17 septiembre 2006

DOS PELÍCULAS EN UNA


Pues bueno, ¡ya tenemos las tres! Ya está completa la terna entre la que los muy honorables miembros de la Academia elegirán cuál será la película que envíen a representarnos a los Oscar. Una vez vistas Volver y Alatriste, ya podemos asomarnos a la tercera, que acaba de llegar a nuestras pantallas, Salvador, un biopic sobre la vida y ajusticiamiento de Salvador Puig Antich, el último ejecutado en España por el método medieval y brutal del garrote vil (¡es increíble la inventiva que ha aplicado el hombre desde siempre a pensar nuevos y expeditivos métodos de matar!).

Con Salvador, curiosamente y a pesar de las diferencias entre una y otra, nos encontramos con una estrategia muy parecida a la de Alatriste: una producción con un presupuesto solvente (lejos de las cifras de la película de Díaz Yanes pero, aún así, muy generoso para los niveles en los que se suele mover el cine español), una estrella internacional (Daniel Brühl, que saltó a la fama con Good Bye, Lenin) y un gran reparto en el que milita gran parte de la primera línea del cine español del momento (resulta curioso que, en la terna, haya bastantes actores que aparecen en más de un título). Y lo que, a la postre, se revela como más destacado de la película de Manuel Huerga: su apuesta por la traslación a una historia de nuestro pasado reciente del formato no ya de un género hollywoodiense, sino de dos.

Porque dos son las películas, claramente diferenciadas, que conviven en el metraje de Salvador: la primera, en la que se nos narra, en un largo flash back, la historia de Puig Antich, cómo se inició en la acción armada para enfrentarse al régimen de Franco, sus relaciones amorosas y su evolución, hasta su aciaga detención en la que se produce un tiroteo y muere un policía (cargo que servirá para que le condenen a muerte cuando, tras el asesinato de Carrero Blanco, el Gobierno busque un chivo expiatorio); y una segunda, centrada en la larga espera hasta la ejecución, los intentos por conseguir el indulto y la ejecución misma.

Pues bien, para la primera parte, Manuel Huerga (doce años sin visitar las pantallas grandes desde su opera prima Antártida, si bien ha permanecido ligado a la imagen desde la gestión y creación televisiva y publicitaria) opta por una estética, un ritmo y unos códigos de narración propios del thriller norteamericano. Y la cosa funciona: si bien parece arriesgado trasladar lo que tantas veces hemos visto en títulos ambientados en Las Vegas, Chicago o Nueva York, una sabia utilización de las posibilidades puestas a su alcance nos introduce en un relato ágil, propio para mostrar la vorágine en la que se ven inmersos los miembros del comando, con una fotografía que nos sitúa en los años setenta y una ambientación perfecta, en la que la música de Lluís Llach, extremadamente eficaz, se alterna con pasajes en los que podemos oír temas de aquellos años (a destacar la estupenda secuencia del atraco perpetrado a los sones de Locomotive Breath, de Jethro Tull).

En cambio, para la segunda, Huerga opta por lo que se ha convertido ya en un verdadero subgénero del cine norteamericano (o quizá deberíamos decir sub-subgénero, porque a su vez es una derivación del cine carcelario), como es el del preso en el corredor de la muerte (en España no existía tal cosa, pero la situación es similar). Y aquí es donde la película flojea más porque, a la agilidad e innovación que supone para nuestro cine la primera mitad, en este caso la película, fiel a las necesidades del género, opta por desarrollar los aspectos más emotivos, material sensible que, aunque eficaz, roza a veces la inverosimilitud, por más que se sostenga que todo está basado en hechos reales. Un peligro que ronda constantemente, por ejemplo, a Leonardo Sbaraglia, que pone todo su empeño en que la evolución del funcionario primero hostil y luego solidarizado con el reo sea creíble (y cuya conversión se concreta en una escena, la del partido de baloncesto uno contra uno en el patio de la cárcel, que es ya un estándar de este tipo de películas).

Con una sobresaliente interpretación de Daniel Brühl y unos secundarios ajustados y competentes (Manuel Huerga incluso consigue que Tristán Ulloa esté bien, algo que, por sí sólo, ya es mérito suficiente), el director consigue lo que, sobre el papel, parecería imposible: transformar lo que podría haber sido una película panfletaria, en una muy digna película comercial, que asume sin complejos un estilo de cine fácilmente accesible para todos los espectadores (y eso, sin renunciar a una posición ideológica explícita, que sólo se ve empañada en los títulos de crédito del final por una extraña amalgama en la que se mezclan Palestina, el 11-S, Bin Laden, la guerra de Yugoslavia o el 11-M, sin que nos quede muy claro qué tiene que ver con lo que acabamos de presenciar).

Y así, este reverso de Cuéntame o Aquello de lo que la familia Alcántara no habla a la hora de cenar todos juntos, se transforma en una película que supera el localismo para poder ser vista por cualquier espectador foráneo. De hecho, es la más americana de las tres, lo que no es mala baza de cara a una posible competencia por los Oscar.

Pero nada de eso importa, porque ya sabemos todos que toca poner la pica en Los Ángeles. Y, ¡ríete tú de Rocroi! Claro que, cuando los académicos de Hollywood pasen de nuestro Alatriste, que si los hados no lo remedian será la elegida por los muy sabios miembros de nuestra Academia el próximo día 28, siempre nos quedará el consuelo de decirnos que los pobres yanquis están adocenados por su estúpido cine comercial y no son capaces de degustar un delicatessen tan profundo y artístico como el protagonizado por el bueno de Mortensen. Y así, podremos poner una mueca displicente y decir: "¡Bah!, ¿serán paletos?"

En fin, nunca he tenido más ganas de equivocarme que en esta ocasión, podéis creerme.

SALVADOR. España, Reino Unido, 2006. Color, 134 min. Dirección: Manuel Huerga. Intérpretes: Daniel Brühl, Tristán Ulloa, Leonardo Sbaraglia, Leonor Watling, Ingrid Rubio, Celso Bugallo, Joaquín Climent, Antonio Dechent, Manuel Morón. Guión: Lluís Arcarazo, basado en el libro de Francesc Escribano Compte enrere. Fotografía: David Omedes. Música: Lluís Llach. Producción: Carola Ash, Albaert Martínez Martín, Jaume Rores. Vista en: Cine.

[+] Salvador, en Pelisbilbao
[+] Puig Antich, en El séptimo cielo

27 comentarios:

Rebe dijo...

Pues yo a ver cuando puedo ir a verla, que tiene muy buena pinta y además Daniel Brühl es un actor que me gusta bastante. Yo la verdad es que, creo que elegirán "Volver", lo que sería bastante lógico, ya que al manchego por las tierras hollywoodienses lo adoran, lo único que espero es que no escojan "Alatriste". Tendremos que esperar unos días más.

Besitos.

Lucinda dijo...

La verdad es que vi el trailer de "Salvador" en el cine de verano y me llamó bastante la atención; siempre me ha gustado el cine que indaga en ese tipo de sucesos: crímenes históricos tendenciosos, y no lo digo a malas; es obvio que el director está en contra del régimen franquista, lo cual comparto; tal vez por ello la película me llama la atención, si bien veo que puede ser usada inconvenientemente por algunos sectores como arma arrojadiza. Es lo que tiene remover actos del pasado. Aún así, Daniel Brühl como bien dicen promete bastante.

pequeñoIbán! dijo...

A falta de ver Salvador; Volver es la mejor para los Oscar... y probablemente siga pensando lo mismo por más que me pueda gustar la película de Huerga

En efecto, el trailer de Salvador era tan facilón como emotivo

KesheR dijo...

La veré, aunque no sé si en cine...

Lucinda dijo...

POr cierto, Rosenrod, no sé si tendrás acceso al suplemente de El País, sino métete en el blog de Javier Marías... nunca me ha decepcionado tanto. Ser amiguito de Yanes, el director de Alatriste, le ha valido a Marías una de las críticas más lameculos y falsas.

robgordon1982 dijo...

Rosenrod! Tenemos que hacer algo ya!!!! Tenemos que evitar que se de una catatrofe nacional con la elección de "Alatriste".Es que cada vez me huele peor la cosa...

Esta semana veré "Salvador". De momento no leo tu crítica para no condicionarme de un modo u otro.
Ya te contaré.

Saludos septimocieleros!

Noel dijo...

¡¡La... Máquina... de... Bailar!!

No hay justicia en el cine español.

Rosenrod dijo...

Bueno, Rebe, el 28, a las 10 de la mañana, saldremos de dudas...

Bueno, Lucinda, desde luego que la posición ideológica no la ocultan, y es un período muy poco tocado por el cine español, y altamente sensible. De todas maneras, hay un hecho incontrovertible: fue el régimen anterior el que hizo que Puig Antich muriera ejecutado, y que lo hiciera además con un método tan medieval y especialmente macabro como el garrote vil. En cierta forma, la película me recordaba a "En el nombre del padre": en España pudimos disfrutarla sin miedo, pero ¡no quiero ni imaginarme la que debió montar en el Reino Unido! (aunque, francamente, no creo que ésta de "Salvador" sea tan polémica).

Compartimos favorita, Pequeñoibán (¡manda narices que lo diga alguien como yo, que normalmente no comulgo con el manchego!)

Ya me dirás, Kesher, uses el soporte que uses :)

Lo leí, Lucinda. Y es una grandísima decepción, porque normalmente Javier Marías tiene un gusto exquisito, y es una auténtica gozada leerle cuando escribe sobre cine. Y es doblemente sangrante si tenemos en cuenta lo hiperexigente que es él cuando se trata de guionizar una obra suya (basta con recordar el follón de "El viaje de Robert Rylands")... La verdad es que uno oscila entre el cabreo y la pena; vale que no hace falta que ataquen algo relacionado con un amigo pero, ¿por qué no guardar un prudente silencio? Porque, simplemente, resulta muy difícil de creer que le haya podido entusiasmar "Alatriste".

Bueno, Rob, ¿y qué quieres que hagamos? Como no montemos un comando que asalte la sala donde se haga el recuento y les pongamos "Alatriste" una y otra vez hasta que se rindan, ya me dirás :) Lo único que se me ocurre sería tomarnos unas copas para digerir el disgusto si finalmente ocurre... Un abrazo, y ya me dirás qué te parece "Salvador".

¿Por la máquina o porque no la hayan nominado, Noel? (de todas formas, seguro que es más divertida que "Alatriste", sin duda).

Saludos!

robgordon1982 dijo...

Lo de las copas me va bien, jeje ;)

kasandra dijo...

Mi amiga se muere por ver esta peli juntas. Si lo hago me voy a acordar de ti porque antes de ir me volveré a pasar por aquí y me empaparé de todo lo que dices; a ver si así logro ver cine en más de una dimensión. De todas formas, hoy saber un poquito más me ha gustado mucho :)

Besos

Memphis Blues dijo...

Lamentablemente, yo tambiñen creo que la elegida será "Alatriste". Y los casos de amigismo son sangrantes en esta ocasión, sea J. Marías o M. Torreiro o incluso Gasset.
Mi favorita continua siendo Volver y no sólo porque yo sea un gran fan de Almodovar. En esta ocasión creo que es la mejor con diferencia.
Saludos

Raccord dijo...

Una duda que me corroe. Daniel Brhul es aleman no? Le doblan o hace el papel foneticamente casi como el amigo Viggo?. Igual la voy a ver mañana

Alfie dijo...

Me anoto "Salvador", pero creo que debe ser peor película que "la noche de los girasoles", impresiones. En cuanto a la selección para los OScars, "volver" es muy buena, pero para presentarla a los oscars como que no, hay cosas mejores, y no creo que "Alatriste" sea una de ellas. Pero en fin, estos sabios son como los romanos de Axterix, cada día están más locos.

Lucinda dijo...

Daniel Brülh tiene un padre alemán (o la madre) y el otro catalán. Ahora no recuerdo quién era qué.

Dcine dijo...

La vi ayer, y como suele ser ya habitual, coincido plenamente con tu opinión. Es a groso modo lo que nunca nos mostrará "Cuentame" por mucho que te cuelen una manifestación aquí y unos grises allá.
Una excelente muestra de cine comercial y con mensaje, con una muy lograda ambientación (mucho más acertada que la de la citada Cuentame) un montaje vertiginoso y con un estilo muy actual, que sin embargo, y al contrario de lo que podría parecer, se ajusta como anillo al dedo a la historia que se nos cuenta, unas interpretaciones en general muy correctas, y una historia real que muchos tildarán de progre, no sin su falta de razón, pero como muy bien dices ronsenrod unos mensajes más arriba, el echo incontestable es que el regimen ejecutó de forma sumarial al pobre desgraciado de Antich, que sirvió como cabeza de turco del régimen pagando de forma brutal con su vida. Y digo pobre desgraciado por que, en el fondo, lo que nos muestra ésta película es la historia de un joven con ideales, inconformista que, harto del miedo y la represión, intento revelarse contra un régimen brutal (que lo ejecutó sin miramientos por ello), que lucho contra el miedo y el horror que ya se habían encargado de destrozar la vida de muchos, entre ellos su padre. Osea la historia de David contra Goliat solo que esta vez, y como suele ser normal en la vida real, gano Goliat.

Una propuesta que a muchos les puede parecer efectista (quizás en algunos momentos lo sea, aunque en mi opinión nunca de forma injustificada) pero que resulta necesaria para que, con su pequeño granito de arena, podamos entender (algunos, comenzar a entender) lo que supuso para el país el régimen de Franco.

Un saludo,
Barry Collins

El Vaugan dijo...

Esta todavía no la he visto, aunque dudo que llegue a la entidad de esa otra película llamada "Salvador", de Oliver Stone, y que nada tiene que ver con ésta, pero que ahí la he metido, con calzador, para tirarme el moco pedante, ea!

En cuanto a Alatriste está claro que irá a los Oscars, queiro decir a la selección, porque en cuanto los críticos vean que tiene menos ritmo que la cintura del mismísimo Frankenstein la tiraran directa por el retrete.

Saludos VideoArenileS.

La navaja en el ojo dijo...

¡Al ritmo de Locomotive Breath! Qué bueno. A lo mejor voy a verla sólo por eso.

Rosenrod dijo...

Kasandra, lo bueno del cine es que tiene tantas dimensiones, casi, como espectadores. Espero que te guste si la ves.

Totalmente de acuerdo, Memphis.

Raccord, como bien dice Lucinda, es de madre española y padre alemán. De hecho, creo que nació y pasó sus primeros años en Barcelona; su acento cuando habla en castellano es perfecto, y supongo que lo mismo pasará con el catalán.

Alfie, ¿no te ha gustado "La noche de los girasoles"? No la he visto, pero me habían hablado bien...

Barry, coincido contigo: me parece una muy digna propuesta de cine comercial. A ver si se nos quita el complejo y somos capaces de hacer más, que parece que sólo nos movemos entre los extremos "profundos" (normalmente, más bien "pseudoprofundos") y los chabacanos (Torrentes y demás). Una tercera vía no estaría mal...

¡Jajaja, El Vaugan! Muy bien definido; y efectivamente, bien distinta a la del Stone (es curioso que antes no se repetía ningún título porque no se podía, pero hace tiempo que eso debe haber caducado, porque abundan los ejemplos de lo contrario, aunque me imagino que el título "oficial" de ésta es "Salvador Puig Antich")

Te lo juro, Navaja. Y me encantó.

Gracias a todos!

Director's Cut dijo...

La verdad es que la película tiene muy buena pinta. A mi me encantan este tipo de temáticas y además por lo que he visto en el trailer, técnicamente estamos ante una estupenda producción española (e inglesa jejeje). Aunque me temo que no será un "boom" en la taquilla.

Saludos Rosenrod ;)

JohnTrent dijo...

Esta la tengo pendiente de ver, puede ser de las proximas que vea en el cine y si no me queda mas remedio, tendre que esperar al DVD, pero pinta muy interesante. Desde luego, de las tres que anuncian para los Oscar y viendo Alatriste (Volver paso directamente de verla) me arriesgo a pensar que es la mejor.

¿Por que siguen con la mania de contratar actores que no son españoles para hablar de personajes españoles? Alatriste, Salvador o la proxima Manolete (que no pienso ver ni aunque me den de latigazos)...(que si, que ya se que es para venderlas mejor a otros paises).

Lluna de foc dijo...

Creo que éste año es muy difícil alaelección de peli a los oscars, las tres prometen mucho, son buenas y funcionan en taquilla pero como siempre los americanos no saben apreciarlo. Por que los oscars son siempre los premios mas importantes? por que nos seguimos reflejando en el espejo yanki?

Rosenrod dijo...

Yo tampoco lo creo, Director's; sólo una eventual elección para los Oscar elevaría su recaudación pero, francamente, no creo que eso suceda.

Pues tú lo has dicho, John; y supongo que, cuando se capta capital extranjero (y ésta lo tiene inglés), es más fácil amarrar el dinero cuando se cuenta con una estrella internacional. Cosas de las coproducciones, que ya sucedían en los heroicos tiempos almerienses...

Pues, Lluna, nos guste o no, es así. No dejan de ser los premios de la industria cinematográfica más potente del mundo; yo confieso que siempre suelo terminar diciendo que las ceremonias son un rollo y una decepción (más aún en casos como el del año pasado, con ese desbarre de premiar a "Crash"); pero también es cierto que el año anterior, cuando Eastwood ganó con "Million Dollar Baby", me sentí tan feliz como si hubiese ganado mi equipo de fútbol... Sé que es absurdo, sé que es puro marketing, y que desde luego no son los Oscar el rasero con el que medir la calidad (ahí está la sempiterna lista de grandes nombres del cine que nunca ganaron uno)... y sin embargo, cada año, vuelvo a vivirlos. Contradicciones que tiene uno... :)

Saludos!

Alex dijo...

También yo me temo que será "Alatriste". Horror!!!

Por el bien de todos espero que la elegida sea "Volver". Se haría justicia, además. "Volver" es una película excelente.

Rosenrod dijo...

Álex: totalmente de acuerdo en los miedos y en las preferencias. Que no se cumplan los primeros y triunfen las segundas.

Un saludo!

Mikyma dijo...

La verdad es que con lo que has dicho me han entrado ganas de ver Salvador. No como Alatriste...que como mucho la veré en DVD y gracias. Y es que para opinar de una película hay que verla, por pocas (ninguna en mi caso) ganas que tengas.

En cuanto a la de Volver, la verdad es que el cine de Almodóvar nunca me ha tirado mucho así que no creo ni que la vea.

Y dado que allí, en tierras americanas, tienen a Pedrito poco menos que en un pedestal yo llevaría a los Oscar la suya. Porque seamos sinceros, pelis de aventuras como Alatriste allí tienen 50 mil cada año; y la de Salvador hasta que no la vea tampoco puedo decir cómo es. Así que yo, por lo menos, apostaría a caballo ganador. Aunque ya se sabe que nunca se sabe.

Por cierto, felicidades por el cacho blog que tienes montado. Me pasaré a menudo.

thalatta dijo...

Pues yo creo que llevarán "Volver", aunque no sea más que para llevar la contraria jejeje.
Puestos a envíar algo a los Oscars, tiene más posibilidades la de Almodovar (aunque no he visto "Salvador") que ninguna de las otras. En fin...
Saludos :)

Rosenrod dijo...

Muchas gracias, Mykima. Ya sabes dónde estamos.

¡Ojalá aciertes, Thalatta!

Saludos!