27 octubre 2006

UN ACTO DE AMOR


La mayor historia de amor de la temporada pasada entre cowboys no fue, contra todo pronóstico, Brokeback Mountain, sino la opera prima de Tommy Lee Jones, la extraordinaria Los tres entierros de Melquiades Estrada, un guión surgido de la hirviente cabeza de Guillermo Arriaga y que nos narra uno de los más impresionantes, irracionales y entregados actos de amor que hayamos visto en cine en los últimos años.

Claro que, como en toda gran obra, el viaje que emprende el personaje de Jones, Pete, para enterrar en en su pueblo de origen el cuerpo de su amigo Melquiades, es el crisol a través del que toma forma el mito de la frontera entre Estados Unidos y México, una barrera que en la película se revela inexistente en la práctica: no hay ningún cambio en el imponente paisaje, y la permeabilización es tal que, si no fuera por los comentarios de los personajes con los que se van encontrando, y la diferencia entre el modo de vida (basta comparar la vida en el pueblo texano, con los individuos viviendo de manera aislada y encontrándose sólo puntualmente en la cafetería, y el mexicano, donde cada instante, sea de trabajo o de ocio, es una ocasión para la relación entre los vecinos, que viven en verdadera comunidad), parecerían el mismo territorio.

Este viaje, que por momentos parece extraído del mundo retratado hace ya tanto tiempo por Juan Rulfo, es iniciático tanto para Pete como para el asesino de Melquiades, Mike (una nueva demostración del gran actor que es Barry Pepper). Por un lado, Pete romperá definitivamente con una vida rutinaria, sin raíces y solitaria, y lo hará a través del sacrificio extremo que supone dejar todo lo que ha conocido (su trabajo en el rancho, sus amores ocasionales...); por el otro, Mike irá transformándose simbólicamente en Melquiades, de tal modo que, al final, será capaz de convertir en real lo que en verdad no era más que la fantasía de que, en algún lugar, al mexicano le estaba esperando una vida plena.

No hay besos, no hay abrazos, ni siquiera hay intensas conversaciones entre Pete y Melquiades, dos hombres que pasan las horas llevando el ganado, en un mundo en el que los diálogos se desarrollan con los interlocutores mirando al suelo, utilizando las palabras justas, y donde nadie llora, o ríe, o expresa demasiado alto sentimiento alguno, donde la mayor demostración de cariño puede ser que tu amigo te regale el estupendo caballo que monta (y que, simbólicamente, volverá a cambiar de dueño al final de la película). Y, sin embargo, uno de estos hombres, que Tommy Lee Jones logra llenar de expresividad a pesar de ser un verdadero tipo duro, será capaz de hacer realidad el mayor de los sacrificios: convertir en real lo que fue tan sólo un sueño de su amigo Melquiades, aún al precio de renunciar él mismo a todo lo que ha sido.

Y es este acto de amor supremo lo que dota de alma a esta película, una de las más hermosas que nos ha sido dado ver en mucho tiempo, que nos habla también de la frustración, de la muerte en vida, de la necesidad del otro, de unas mujeres formidables... en definitiva, de la forma en como sólo lo consiguen las verdaderas obras de arte, nos está hablando de nosotros.

LOS TRES ENTIERROS DE MELQUIADES ESTRADA. The Three Burials of Melquiades Estrada. EE. UU., Francia, 2005. Color, 121 min. Director: Tommy Lee Jones. Intérpretes: Tommy Lee Jones, Barry Pepper, Julio Cedillo, Melissa Leo, January Jones, Dwight Yoakam. Guión: Guillermo Arriaga. Fotografía: Chris Menges. Música: Marco Beltrami. Producción: Luc Besson, Michael Fitzgerald, Tommy Lee Jones, Pierre-Ange Le Pogam. Vista en: Cine y DVD (Cameo).

25 comentarios:

thalatta dijo...

casi, casi... una madre :)

En un lugar de la blogosfera alguien escribía una afirmación bastante cierta: que no es lo mismo el amor que enamorarse.
Felices sueños.

Iñaki Bilbao dijo...

Bella película, todo un canto al amor a la tierra que le vio a uno nacer, y a la amistad.
Tommy Lee Jones, en su primer trabajo tras la cámara para el cine, consigue un hermoso film, duro, amargo, vital, esperanzador.
Plasma singularmente el universo del excelente guionista mexicano Guillermo Arriaga (que se reserva un pequeño papel en la cinta), partiendo de un suceso real que aconteció tiempo atrás. Un "espalda mojada" murió a manos de la policía fronteriza y fue enterrado sin más, sin una lápida que pusiera su nombre. Lee Jones, el director, al alimón de Arriaga, quiso reivindicar a esas humildes gentes que cada día traspasan la frontera de manera clandestina, en busca de un mayor bienhestar para ellos y sus familias.
El resultado final es un emotivo trabajo, en su primer tercio un tanto anárquicamente narrado, algo deslavazado, pero a medida que transcurre la acción, singular en su firmeza y dramatismo.
Rodado en agrestes paisajes, preciosos pero inhóspitos y desolados, los personajes luchan contra su pasado y contra la naturaleza, en busca de su redención y perdón.
Un final muy emotivo da fin a una ópera prima que tuvo en el último Festival de Cine Internacional de Cannes el premio al Mejor Guión para Guillermo Arriaga y el de Mejor Actor para Tommy Lee Jones, gracias a un personaje duro y en apariencia inclemente, pero muy justo y honesto.
Una excelente película que deja un muy buen sabor de boca.

Vade retro dijo...

Soy sincera, el género no me gusta. Sería incapaz de verla :-)

Vade retro dijo...

A ver si puedes visitar este enlace y firmar.

http://web.amnesty.org/library/index/eslMDE131132006?open&of=esl-IRN

Besos.

cineahora dijo...

¡Ah, Rosenrud! siempre sabe encontrar el lado poético, y realista.

¡ Muy bien ! y la película "notable", con momentos también tan surrealistas como, por ejemplo, Pete (Tommy Lee Jones) peinando a su amigo Melquiades (éste definitivamente en no demasiado buen estado), y que por poco lo deja calvo.

En defintiba, una oda a los seres más anónimos, casi destinados a pasar por la vida... ¿sin dejar ninguna huella?

¡ Reciba un cordial abrazo !

cineahora dijo...

¡ Y perdone ! corrijo el nombre, que es "Rosenrod".

Ya sabe, con las ganas y rapidez a veces uno acaba por pulsar la tecla equivocada.

¡ Saludos !

Lluna de foc dijo...

Como siempre tus críticas me hacen cambiar la perspectiva y quizás ahora me mire esta película cosa que antes no tenía ni el más remoto interés en ella. Grácias por abrirme los ojos una vez más.

Besos

ATUAIRE dijo...

Hasta que cai en este blog pensaba que era la única persona que había visto la película. Un gran acierto haberla visto, sin duda, y una crítica interesante la tuya. Te leo. Saludos.

Rosenrod dijo...

Gracias por la frase, Thalatta.

"Hermoso, duro, amargo, vital, esperanzador...". ¿Cómo no estar de acuerdo con esa descripción, Iñaki?

Pues no se hable más, Vade; pero tal vez tengas una idea falsa de ella: no es una película de acción, ni mucho menos. Por cierto, me paso por la página que me envías.

¡Jajaja, Cineahora! No pasa nada... y esos destellos de surrealismo, que parecen beber del mejor Rulfo, me encantan y están muy bien enlazados con el resto de la película (algo nada fácil).

Bueno, Lluna; espero que lo que veas te compense :)

Pues afortunadamente hay blogs que han hablado de ella, lo que demuestra que, aunque no para mayorías, sí que ha sido una película que tiene no pocos defensores... y si no, ahí están los dos premios en Cannes. Gracias y bienvenido, Cesarín.

Y gracias a todos por pasaros por aquí.

Ixchel dijo...

Lo describes con tanta pasión que ¡antojas!.

La buscaré en el video para este fin de semana. Buen fin a ti, saludos!

Mikyma dijo...

Ya me parecía a mi que era buena.

Tommy Lee Jones, Guillermo Arriaga, premios en Cannes. Esas credenciales, más tú comentario.

Habrá que verla, habrá que verla.

Libertino dijo...

esto dije yo allá en mayo...

Western crepuscular, buddy-movie, thriller fronterizo y comedia negra (macabra y negrísima) se dan la mano en esta historia escrita por Guillermo Arriaga, el moñas que escribió "Amores perros" y "21gramos" (y que podría haber firmado tranquilamente "Crash"), en la que un buen hombre intenta cumplir la promesa realizada a un amigo y que sirve como lanzadera del veterano Tommy Lee Jones en la dirección.
Digo lo de "Crash" a cuento de la escena en la que llevan al rehén a curarse de la mordedura de serpiente y se encuentra con la chica a la que había golpeado. Muy crash, vamos.
Peli de veterano, podría pasar por una de Eastwood.
Lo mejor de la peli, a parte de Jones y Pepper (ya no es ninguna sorpresa lo de este chico, Spike Lee o Steven Spielberg le tienen en nómina) es el uso del scope, la belleza de los planos (parece que Jones lleva toda la vida componiendo encuadres) y el ritmo del film (aunque en los últimos 25 minutos se haga un pelín larga).
No he podido verla en v.o.s, pero me consta el dominio de Jones en hablar chicano.
Lo peor, el "toque Arriaga", que no termina de convencerme.
Una frase: "Pasa por la tienda y cómprame tampones"
Un 7,75.

Vargtimen dijo...

A mí me gusta mucho Arriaga. Me parece intenso y original. Y lo de comparar "Crash" con su obra es comprensible, pero no le llega ni a la suela de los zapatos.

De hecho, la parte que más me gustó de "Los tres entierros..." fue el principio, el relato segmentado, lo típico de Arriaga; mucho mejor que el tramo final que es más lineal.

Así de entrada, la historia de 2 tipos y un cadáver que van camino de un pueblo llamado "El Tostón", se presta a hacer chistes fáciles sobre el nombre del pueblo. Pero luego es muy entretenida.

Barry Pepper genial, aunque me gustó más en "La última noche". Y la escena con el viejo ciego, bastante emotiva.
Luego había algún momento algo más truculento, en plan "Este muerto está muy vivo", que me chirrió un poco, pero bastante bien en líneas generales.

Esperando "Babel" como agua de Mayo estoy.

Anónimo dijo...

Me han cautivado tus palabras. Totalmente de acuerdo con lluna de foc: cuando la estrenaron no la tuve en cuenta porque el argumento no me motivaba... pero leyendo tu crítica me han entrado ganas de verla. Que mejor prueba de amor que la renuncia de lo que somos por la otra persona...

Saludos desde Rod@ndo!

freddyvoorhees dijo...

Parece que nos hubieramos puesto de acuerdo para verla, porque tb la he visto esta semana: Estoy, hasta cierto punto, conforme en destacar la película como un bello canto de amor a la amistad, pero la veo demasiado larga, algo lastrada al comienzo por el guión de Arriaga, algun fragmento innecesario como la etapa del hombre ciego y el final no consiguió llenarme. La verdad, a mí me gustó más Brobeback Mountain.

Donnie dijo...

Una de mis películas favoritas del año pasado.

Una obra maestra.

Gran post!!!

Saludos!!!

Alex dijo...

Sin llegar a parecer extraordinaria, sí que me parece una película a reivindicar.

Poco vista y poco valorada. Una pena. Y un gran debut de Tommy Lee Jones. Sobrio y eficaz. Él conoce el mundo rural americano con más precisión que Ang Lee. Ventaja que supo aprovechar para darle más empaque a su cinta.

Saludos, Rosenrod.

Anónimo dijo...

q buen blooog! t felicito...

visita el mio:

http://avaroboboatonton.blogspot.com/

Rosenrod dijo...

Espero que la encuentres, Ixchel. Y buen fin de semana a ti también.

Y las credenciales responden a la realidad, Mykima. Créeme.

De acuerdo en la esencia, Libertino... pero esa comparación entre "21 gramos" y "Crash"... en fin, como que me ha llegado al alma :)

Yo también, Vargtime; ¿tardaremos mucho en completar el Trío de Oro mexicano?

Saludos, Sayuri. Además, el tráiler que le encasquetaron no ayudaba nada; pocos trailers he visto que engañen más sobre lo que le espera a uno cuando va a ver una película. Los que, llevados por él, entrasen esperando una película de acción, se debieron quedar muy pero que muy cabreados.

¡Lo que son las cosas, Freddy! A mí, lo del hombre ciego me parece de lo sencillamente genial de la película...

Hombre, quizá lo de obra maestra sea excesivo, Álex; pero, desde luego, sí que es un comienzo prometedor... veremos si Tommy Lee Jones sigue por aquí.

Totalmente de acuerdo con ese matiz, Álex: el conocimiento del mundo rural (y fronterizo, añadiría yo). Eso es lo que le faltaba a "Brokeback Mountain".

Gracias, Álvaro, y bienvenido; me pasaré a leerte.

Y, gracias a todos!

Anónimo dijo...

Una película en la que se puso mucho cariño tanto por parte de Tommy Lee Jones como de Arriaga. El retrato de los personajes de esa zona fronteriza es magnífico y Barry Pepper, además del propio Lee Jones, está espléndido; también los personajes secundarios femeninos. Y verdaderamente, es una historia de amor maravillosa. No una de las convencionales, sino una demostración de férrea lealtad del personaje de Pete hacia su amigo Melquiades, un 'mojado' cuya muerte todos querían ignorar, al que quiso homenajear para cumplir la promesa que contrajo con él en vida.

kasandra dijo...

Pues entre lo que tú nos cuentas, y que por ahí anden las sombras de esos espectros de Rulfo... poco hay que pensarse. Bajando está. Ya regresaré pues...

Egon Blant dijo...

Para mí está entre las 2 o 3 mejores películas del año.
La comenté en mi blog hace semanas, pero tu crítica és más afilada y lúcida que la mía, además de emplear menos palabras para explicar mucho más.
Un saludo !!

Rosenrod dijo...

Y ese cariño se nota en cómo está hecha la película, Matías; sin duda...

...y te espero, Kasandra. Ya me dirás.

Le echo un vistazo a tu crítica, Egon.

Gracias a los tres!

Lasaga dijo...

Cierto es que una de las grandes películas hechas ultimamente.
Tommy Lee sabe darnos la sobriedad y el clasicismo necesario que por momentos se asemeja a Eastwood.
Es uno de esos titulos en los que no se te puede ocurrir otro reparto

Rosenrod dijo...

Bienvenido/a, Lasaga. Tienes toda la razón: esta película es muy clásica... pero, a la vez, es tremendamente actual. Quizá porque, en el fondo, sus temas son intemporales y universales.

Un saludo!