una gran película, a contracorriente del habitual cine comercial de Hollywood que me temo, por desgracia, que le costará hacerse un hueco en la taquilla, merced a una nefasta y absolutamente equivocada campaña publicitaria, que más que hacerle daño, la ha condenado al ostracismo comercial.

Ah!, se me olvidaba, por supuesto, y como suele ser habitual, estoy de acuerdo con todo lo que afirmas en tu acertada reseña.

Un saludo,
Barry Collins

Noa dijo...

Holaaaa Rosenrod!! Veo que nadie descansa en verano, menos yo (y no soy funcionaria :P)

Tengo material para leer de aquí a una semana... Me alegra que ver que no pierdes el tiempo.

Un besazo!!!

Hombre Lobo dijo...

La he visto anoche y me ha parecido una obra maestra. Increíble, una de las películas que más me ha "llegado" en los últimos años.

Creo que podría ser una de las mejores de Shyamalan. Esta es una cinta que hay que recomendar hasta el hartazgo.

Muchos saludos.

Libertino dijo...

sisisi, yo tsmbién vi a gente largarse de la sala.
Ay que ver...
Me cago en la verificación de palabras:)

Rosenrod dijo...

Director's, yo también me alegro de que se haya zafado de tener que dar un golpe de guión al final de la película, una autoexigencia que creo se acababa volviendo en su contra y que, además, cada vez era más forzada. Y totalmente de acuerdo; el otro día, delante del cine, una pareja dudaba si ver ésta, que "era de miedo", o "Piratas del Caribe"... ganas me dieron de advertirles de que "La joven del agua" era un cuento. No lo hice, y ahora me arrepiento; si no eligieron la de Deep, seguro que fueron de los que se levantaron.

Barry, que conste que siempre son interesantes tus textos, tengan la longitud que tengan. Y estoy de acuerdo contigo en los temores de que la recaudación, de una semana a otra, directamente se desplome. Esperemos que no llegue a enterrar a M. Night.

¡Jajaja, Noa! Aunque no te lo creas, yo también he estado de vacaciones, y por nuestra común tierra, tomando la dosis necesaria de sidra para pasar el laaargo invierno. ¡Y no te lo leas todo, mujer, que no puede ser bueno!

Hombre Lobo, me alegra que hayamos coincidido. Espero leerte.

...y Libertino: es verdad que la verificación de palabra es un rollo, pero ya me ha pasado un par de veces encontrarme de repente con varios comentarios de Spam... y borrarlos sí que es un rollo.

Saludos para todos!

Donnie dijo...

Todos nos leemos unos a otros, me encanta esto de los blogs en serio, es conocer a gente día si, dia también...

Shyamalan el mejor!

Alex dijo...

No es fácil escribir sobre una película así. Se mueve en el terreno de lo etéreo, superficie tan resbaladiza como los bordes mojados de la piscina que Cleveland se encarga de cuidar.

Salvo en pequeños matices, compartimos opinión... salvo en una cosa; la interpretación de Shyamalan.

Puede que no sea brillante, pero sí resulta convincente. Interpreta el papel de un hombre sumido en la tristeza más profunda, no es necesario que varie demasiado su expresión, pues está vacío. Sus expresivos ojos bastan para dar forma al personaje. Podría decir esto por llevar la contraria, ya sabes, aquello de impedir el pensamiento único, pero no es así... Realmente su interpretación me pareció convincente.

Se reserva además la más hermosa y sobrecogedora escena de la película. Tipo listo.

Después se podría discutir el significado real de por qué se ha atribuído tan importante personaje. Pero esa es otra (conspiranoica) historia.

Brillante posteo, Rosenrod.

Saludos.

Iñaki Bilbao dijo...

"La joven del agua" es una fábula, creada y puesta en imágenes por Shyamalan, quien otra vez busca el beneplácito del espectador, ante la imaginación desbordante de sus imágenes.
El resultado es aceptable a nivel de entretenimiento, pero poco convincente en todo lo demás.
Como fábula o cuento moral para adultos (pues es para adultos, los niños se morirían de miedo), no hay que buscarle realismo alguno, así que hay que creer a pies juntillas todo lo que se ve. Sí, de acuerdo, pero cualquier historia debe tener una plasmación seria, por muy fábula que sea. Y esto, creo que no lo logra Shyamalan en todo momento, yéndosele de las manos algunas cuestiones, como los diálogos del tercio final, que resultan ridículos y causan la hilaridad de los espectadores (si lo digo es porque cuando la he visto en el cine, la peña se descojonaba al oírlos, no por otra cosa).
La película comienza francamente bien y Shyamalan logra, como siempre, crear una atmósfera subyugante, donde realismo y fantasía se dan de la mano bastante bien.
Lástima que poco a poco, pero irremediablemente, la cosa degenera un tanto, no logrando, creo, que el espectador se apasione por lo que ve. Antes al contrario, se corre el riesgo de desconectar en gran medida, dado el camino que sigue la historia. Así, atónitos, asistimos a un espectáculo desigual, con el ritmo adecuado de su director, prometiendo mucho y no dando tanto, ni mucho menos, al finalizar. Una parte final que, si no cae de lleno en el ridículo, poco le falta, pese a ocasionales escenas maravillosamente planificadas, como el enfrentamiento entre "el guardián" y el malo de la peli, por así decirlo, o el momento en que el crítico de cine ve al mismo personaje maligno. Un momento lleno de ironía y sarcasmo, una crítica bastante maja de cierto cine comercial actual.
Es posible que sea cuestión de tener el corazón de un niño para comprender y amar este singular filme, pero creo que, lastimosamente, lo único que sucede es que cada película de Shyamalan es peor (o menos buena) que la anterior. Va en franca regresión, a mí no me cabe duda. Pero supongo que seguirá teniendo legiones de seguidores, lo que no me parece mal.
Pero entre lo que intenta y lo que logra hay una gran diferencia.
Menos mal que la simpleza de la historia, está muy bien maquillada por el empaque técnico, con una bonita y pegadiza música de James Newton Howard y un Paul Giamatti y Sarita Choudhuri, francamente estupendos.
Amén de la fotografía. Sin estos elementos, la película parecería mediocre, sin lugar a dudas.
En fin, que no me ha convencido aunque sí me ha hecho pasar el rato, pues como sucede siempre con este director, sabe mantener el interés, un interés que es ficticio, pero ahí radica la calidad de Shyamalan, que nos la vuelve a meter doblada. Tiene mérito, sí.

Noel dijo...

Yo creo que el hecho de que M. Night Shyamalan interprete ese papel es tan fundamental como todo lo demás.

Rosenrod dijo...

Álex (1): bueno, de eso se trata, ¿no? :)

Álex (2), me alegra que coincidamos... salvo en lo de Shyamalan. Creo que una cosa es la inexpresividad y otra el abatimiento, y no basta con la cara seria para parecer ensimismado... De hecho, creo que Shyamalan es el principal problema para que esa escena a la que te refieres funcione.

Bienvenido, Iñaki. Aunque te extrañe, estoy en parte de acuerdo contigo: es cierto que las películas de Shyamalan son más consistentes en su primera mitad que en la segunda; en lo que no coincido es que la segunda parte de ésta descarrile como dices. De hecho, algunas de las escenas mayores están precisamente en esa parte, en la que se vive ya un aceleramiento en el que van cayendo las últimas barreras y simplemente te dejas llevar hasta el final. Y como curiosidad, cuando yo vi la película, algunas personas se rieron al final, mientras que otras aplaudieron, más o menos la misma cantidad en un caso que en otro. No puede haber expresión más gráfica de lo que está produciendo esta película...

Noel, pues si Shyamalan creía que era necesario para que la película se sostuviese me parece que, simplemente, se equivocó.

Gracias a los tres!

Iñaki Bilbao dijo...

Un abrazo a Alex y a todos los demás.
Un bonito blog, sin duda.

Vuestro amigo

Iñaki

AL dijo...

Hola a todos,

antes que nada decirte que me ha gustado mucho tu crítica-comentario, describes muy bien lo que es y cómo hay que entrar en la película.

Cuando comentabas lo de la madre china, me ha venido la escena a la cabeza y no podía parar de reirme, que caretos ponía Paul. Es un fantástico actor. American Splendor en V.O.S es brutal.

Respecto a "la joven del agua" decir que me ha gustado, ya haré mi crítica en mi pág si tengo tiempo, aunque no ha logrado volverme loco ni mucho menos. Quizá con un 2º visionado pero con 1 no.

A mi personalmente no me ha sacado de la película la participación de M. Night como el escritor del vecindario, es más, me parece correcto.

La pelic tiene escenas muy buenas como ya hizo en sus anteriores propuestas.

En definitiva es una película rara, que cuesta asimilar y catalogar. Con el Bosque sigo dudando, ya que la pelic está extraordinariamente rodada pero tal engaño descarado hace que te sientas demasiado traicionado, cosa que en esta ocasión no ocurre y nos presenta lo que vamos a ver sin trampa ni cartón.

Señales no me parece tan mala como muchos dicen y decís, me parece muy entretenida y crea una atmósfera y una tensión muy buena. ME apetece volver a verla.

Y de las B.S.O que decir, James N. H. se vuelve a salir. Que melodía, que leit motiv uffffff

De los 3 que fuimos a ver La joven el agua, soy el único que la da un aprobado (como mínimo).

Pues nada ya seguiré comentando, que he estado 2 semanas sin internet :( jeje y toca ir poniéndose al día.

Saludos ;)

¿ysiestaveztequedaras? dijo...

¿No había un artículo nuevo?, ¿O me estoy volviendo loco?
"La joven del agua" no me han convecido pero ha disgustado menos de lo esperado... pero básicamente no por la propuesta narrativa sino porque me parece una película demasiado evidente, excesivamente clara y obvia

Rosenrod dijo...

¡Un saludo, Al, qué bueno reencontrarte por aquí!

E Ysi, gracias por tu opinión, es tan importante como la que podamos tener cualquiera de nosotros.

Un saludo!

Libertino dijo...

Échame una mano tío, tengo un listillo en mi blog.
En el comentario de la joven del agua..

Rosenrod dijo...

Me paso a ver, Libertino...

Darthz dijo...

La acabo de ver esta noche y acabo de hacer una crítica en mi blog también, que podrás ver si te pasas.

A mí me cautivó desde ese precioso principio. Y es lo que tienen los genios, que impresionan y usan la imaginación, y la fantasía como arma más letal en sus films, me encanta.

Un saludete. Nos leemos.

Rosenrod dijo...

La fantasía como arma letal, Darthz... me gusta esa frase (lo malo es que me temo que también podrán usarla los detractores de Shyamalan :) )

Un saludo!

kasandra dijo...

Nada, aquí visitándote, para decirte que has conseguido que me la esté bajando y que me encanta como cuentas tú el cine en ''tu humilde blog sólo de cine'' ;)

Un beso :)

Rosenrod dijo...

Muchas gracias, Kasandra. Ya me dirás tu opinión...

kasandra dijo...

Recién finalizada. Vuelvo a leer tu crítica. En realidad a mí lo que costó fue muchísimo entrar. No sé por qué. Quizás por el escenario. Te dices cómo se va a desarrollar la ternura ahí entre tanta superficialidad que aflora de la vida de los departamentos. Pero luego me fue enganchando, sobre todo por el personaje de Cleveland que acaba pillándote del todo por lo humano qué es, y al que te encantaría conocer y que se cuidara de ti aunque sea un poco cobarde o ya ves... huya de su pasado. La escena que describes en el sofá ... es auténtica. No sé, a mí me habría dado mogollón de vergüenza pasar por algo así delante de la cámara y es que el tío la borda, la borda porque es como el defecto en los cuentos, como el personaje del defecto que tantas veces es tonto pero tiene la solución. Y ahora quiero hacer otra cosa en este estado en el que todavía me encuentro y te dejo. Pero mira, vuelvo y me releo el artículo porque me voy a seguir por cosas de las que hablas aquí y además he recordado que tengo filmografía de Trier pendiente y me acuerdo de Aquel Rompiendo Olas que me cautivó. Por... yo que sé, por todo :)

Un beso Rosenrod.

Ah, lo del niño es que me flipó. Leyendo en las cajas de los cereales. Eso un verdadero simbolista ... muy especial

Rosenrod dijo...

Bueno, lo del simbolismo entra dentro de tu terreno, Kasandra: seguro que ahí tienes mucho que sacar. Y me alegro de tu ímpetu y de tu hambre de cosas nuevas... es algo estupendo.

Otro beso para ti, Kasandra

kasandra dijo...

La princesa prometida me recordó a las pelis de mi infancia. Salvando las distancias con Errol Flynn. La vi anoche antes de acostarme por ... no sé, porque estaba aquí. Bueno, genial la espada de espadachines. Los echaba de menos. No me cautivó pero ... se ve, por eso, porque tiene golpes muy divertidos.

Un beso.

kasandra dijo...

Y El protegido me ha Flipado. De esta sí que me apetece escribir

Besos :)

Rosenrod dijo...

Para mí, "El protegido" es un prodigio: la mejor construida de Shyamalan, con momentos realmente sobrecogedores (los flashbacks del personaje de Samuel L. Jackson...) Pero claro, fue justo después de "El sexto sentido", y dejó a la gente desconcertada...

Un beso, Kasandra. ¡Menudo ciclo te has montado! :)

kasandra dijo...

'El bosque' querido Rosenrod. Eso ha sido ahora. Estoy con los créditos y voy a acostarme. Quería contarte lo fascinante que me ha parecido. Y dejarte un beso de buenas noches :)

(te escribí un comentario mucho más largo y detallado pero ya sabes... a veces la red nos juega malas pasadas y se borra todo)

Rosenrod dijo...

Me alegro de que ésta también te haya gustado, Kasandra; yo creo que ésta tiene un problema entre la maravillosa forma y un guión que no está bien terminado. Pero tiene secuencias memorables, en las que Shyamalan demuestra que es un auténtico genio de la imagen y la planificación.

¿Y la música? ¿Qué me dices de la hermosa banda sonora?

Otro beso también para ti (aunque llegue con un poco de retraso, como las conversaciones de los astronautas y la Tierra) :)

kasandra dijo...

Que flash me he llevado. Creí que concursarías en eso de los premios. Y como este es el lugar en el que más he disfrutado el cine... el único... eso en mí se queda desierto.

Si estoy equivocada y lo que no tienes es link, avísame por favor.

Y no, yo no pido ningún voto.
Elijo lo que me gusta :)

Así que no te molestes en pensar que te estoy haciendo la pelota para ... yo que sé... a mi me quema mucho precisamente el mercantisimo.

Un beso

kasandra dijo...

Gracias por ese beso. Si llegó con retraso pero llegó :)

Rosenrod dijo...

Hola, Kasandra. Pues no, no concurso, porque honestamente creo que hay blogs mucho mejores dedicados al cine, y mucho más trabajados. Pero gracias por tu comentario; si algo de lo que has leído por aquí te ha servido de algo, me doy por más que satisfecho.

Otro beso (con retraso incluido :) )