02 septiembre 2006

LA PELÍCULA QUE PUDO SER


Pocas veces se volverá a dar una conjunción de factores tan favorable como la que ha precedido el alumbramiento de Alatriste: un punto de partida, las novelas de Arturo Pérez-Reverte, auténticos best sellers que retoman y adaptan a la España del siglo XVII las claves del género de capa y espada bendecidas por Dumas y compañía; la elección de un actor carismático que además, tras la saga de El señor de los anillos, ha logrado imbuir a su estampa de una intensidad épica que añadía enteros al personaje de Diego Alatriste; un director-guionista solvente, que había dado muestras de pulso firme en su debut en Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto, y demostrado que no le asustan los retos en Sin noticias de Dios; un plantel de secundarios entre los que militan algunos de los mejores actores del momento del cine español; y un presupuesto amplio, generoso, con el que levantar un retrato convincente y espectacular de un país crepuscular, esclerotizado, que ve disolverse su imperio mientras sus mejores hombres se desangran en los campos de batalla.

Y quizá lo más difícil, lo más importante: un público entregado de antemano. Cuando oímos tantas y tantas veces quejarse a los responsables del cine español del presunto analfabetismo del espectador patrio (patético aquel discurso de la presidenta de la Academia, en la entrega de los Goya, literalmente riñendo a los españoles porque habían preferido a Harry Potter o a Shrek frente a las producciones españolas del año), esta vez se había creado una verdadera expectación, que a buen seguro se reflejará en la taquilla de este primer fin de semana, alimentada además por un trailer prometedor que parecía garantizar el resultado. Una cierta sensación de "por fin, por fin lo hemos conseguido, lo hemos logrado..."

Pues no. No lo logramos. Por resumir, Alatriste no es una mala película, pero tampoco es buena. Es, simplemente, una película del montón, prima hermana de otras cien que, si se estrenasen en nuestras pantallas con pasaporte francés o alemán, durarían una o dos semanas en cartelera, otra gran producción europea del tipo de las de "quiero y puedo pero, no sé por qué, no me sale".

Y lo más frustrante es que, a lo largo de todo el metraje, se entrevé perfectamente la gran película que pudo llegar a ser y no alcanzamos a ver: resulta sorprendente la escasa creatividad que muestra en la planificación y los movimientos de cámara, con secuencias que se van sucediendo mecánicamente, sin verdaderos picos de emoción, y con el convencimiento final de que Díaz Yanes, simplemente, no sabe rodar secuencias de acción. De hecho, los mejores momentos de la película, únicos destellos que apuntan lo que podría haber sido, o bien son escenas intimistas (magnífico el último encuentro de Alatriste con María de Castro, una hermosa Ariadna Gil), de acción en interiores (la secuencia de los túneles de Breda), o de las pocas con cámara dinámica (el plano de las botas en el primer encuentro con Olivares).

Viggo Mortensen pone su estampa al servicio de un Alatriste de pocas palabras, convincente, amargado, escéptico, que nos arrastra... hasta que abre la boca. Sinceramente, es de agradecer que Mortensen haya querido rodar en español pero, ¿quién puede creerse que Diego Alatriste haya nacido en León cuando luego le oímos hablar? El esfuerzo que, además, tiene que hacer el actor neoyorquino para que no se note su acento le lleva a un tono neutro que no es de ningún sitio, y a la sensación de que asistimos, más que a una interpretación, a un recitado.

Sin embargo, es en los secundarios donde brilla a más altura la película. Formidables están, como siempre, Eduard Fernández (¡qué robaplanos!), Unax Ugalde y Antonio Dechent; sorprendentemente creíbles Juan Echanove como Quevedo y Javier Cámara como el conde-duque de Olivares; bella y triste Ariadna Gil, Elena Anaya correcta, y una Pilar López de Ayala que, simplemente, no tiene papel al que agarrarse. Y en cuanto al antagonista de Alatriste, un Gualterio Malatesta bien asentado en el cuerpo de Enrico Lo Verso... ¿alguien que no haya leído los libros y sólo vea la película entenderá el motivo de su rivalidad?

Mención aparte merece la sorprendente y, vistos los resultados, gratuita elección de Blanca Portillo para hacer el papel del inquisidor. ¿Por qué? ¿Qué aporta? Si se toma una decisión tan al límite, debería poder justificarse de alguna manera... Eduardo Noriega, por su parte, reconfirma lo que ya sabemos de largo: que es un actor tan guapo como limitado, pero aquí no molesta demasiado.

Pérez-Reverte ha destacado hasta la saciedad que no pretendía hacer una historia luminosa, sino tan triste y sucia como lo era aquella España desalentada y en decadencia; de ahí que los duelos y las luchas no podían ser brillantes, espectaculares... aquí estaríamos en las antípodas de Los duelistas, de Ridley Scott: los combates apenas duran segundos, los espadachines son marrulleros, los heridos se rematan a cuchilladas y la sangre salpica. Pero lo contrario de lo espectacular nunca debe ser lo ramplón, máxime cuando se pone tanto cuidado en otros aspectos como el de recrear la luz de los cuadros de los maestros del Siglo de Oro (incluso a extremos tan cansinos y poco originales como la reproducción del cuadro de La rendición de Breda), con una estrupenda fotografía de Paco Femenía.

El final de la película, en fin, resume perfectamente todo lo bueno y lo malo que lo precede. Simplemente, no es emocionante, no es épico, y no transmite la grandeza que debería... en parte, por la marcha de infantería que se escoge para llevarnos al último plano. Muy buena idea sobre el papel pero, en la pantalla, de resultado bastante plano. Una ocasión desaprovechada por el habitualmente inspirado Roque Baños.

Una lástima. Otra más.

ALATRISTE. España, Francia, EE. UU., 2006. Color, 147 min. Director: Agustín Díaz Yanes. Intérpretes: Viggo Mortensen, Unax Ugalde, Ariadna Gil, Eduard Fernández, Antonio Dechent, Juan Echanove, Javier Cámara, Eduardo Noriega, Elena Anaya, Enrico Lo Verso, Blanca Portillo, Pilar López de Ayala. Guión: Agustín Díaz Yanes, a partir de las novelas de Arturo Pérez-Reverte. Fotografía: Paco Femenía. Música: Roque Baños. Producción: Álvaro Agustín, Antonio Cardenal. Vista en: Cine.

[+] Raccord, en ¡Aquí está Jack!
[+] Robgordon1982, en El séptimo cielo
[+] Álex, en Antarctica Starts Here
[+] Donnie, en They Made Me Do It
[+] Matías, en Silencio, se rueda
[+] Iñaki, en Pelisbilbao
[+] Thalatta, en Thalatta
[+] Rebe, en Mi galaxia muy lejana
[+] Alatriste, en El búnker
[+] Alatriste: Qué vuelo más triste, en Videoarena
[+] ALATRISTE: Una preciosa caja de regalo vacía, en Tierra de cinéfagos
[+] Alatriste, en Ser cinéfago, según John Trent

40 comentarios:

Hicks dijo...

Vaya, una preocupante noticia. Esperare a verla para dar mi opinion; pero no es la primera critica negativa que oigo (y eso que se estreno ayer); mal asunto si la gran esperanza del cine español, no consigue convencer.

KesheR dijo...

Nada, ni una buena. Sólo en los periódicos y ese tipo de medios puedes encontrar alguna cosa buena. No me extrañaría que fuera un complot para apoyar la película.

santianes dijo...

Algo preocupante sucede en España. Debo admitir querido Rosenrod que en parte la señora Sampietro tenía razón, en España "estamos bien locos porque insistimos en hacer películas", sin embargo en este caso Sancho no es la recaudación sino probablemente el "espectador analfabeto" que sigue ciegamente al Quijote y una y otra vez recibe estos incomprensibles varapalos. Sin duda alguna terminaremos quijotizados de tanto volcar la esperanza en estas frustraciones: la selección de futbol, el estreno del año: alatriste,...¿que más?

Lucinda dijo...

¡Muy duro, Rosenrod! He leído tu crítica y de algún modo sé que si la viera estaría de acuerdo contigo. Hay algo en el cine español (¿tal vez que hemos visto demasiado cine internacional?) que nos hace siempre tener esa vaga sensación de "lo que pudo ser... pero no fue" como tan bien dices tú...

Yo aun no la he visto pero quisiera recalcar un detalle: parece ser que para que la película funcione mejor en taquilla, han echado mano de una caterva de actores de primera línea españoles, para de algún modo atraer a más gente. Sólo faltaba que contraran a Leonor Watling y la dirigiera Vicente Aranda... y ya teniamos película española clásica al canto.

¡Y lo de Blanca Portillo, increible! Lo vi en un documental y aluciné. En efecto, coincido en que es arriesgado escoger a una mujer para tal papel.

En fin, qué cosas las del cine español.

Rebe dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo Rosenrod, la ví ayer (estoy trabajando en mi crítica ahora mismo jeje) y la verdad es que podría haber sido más, no es mala eso no, pero tampoco es la gran película que la historia podría haber creado. La voz de Viggo (al que admiro mucho) es sencillamente horrorosa, si tiene acento argentino lo entiendo, pero es que el cambio que le han hecho hacer ha sacado una mezcla extraña que no va a ninguna parte y que queda muy mal sobretodo si escuchamos al resto del reparto. Secundarios de lujo como mis queridos Unax Ugalde y Elena Anaya, además de la fantástica Ariadna Gil, y aún así falta algo. Tampoco yo entiendo la elección de Blanca Portillo, no he leído los libros, comencé con el primero pero no tuve tiempo de terminarlo, pero familiares míos son bastante seguidores y tampoco comprenden el porqué. Sobre lo de la entrega de los Goya prefiero no opinar, porque sencillamente a mí no me gusta el cine español, salvo excepciones contadas, y prefiero cualquier (tampoco cualquier bodrio americano) película tanto europea como estadounidense antes que algunas (es que telita con la mayoría de películas españolas de las carteleras) de las españolas, y deberían fijarse antes de decir nada, en la calidad del cine extranjero muchísimo antes que echarnos la culpa al público del fracaso de sus películas. Volviendo a "Alatriste" (que me desvío y no sé donde estoy jejeje) yo tenía muchísimas esperanzas en la película, pero se hace pesada en la mayor parte de los momentos, es demasiado larga (o corta, según como se mire ya que han metido de todos los libros) y las cosas importantes se pasan demasiado rápidas, yo llegaban momentos que no sabía dónde estaban, no se explicaba gran cosa, y luego había escenas de demasiado diálogo que no decía casi nada (eso es muy extraño). Pero bueno, al menos lo han intentado, espero que poco a poco el cine español pueda hacer también una superproducción en toda regla. Incluso hay momentos en los que la cámara está desenfocada, y los planos son muy raros. Eso sí, la hambientación es estupenda.

Ale, ya me he desaogado jeje, besitos!

robgordon1982 dijo...

Es una cinta francamente decepcionante. Sin alma, sin gancho, sin nada mas que una bonita factura.

Eternamente lenta, inundada de secuencias innecesarias y lo más preocupante, sin un hilo argumental.

Yanes ha fallado de pleno. No ha sabido hacer de Alatriste una obra cinematografica.

Un desperdicio de 24 millones de euros.

Saludos tristes...

roibradbury dijo...

pues una lástima, era una película que esperaba con interés pese a partir de una novela de Reverte al que le tengo cierta manía.
Pero bueno habrá que verla igualmente y te diré mi opiníon.

Raccord dijo...

Completamente de acuerdo contigo. Por cierto; los críticos profesionales están todos comprados por la productora?

"Apasionante y sombría. (...) un sólido discurso histórico (...) entre lo visualmente más potente que haya dado el cine español en años, como ese espeluznante final en Rocroi, que clausura un mundo." (M. Torreiro: Diario El País)
----------------------------------------
"Díaz Yanes separa la yerma de la letra, derrama toda la sangre que es preciso, y entra a matar sin artificios. (...) Pero aunque parezca mentira, le faltan minutos y le falta dinero a este capitán de nuestro cine (...) Puntuación: *** (sobre 5)." (Federico Marín Bellón: Diario ABC)
----------------------------------------
"Hay creación y valentía. Y la mezcla perfecta entre una película de aventuras y una histórica. Un filme con empaque. (...) Puntuación: **** (sobre 5)." (Carlos Marañón: Cinemanía)
----------------------------------------
"Épica, pero también lírica. (...) la última hora se sumerge en la tragedia y la aventura crepuscular con altura equiparable a un Peckinpah o un Sergio Leone (...) Puntuación: **** (sobre 5)." (Jesús Palacios: Fotogramas)

Me parece que en la Operación Malaya dentro de poco aparecerán los nombres de todos estos

Anónimo dijo...

Esa pelñicula es una basura, además tenia al lado un vandalo que no paraba de beber cerveza con las palomitas

Marnie dijo...

La verdad es que disiento contigo sobre el tráiler. ¿Prometedor? Yo ya lo veía venir XD Era el típico tráiler en el que se acumulan escenas y personajes sin ton ni son, como si cantidad fuera sinónimo de calidad, y donde los momentos épicos ya resultaban algo chuscos. Y parece que precisamente han sido esos, la falta de un hilo argumental y su escasa espectacularidad, los principales fallos que se le achacan a la película. Tampoco me extraña, de hecho, ¿a alguien le extraña? XD Yanez no tenía experiencia en el género, y condensar no sé cuántos libros en una sola peli... pues eso, de cajón que saliera mal.

Considerando que todavía tengo pendientes "La joven del agua", "United 93" y "Desayuno en Plutón", que iré a ver en cuanto pueda volver a andar bien, creo que ésta la dejaré para bastante más adelante. Y la veré por curiosidad, o sea, para poder criticar con conocimiento de causa, no por interés XD

Marnie dijo...

P/D- Quería decir YaneS

thalatta dijo...

jo... la semana que viene voy a verla con mis hijos a los que, supongo, les gustará. Esta vez no voy a decir "esta boca es mía" a ver qué dicen. Pero me ha desilusionado un poco todas estas críticas. Curiosamente esta mañana discutía con mi hija cuando me contaba que Mortensen ponía su voz, y yo le decía que ¿cómo iba a poner su voz con acento sajón a un caballero español?, pero nada... ya le he pedido disculpas jejejeje. En fin, procuraré borrar de mi mente vuestras críticas e ir con la mente abierta :)

JohnTrent dijo...

Cada vez me da peor espina esta pelicula. Tiene una pinta realmente temible, y no ya por los negativos comentarios (que hablan sobretodo del tedio que provoca) sino porque desde un principio, incluso con el trailer, me suena algo rancia y sosa. Ya veremos, pero no tengo a penas espectativas.

Rosenrod dijo...

Pues sí, Hicks; una verdadera pena.

Sí, Kesher; lo del corporativismo de la crítica española, a veces, clama al cielo.

Sí, Santianes, a veces da ganas de preguntarse: "Dios mío, ¿qué hemos hecho para merecer esto?" Y sin embargo, me niego a caer en el victimismo: si ha sido posible reunir este esfuerzo, si el señor Vicente Aranda es capaz de repetir generosos presupuestos (a escala española, claro) película tras película para luego recaudar una mísera parte... quiere decir que en este país se puede ser ambicioso. Claro que, puestos a serlo, hay que hacerlo bien. Precisamente estos días, he leído una entrevista a Viggo Mortensen en el que ponía el ejemplo de Nueva Zelanda, un país bastante menos potente que España, pero que ha sido capaz de levantar no un "Alatriste", sino posiblemente el proyecto cinematográfico más ambicioso de la última década (hablo, claro está, de "El señor de los anillos"). Eso es lo que me duele, que ni somos pupas ni somos lo mejor de lo mejor, que aquí HAY gente que puede hacerlo bien, que podemos hacerlo bien... y una vez más, nos encontramos CON ESTO. Eso es lo que me cabrea.

Lucinda, de todas formas, tienes un plantel de actores de primera del cine español (de primera por lo que salen, porque si es por calidad, no todos son tan de primera)... y luego sacas a Pilar López de Ayala un minuto.

Rob, ya te he leído. ¡Y yo que creí que había sido duro! :)

Rebe, yo no caería en la trampa de descalificar el cine español de plano. De hecho, no sé muy bien que es eso del "cine español": ¿Amenábar? ¿Torrente? ¿Saura? ¿la Coixet? ¿Almodóvar? ¿Alatriste? ¿"Azuloscurocasinegro"? ¿Jordá? ¿"Desde que amanece, apetece"? ¿Guerín?... Cuando me enfrento a la cartelera, eligo porque me interese la película, independientemente de la nacionalidad. Y sin embargo, cuando me doy cuenta, resulta que de eso que me interesa, el 90% es estadounidense...

Roi, espero que la veas y que podamos leerte; pero, aunque a veces tengo dudas, en este caso estoy casi seguro de que no te va a gustar. Pero ya me dirás...

Raccord, posiblemente el hecho de que el mundo del cine en España sea tan reducido, hace que todo el mundo se conozca. Aquí se ha puesto mucho dinero, y el prestigio y la carrera de mucha gente depende de que salga adelante esta película: así de simple. Pero lo que no se da cuenta la crítica es de que, así, hacen un flaco favor al cine que tanto dicen defender. Si vas a ver una película llevado por esas críticas, y luego te aburres, ¿qué? Es más, ¿qué hubiera pasado si "Alatriste" fuese una película no digo ya norteamericana, sino alemana? ¿Seguirían siendo tan benévolos? Puede que los críticos consideren que tienen que apoyar el cine, pero el espectador que paga seis euros más palomitas no tiene por qué apoyar nada: va simplemente a ver una película, a divertirse, a llorar, a gritar o a pensar, según lo que escoja; y ya está. Cuando la crítica se olvida de cuál debería ser su papel, orientar, a partir de una inevitable visión personal, sobre lo que el espectador va a ver, para que así pueda escoger, se está convirtiendo en una crítica fallida y, por eso mismo, superflua.

¿Cerveza con palomitas? Bueno, al menos te ahorrarías oír cómo sorbía por la pajita...

Bien visto, Marnie. De todas formas, yo me refería a que el trailer, al menos, parecía ofrecer una ambientación, una producción solvente... aunque, pensándolo a posteriori (lo más cómodo, para qué nos vamos a engañar), creo que tienes razón... En fin, mucho mejor las tres anteriores.

Bueno, Thalatta, a ver. Quizá después de haber leído estas líneas tan desfavorables, el resultado sea mejor de lo que esperas... ya me dirás, por cierto, qué les parece a tus hijos porque, la verdad, tampoco la veo para el público joven. Pero a lo peor soy yo el que tiene el mal día... :)

Gracias a todos!

Rosenrod dijo...

No me extraña, John.

Un saludo!

Dcine dijo...

Pues estoy absolutamente de acuerdo contigo,ronserod. No creo que se pueda decir más clara y contundentemente la realidad de Alatriste que es, simplemente, lo que pudo ser, y por desgracia no es. Técnicamente está muy bien(la fotografía por ejemplo al estilo de los pintores del barroco, consigue algunos planos realmente brillantes), la dirección artística es de Goya ( a buen seguro que lo ganará) y consigue transmitir la realidad de la España de aquellos años. En general nada desentona (quizás la música de vez en cuando no es la más adecuada) y en cuanto a los actores, prácticamente todos los secundarios están bastante bien (Javier Cámara me parece que está acertadísimo) aunque algunos de ellos sean prácticamente floreros. Pero por desgracia el guión es un absoluto error. Parece que han querido contar demasiadas cosas, y sin embargo, al final no terminan de contar nada. Como muy bien dices ronserod, alguien que no haya leído los libros (como el que esto escribe, aunque los conozca bastante bien) no entiende las razones de Malatesta para tan gran enemistad con el protagonista, la película no lo explica. Tampoco queda claro porqué en un momento dado unos personajes apoyan a Alatriste y luego no (si se explica, pero de forma tan baga que tampoco queda muy claro). Ni tampoco se sabe nunca el porqué de las intrigas en su contra.
Todos estos errores de guión, sumados a una labor de dirección demasiado plana (las escenas de acción aparecen mal rodadas y no transmiten la emoción necesaria; la secuencia en el teatro es excesivamente larga para no contar prácticamente nada) y a una excesiva duración, hacen que Alatriste no sea la gran película que todos esperábamos y nos hubiera gustado ver.
Otra vez será.

Un saludo,
Barry Collins

Iñaki Bilbao dijo...

Interesante pero también fallida adaptación al cine, de las buenas novelas de Arturo Pérez-Reverte.
Como todo el mundo sabe, ha habido bastante dinero para rodar esta magna película y se nota, sobre todo, en su empaque técnico. En este apartado no hay nada que reprochar pues el dinero no cabe duda que ha estado bien invertido: una buena música de Roque Baños, una preciosa fotografía de Paco Femenía, perfecta dirección artística, maquillaje, vestuario y peluquería, y unas escenas de masas (con no demasiados hombres, que tampoco hacía falta) bien rodadas.
Sin embargo, la cinta falla por donde más duele: su guión.
Sí, porque aunque la técnica esté muy bien, si la historia no está bien argumentada, narrada y estructurada, al final al espectador (que es lo que le sucede, al menos a la mayoría) le queda una sensación de oportunidad fallida. De que no se ha logrado aquello que se ambicionaba, esto es, que pasara esta obra a la antología del cine español, que se recordara practicamente siempre, que fuera un ejemplo de cine estupendo patrio...Y no lo es en absoluto.
Personajes que aparecen y desaparecen sin dejar apenas huella, cuando no son de absoluto relleno (Pilar López de Ayala...), escenas cortadas demasiado rapidamente, algunas bastante emotivas, sin poder posarse lo suficiente en el corazón del espectador, y sucesos muy importantes que suceden sin ninguna explicación, sin haber preparado antes al espectador (la escena del hospital, por otra parte muy bonita).
Así, con estos mimbres, es muy difícil que la historia apasione al espectador, quien ve cuanto acontece con mucha distancia, no frialdad, pero sí sin involucrarse.
En el lado positivo, además de lo referido a la técnica y a la innegable plasticidad de algunas escenas (el despertar de Alatriste en un cobertizo, con la luz del amanecer penetrando por la ventana; Ariadna Gil descenciendo por la escalera), además de todo esto, la batalla final, muy bien rodada, todas las escenas en que aparece Ariadna Gil (sin duda, la mejor interpretación de todas), y las que aparece Javier Cámara, también estupendo.
En definitiva, que se podría hablar mucho más de ella, una obra no solamente imperfecta, si no claramente por debajo de sus posibilidades. Con relación a esto, no sé si habrá entre los críticos españoles, la valentía de decirlo, dada la brutal pero necesaria publicidad que se le está haciendo en todos los medios de comunicación, pero creo que hay que decir la verdad, y la verdad es que, finalmente, no convence, aunque es cierto que entretiene, no aburre pese a su largo metraje. Pero eso, en un producto de esta envergadura, no es suficiente.
No diré que me ha decepcionado, pues lo cierto es que, en mi interior, algo barruntaba, pero sí que me ha dejado bastante indiferente.

Un saludo a tod@s.

Rosenrod dijo...

Barry, la verdad es que me pregunto por qué no se barajó la posibilidad de una saga; o, ya puestos, y ya que tenían tan gran presupuesto, haber rodado dos películas a la vez. Supongo que habrá sido un veto de Pérez-Reverte, o algo así. Y es cierto que la escena del teatro se hace eterna para no añadir nada (por no decir lo plano que está rodada).

Tú lo dices, Iñaki, y parece que estamos teniendo consenso: el guión, ése es el problema.

Un saludo!

pequeñoIbán dijo...

Podría a ver sido la película del fin de una época, y en cierto sentido lo es. Posee un aire crepuscular en algunos de sus momentos, pero ahora la pobre es rancia; está encorsetada... y Díaz Yanes no pasa de buenas maneras

Director's Cut dijo...

Joooo! Pues a mi me ha gustado. Aunque hacer un película de cinco libros, es cierto que no es un acierto, pues todo queda mecanizado y en ocasiones confuso si no has leido los libros. Pero hay que admitir que está muy pero que muy bien hecha. Quizá algunos esperaban el toque épico como Braveheart... Es una película con escaramuzas y batallas sucias... etc...
No es la mejor película de la historia, y hay muchas cosas mejorables, pero es un regalo para los ojos.
Saludos!!!

Matias dijo...

Bueno, no voy a decir mucho acerca de las decepciones que esta película me ha producido. Por lo leído aquí, y en otros sitios, este sentimiento pacere ser compartido por la mayor parte del público amante del buen cine, venga de donde venga.

Pero sí quisiera abundar en lo que comentan Raccord y, Rosenrod a colación de lo dicho por éste. ¿Qué extraño impulso a puesto de acuerdo, y de un plumazo, a toda la crítica patria en torno a las inexistentes bondades de una cinta más bien mediocre? Sinceramente, a uno le da por pensar, cómo dice Rosenrod, que hay mucho interés de por medio. De hecho, algún gran medio nacional, como Telecinco, y me imagino que algún otro grupo mediático, está tras el proyecto. Pero si el público se deja guiar por este entusiasmo tan insólito repartido por casi toda la prensa, entiendo que más de uno se va a llevar un chasco mayúsculo. A mí me pasó en parte, aunque lo mitigué por la lectura de algunos blogs como éste, de los que me suelo fiar y, visto lo visto, dar mucho más crédito que a otros medios, aunque yo también sea del gremio periodístico.

No me gusta ser patriotero a la hora de hablar de arte, y prácticamente, a la hora de hablar de casi todo. Las cosas se han de ver en su justa medida y ponderar honestamente lo visto en un pantalla, aunque se parta de la inevitable subjetividad personal. Y yo veo en 'Alatriste' mucho derroche de medios muy, pero que muy mal canalizados. Quizá sea yo el equivocado, no sé.

Rosenrod dijo...

Yo creo que directamente le supera, Pequeñoibán. En el blog de Rob, he leído que alguien mencionaba el nombre de Urbizu como el de alguien que quizá hubiese tenido más posibilidades de llevar a buen puerto el proyecto... y cuanto más lo pienso, más creo que me hubiese encantado ver a Alatriste con la mirada de Urbizu (sí, sé que también tiene pestiños entre joyas como "La caja 507", pero sus registros me parecen más cercanos a lo que podría haber necesitado esta empresa, puestos a hablar en términos imperiales :) )

Director's, me alegra que hayas disfrutado. De todas formas, sigo sosteniendo que no es lo mismo una pelea sucia que una pelea mal rodada (y ejemplos en el cine los tenemos a cientos y si no, basta con repasar a Peckinpah, sólo por citar un ejemplo). E insisto: a mí no me parece tanto como un bodrio, sino una película del montón, lo que lo convierte en una verdadera decepción respecto a lo que esperábamos, sinceramente, de ella.

Matías, hoy he revisado algunas críticas, y lo curioso es que en algún caso, como en el de Mirito Torreiro, en "El País", te das cuenta de que entre líneas mete, aquí y allá, algo que parece contradecirse con el espíritu de la columna (menciona lo del acento de Mortensen, las caídas de ritmo, que algunos intérpretes están inadecuados, etc.), pero medio oculto, como intentando guardar un equilibrio entre lo que quiere decir y lo que verdaderamente puede decir... Y lo curioso es que puedo entender perfectamente su postura, pero eso no quita que me parezca bien triste; salvando las distancias, era como cuando, en la dictadura, los escritores o los periodistas tenían que intercalar aquí y allá su verdadera opinión, de manera que no se notase demasiado y así pasar la censura.

Gracias a los tres!

Natalia Book dijo...

Quizás el problema de muchas películas españolas es la escasez de actores. No digo que sean malos, pero algunos tienen unos registros muy limitados, y si encima se "queman" en series de TV con papeles completamente esterotipados hace que sus papeles pierdan mucha credibilidad y, por tanto, no nos creamos nada de lo que ocurre ni logremos meternos en la historia.
Un saludo

Alex dijo...

Básicamente tocas todo el espectro posible. Apenas puedo añadir nada a una opinión tan próxima a la mía.

Tal vez seas demasiado generoso con semejante desproposito. Aunque el cinísmo sea tal vez más reprochable que la generosidad en este caso.

De acuerdo en que por un momento, la escena del collar a punto estuvo de interesarme. Afloró algo de calor que se disipó inmediatamente. El trabajo actoral es, en general, muy muy discutible. Ni me creo a Echanove, ni Unax Ugalde transmite nada que no sea perplejidad.

Tal vez sea Eduard Fenández (olvidé citarle en mi page) junto a Javier Cámara y Enrico Lo Verso, lo único salvable en este naufragio de celuloide que ojalá nunca se hubiese perpetrado, en contra de la opinión de aquellos que afirman que se trata de una película necesaria. Las malas películas nunca son necesarias.

Saludos, Rosenrod.

Fer Ganzo dijo...

Querido Rosenrod, prepárate porque mañana voy a ver esta película, y dejaré aquí mi pertinente comentario. No obstante, no creo que mi opinión se aleje demasiado de la tuya, como de costumbre. un saludo

Matias dijo...

Leí la crítica de M.Torreiro antes de ir al cine y pensé que todo iba a encajar, y la peli sería mucho mejor de lo que en realidad es. Sí es cierto que deja algún dardo soterrado por ahí suelto, pero, en general, se rinde como el resto de la prensa (puedes leer a Oti Rodríguez-Marchante en su blog de ABC.es, a Jesús Palacios en Fotogramas, a Borja Hermoso en su blog de elmundo.es, entre algunos otros). Ojo, y cito a gente cuyas opiniones suelo apreciar por considerarlas bien ponderadas, pero, una vez más, terminó pensando que ellos han visto una película diferente a la que hemos visto el resto de público.

Rosenrod dijo...

Natalia, creo que, si un actor es verdaderamente bueno, no se quemará nunca, por mucho que haga un papel en una serie que deje huella. Creo que es el caso de Javier Cámara o, por poner un ejemplo extranjero, el de George Clooney: para muchísimos actores, su triunfo en "Urgencias" habría sido, directamente, su tumba. Creo que lo mismo vale para Cámara y "Siete vidas". Claro que lo habitual suele ser lo contrario...

Nada, nada, Fer, prepararé el acero por si acaso :)

Matías, tienes razón; entonces, ¿es un problema de excesiva cercanía, de amistad con Díaz Yanes? Porque algo así ocurre con Cuerda, al que ningún crítico se atreve a poner mal una película, por mucho que bastantes de las suyas dejen de desear... De todas formas, ¿te has fijado, tanto en el blog de Oti como en el de Borja, cómo cambian radicalmente los comentarios antes y después del estreno de la película? Eso me reconforta: al final, el público no es tonto, y gracias al doble filo de los blogs, tienen posibilidad de, al menos, expresar su cabreo cuando se siente engañado.

Un saludo!

thalatta dijo...

Bueno... ya la he visto, y nada, mi opinión como espectadora corriente y moliente no se aleja mucho de lo que has escrito. A mi hija de 13 años le ha encantado pero no se le puede tener muy en cuenta porque lo que le gusta es Mortensen jejejej (bueno a mi también). Con mi otro hijo de 14 me he reído un montón a costa del acento "alatristano" y ha coincidido conmigo en que no... no termina... o como dice una cobloguera mía "le falta fuelle". Ya ni hablamos de cuando habla Blanca Portillo o de Noriega que imaginábamos más mayor y más de otra manera. No se quién ha dicho por ahí de la banda sonora, yo no la he encontrado, ningún momento a recordar, la verdad.
A mi también me ha encantado la escena esa de la luz entrando e iluminando el lugar donde duerme Alatriste.
Ahhh y un exceso de corte de cuellos y sangre ¿no?.
Aún así me ha gustado ir a verla :)

Natalia Book dijo...

La verdad es que no merefería a Camara precisamentre, ya que creo que Camara es uno de los actores con más regostros y a la altura de los mejores.
Pero mira, ahora que lo dices igual es un buen test para ver quien es buen actor: Todo aquél que logre sobrevivir a una serie de éxito y no quemarse puede entrar en la categoría de buenos actores.
Se admiten candidatos. Uno: Cámara; Dos.... (espero respuestas)

Rosenrod dijo...

Thalatta, lo de la sangre y los cuellos se relaciona mucho con el deseo, al parecer, de Pérez-Reverte y Díaz Yanes de que el acto de matar quedase reflejado sin apariencias heroicas, porque Alatriste, por muy protagonista "bueno" que sea, no deja de ser un mercenario a sueldo. Y muy interesantes las reacciones de tus hijos; este claro que una estrella es una estrella, y este Viggo, sin duda, lo es.

Pues eso, Natalia: Clooney. ¡Ah!, y Bruce Willis.

Un beso a las dos!

AL dijo...

hola a todos.

Es una película rara, confusa, que te deja con una sensación ambigua.
Entiendo que haya gente a la que no le guste ya que no es espectacular ni bonita. Se lo decía el otro día a una persona y aquí se ha hecho algún apunte parecido. “Alatriste” no es “Braveheart” tampoco “El sr. de los anillos” es una película sucia, fuerte, con héroes que no lo son, y todo esto es debido a que la época no era para florituras es decir, eran batallas duras, sin belleza ni grandes coloridos como los pastos escoceses. Por eso aunque es una superproducción tampoco es una superproducción americana. Si hubiesen tenido diez mil millones pues quizá hubiesen metido 3000 extras en las batallas pero tampoco lo creo, a mi la verdad no me hace falta ver tantos extras, con los que salen me parecen suficientes. Es una guerra sucia, de ir arrastrado. Magnífica secuencia en las trincheras, con el portugués que se tiene que levantar mientras Dechent dispara y luego los túneles.

Mi otro miedo era Viggo. 1º En cómo iba a disimular su acento argentino y luego tras saber que lo había evitado, cómo iba a quedar. Y la verdad es que me ha encantado. Al principio se te hace un poco raro, pero a las 3 palabras ya están tan metido y tan encandilado con este actor que ya roza la cincuentena (como lo oís) que se te olvida por completo y te da un matiz muy bueno. Un hombre que pese a ser mercenario tiene sus valores y sus principios. No delata a nadie, asume retos a desgana, y se debe a una corona que le utiliza. Bueno pues todo ello unido al carisma de este extraordinario actor hace que su voz me encante. No me falla, me hace un personaje carismático, esa especie de capitán al que seguirías sin dudarlo. Puede que todo ello cobre más fuerza por la situación extraña de ver a Unax Ugalde, Noriega y demás actores españoles con “Aragorn” pero el hecho es que me crea esa sensación.

La película por otro lado se me hace confusa. Demasiados nombres, situaciones que a la gente corriente se le pueden hacer extrañas como el personaje de Ariadna Gil, que si se casó con el mariquiton de rey pelirrojo, al final parece que solo la utilizó y no llegó a casarse con ella, pero de los que fuimos cada uno entendió una cosa. Por ejemplo a mi me llevó a la confusión el hecho de que el actor catalán de Mar adentro, cuando Viggo en la parte final, cuando va a ver a Ariadna y le tienden la trampa, le dice que porqué ha dicho eso, lo de que es un cornudo y a ver su viuda a quien se arrima ahora o a quien le quita la vara. Bueno el caso es que ahí también me hizo pensar que podía ser Ariadna su mujer y que por eso le llamaba cornudo. En fin que te llevaba a la duda.

Luego hay un claro mensaje de que las mujeres son unas hijas de p... (no os echéis sobre mi todas) pero los dos personajes femeninos son malas como serpientes, pese a que luego derramen lágrimas. Elena Anaya tan enamorada y tan buena, primero le dice que o se hace de la guardia real o que se olvide de ella, luego cuando se van a fugar empieza a escuchar en su cabeza lo de los hijos de tus hijos y claro, al pobre Unax pues... Luego está también Ariadna que pese a ser mejor que Elena tiene también unos huevos como el caballo del Cid.
En cambio tanto Unax como Viggo, sus personajes viven por ellas, son puros y nobles pese a estar en esos tiempos tan duros.

Extraordinario Eduard Fernández. Que grande es ese actor y por supuesto también el bueno de Antonio Dechent.

¿Alguno sabe de quien iba a hacer Antonio Resines?

Es cierto que le falta un punch a la película y seguramente es debido al guión, ya que el guión es la película. A los apartados técnicos no se les puede poner ninguna pega. Una fotografía increíble, una producción, un vestuario, dirección artística etc.

Respecto a Blanca Portillo pues a mi también me lo tienen que explicar, porque en muchos casos el que la haya reconocido se ha salido de la película diciendo: - coño si es la de siete vidas – así que hubiese sido mejor tener un actor desconocido, pero bueno ellos sabrán el motivo.

Y como comenta un compañero, yo que no he leído los libros no sé porque se tienen tanto odio Malatesta y Alatriste.

Y eso os cuento. A ver si también hago mi crítica.

Un saludo a todos.

PD: Como dijo Viggo – ser español es aprender a perder.
PD2: Excepto en Baloncesto. Jeej.

Rosenrod dijo...

Álvaro, muy extenso e interesante tu comentario; veo que coincidimos en lo básico, en la desproporción entre los medios a disposición del director y los fallos casi de principiante que tienen muchasdelas escenas.

Un saludo!

Darthz dijo...

A mí en el momento en que empezó a hacerme más reir que emocionarme o cautivarme, ya supe que tipo de película estaba viendo. Tristemente concuerdo contigo también, otra más, un bodrio en definitiva.

Una sonrisa.

Rosenrod dijo...

Darthz: yo,al contrario que muchas de las críticas que voy viendo por ahí, no llegaría a calificarla de bodrio. Pero es, qué duda cabe, una decepción: sinceramente, nos merecíamos más.
Un saludo!

Memphis Blues dijo...

Este fin de semana fuí a ver la película. Me parecio insufrible. Horrible!! No encontré ningún valor. Era una mezcla de historías tremenda, sin desarrollar, sin finalizar... No sabes xque sucenden las cosas. Tampoco encuentro ninguna razón a lo de poner a Blanca Portillo de hombre?? ¿Lo mejor? Eduard Fernández, sin niguna duda, porque lo de Noriega y otros/as, ¡¡vamos!! ¡Y seguro que la mandan a los oscars!

Rosenrod dijo...

Bienvenido, Memphis. Toda la razón en lo de Eduard Fernández: ¡qué pedazo de actor!

Un saludo!

Anónimo dijo...

La crítica es absolutamente cierta. La película no es nefasta, pero para el presupuesto y los actores que se gasta, es como para matar alguien.....¿Pero es que cuentan algo?....No,se trata de una serie de "episodios" en un espacio de la vida del protagonista, con una conexión escasa (guiada porque son lo mismos protagonistas) pero sin el mas mínimo hilo conductor. Salí cabreado sinceramente. Actores desperdiciados como la Ayala...la voz de Alatriste ....sin comentarios....en fin, otra vez será.

Rosenrod dijo...

Bueno, Anónimo, hay mayoría... y sin embargo, sigue en el primer lugar (bien es verdad que tampoco han estrenado nada que le haya hecho sombra).

Y por cierto, el otro día, en "El Cultural" de "El Mundo", comentaban que el hecho de que Pérez-Reverte hubiese recomendado la película tampoco significaba gran cosa, porque... también recomendó "La novena puerta", ¡que era un bodrio del quince! (por mucho que la rodara mi adorado Polanski). Me parece a mí que lo del marketing lo tiene muy bien aprendido Arturito... (aunque lo verdaderamente grave es que uno haya vuelto a picar de nuevo y haberle creído, cuando tendría que haber recordado que había ya antecedentes).

Un saludo!

P. S. Que conste que "Alatriste" me parece bastante mejor película que "La novena puerta".

roibradbury dijo...

Buenas, como prometí he visto la película y ya estoy dispuesto para dar mi opinión. Estoy de acuerdo en la mayor parte de los post y su contenido sobre todo en que pudo ser una gran película y lamentablemente se quedó a medias.
Sin duda lo que más me asombró fue la falta de un guión más o menos fluido y razonable, por momentos parecía un resumen de escenas de una película más larga (posiblemente eso sea debido a que me parece que adaptaron tres de las novelas de Alatriste para la película), en todo caso no se si por culpa del guión o del montaje la película parece que va a cachos. Además pasa muy por encima de todo, demasiado general, quizás si se hubiese centrado un poco más en una historia y unos personajes en particular habría sacado algo más de ello.
En cuanto a la voz de Viggo Mortensen estoy indeciso, por un lado es cierto que tiene una voz rara sin acento pero en el fondo no creo que perjudique al personaje, al contrario le da cierta gracia. Me gustó menos que tiene cierto seseo al final de las palabras al estilo Rajoi, no se si debido a tener que hablar en castellano y si en ingles no lo hace (no he visto nada en versión original de Viggo). Pero lo dicho, no me desagrada del todo.
Lo de Blanca Portillo realmente no se entiende y espero que no eligieran a una mujer por cierto chiste que se hace en la película sobre que es un santo varón o algo así, porque me parecería demasiado.
En general una decepción que ya veía venir después de leer todo lo anterior y eso que tenía esperanzas de que me sorprendiese. Lo único que me gustó bastante fue la banda sonora.
Un saludo

Rosenrod dijo...

Pues te añado a la lista, Roi; aunque a mí, me decepcionó Roque Baños, un excelente profesional que, en esta ocasión, no estuvo a la altura.

Un saludo!