08 diciembre 2006

TAMBIÉN LOS PEORES QUIEREN SER NIÑOS


Si para muchos Grupo salvaje es la obra mayor de Sam Peckinpah es entre, otras cosas, porque en ella queda fijada, como en ninguna, su concepción de la violencia, que en sus películas aparecía reflejada con una contundencia para la que muchos, en aquellos años, no estaban preparados.

Se le suele incluir en la lista de directores que contribuyeron a desmitificar uno de los escasos géneros verdadera y originalmente cinematográficos; la paradoja es que, mientras iba echando paletadas sobre el western, muchos de aquellos montones de tierra llamados a finiquitarlo guardaban en su interior auténticas maravillas. En cierto modo, puede decirse que asistimos a un entierro que dura ya varias décadas y en el que, esporádicamente, aparecen nuevos oficiantes que no terminan de convertirlo en pasado.

Sin embargo, el mismo año que Sergio Leone dinamitaba la imagen de buen americano de Henry Fonda convirtiéndole en un asesino capaz de matar a un niño en Hasta que llegó su hora, Peckinpah iba más allá y, en los pliegues de su crepuscular relato sobre los últimos días de una banda de forajidos, arrojaba una mirada aún más escéptica y venía a decir que no hay solución para la violencia, porque ésta es innata y forma parte de la misma naturaleza humana.

Y para demostrarlo, nada mejor que tomar como ejemplo a los niños. No es casual que en los créditos de apertura cobren el mismo relieve la banda capitaneada por Pike (William Holden) mientras entra en un pueblo para robar el dinero del ferrocarril, y un grupo de críos que ríen divertidos mientras arrojan a dos escorpiones a un montón de hormigas para que se los coman mientras ellos se retuercen, en un adelanto simbólico de lo que ocurrirá al final de la película (estas escenas de crueldad animal de Peckinpah, como la del tiro al blanco sobre las gallinas semienterradas de Pat Garrett y Billy The Kid, serían, hoy en día, prácticamente imposibles de rodar).

Pero no será éste el único momento en el que los niños ejerzan ese papel: al final de la primera carnicería, un grupo de chiquillos irrumpirá en la calle sembrada de cadáveres mientras ríen y juegan gritando "¡bang, bang!"; los soldados que morirán de forma estúpida en el tiroteo del puente apenas son poco más que adolescentes, el mismo Pike recibirá el último tiro a manos de un niño armado hasta los dientes... Como dice un anciano mexicano en un momento del film: "A todos nos gustaría volver a ser niños, incluso a los peores. Y éstos, quizá más que nadie".

Unos niños que simbolizan, en el ideario de Peckinpah, el nuevo mundo que irrumpe y que borrará al viejo Oeste sin civilizar, un entorno salvaje, cruel, pero con una ética (muy particular, pero ética al fin) cantada por los maestros encabezados por John Ford. Un mundo que ya no existe, por lo que a los héroes peckinpahianos sólo les queda morir y desaparecer. En su lugar crecerán los cachorros despiadados que traerán los coches que desplazarán a los caballos, las ametralladoras que aniquilarán indiscriminadamente (en todas las secuencias en las que aparece, veremos cómo bajo sus balas cae la gente sin distinción, incluso los del mismo bando), o los políticos y militares que llamarán a guerras y revoluciones sólo para satisfacer su personal ansia de poder, y en las que el amigo de la mañana puede ser el enemigo de la tarde.

Ése es el mundo cuyo origen retrata Peckinpah, y de eso es de lo que nos habla Grupo salvaje: de cómo empezamos a ser como somos. Y, casi cuarenta años después, sus imágenes, y su demoledor final, nos siguen interpelando.

GRUPO SALVAJE. The Wild Bunch. EE. UU., 1969. Color, 134/145 (versión Director's Cut de 1995) min. Director: Sam Peckinpah. Guión: Walon Green, Roy N. Sickner, Sam Peckinpah. Intérpretes: William Holden, Ernest Borgnine, Robert Ryan, Edmond O'Brien, Warren Oates, Jaime Sánchez, Ben Johnson, Emilio Fernández. Fotografía: Lucien Ballard. Montaje: Lou Lombardo. Música: Jerry Fielding. Producción: Phil Feldman. Vista en: DVD (Warner).

[+] La ley es una cosa muy curiosa
[+] Lo que pudo haber sido y no fue

29 comentarios:

pequeñoIbán dijo...

Justo ayer vi Grupo Salvaje, y me encantó... realmente demoledora, dura, salvaje (valga la redundancia) y absolutamente atípica respecto a los westerns que he podido ver

Donnie dijo...

Oh pues tengo que verla, no puedo perdérmela!
Ahora que he leido tu comentario me entran ganas enormes de verla!!
Un saludo!

Alex dijo...

Tiene películas superiores, Peckinpah, pero sin duda es "Grupo Salvaje" la que más le representa.

Con algunos matices, podría firmar lo que has escrito. En contra de lo que se pensaba en su día, la ética y la moral son la base de su cine. La violencia no es divertida (al contrario de lo que sucede hoy día) sino que trae consecuencias, siempre negativas. El hombre es un depredador por naturaleza y no tiene reparo en devorarse a sí mismo.

No hace mucho hablé de Peckinpah en mi page y en la poca comprensión que generó su cine ayer y hoy. No creo que su esencia sea comprendida aún. Él mismo se lamentó de ello en ocasiones.

Por cierto, te cuento una anécdota sobre "Grupo Salvaje" que tal vez conozcas... Peckinpah cultivó una gran amistad con Gonzalo Suarez, amistad que se mantuvo gracias a las largas misivas que se intercambiaban con regularidad. En una ocasión, el director indio le regaló a Suarez el pañuelo que luce al cuello William Holden en "Grupo Salvaje". Abrumado por la generosidad de su amigo, Suarez le dedicó una película, "Epílogo".

Desgraciadamente, Peckinpah no llegó a verla, murió antes de terminar el rodaje.

Saludos, Rosenrod.

Victor dijo...

tendre que verla que hablais muy bien de ella

Cineahora dijo...

Es buenísimo que destaques la escena de apertura, con el montaje paralelo entre el robo, los niños y los escorpiones arrojados a las hormigas. A menudo el primer plano, o primera escena, nos desvela cual será la visión del cineasta.
Y el siguiente comentario no es peloteo, pero este análisis es de los mejores, y más completos, que he leído sobre alguna película (y habré leído miles. Tampoco soy particularmente admirador de "Grupo salvaje").
Gran 'post'. Imprescindible.
Felicidades!

Rosenrod dijo...

Es toda una experiencia, Pequeñoibán; estoy de acuerdo.

La disfrutarás, Donnie, eso seguro.

Álex, no conocía esa anécdota. Debía de ser todo un personaje. Y tienes toda la razón: sigue siendo un incomprendido... aunque es uno de los cineastas que más han influido a muchos de los que vinieron tras él. Y suscribo totalmente de acuerdo con tu observación sobre que su violencia nunca es gratuita.

Te la recomiendo, Víctor. Es una maravilla.

Un millón de gracias, Cineahora; pero es muy fácil escribir un post cuando tienes ante ti una obra tan sugerente y poderosa como ésta: no tiene ningún mérito.

Un saludo!

crunch dijo...

Hace poco encontré en el kiosko "Clave Omega" que había visto en su día en el cine. Es curioso; entonces me pareció de una violencia insoportable, hoy en día no destacaría por ello entre un montón de producciones serie B de acción.
En cuanto a la apreciación de Alex, completamnete de acuerdo, la violencia en Peckinpah, a pesar de tener un tratamiento estético, es violencia con consecuencias... y consecuencias negativas.
y es que todos los filmaplanos(los que serían los juntaletras del cine) que vinieron detrás de él sólo se quedaron con el esteticismo de la muerte sin más; sólo se quedaron, como suele suceder, en la superficie.

Iñaki Bilbao dijo...

Una de las diez películas por mí preferidas. Impactante, poética, violenta, espectacular, sentida... Una obra maestra, sin duda. Muy buenas interpretaciones, sobre todo de Holden y Ryan, preciosa fotografía, buena música... Una delicia, aunque un poco salvaje.

El uso del zoom por parte de Peckinpah en las escenas de tiroteo violentísimos, le vino a la idea tras ver un documental de caza de antílopes donde se apreciaba con total claridad la perforación de la carne de los animales.

freddyvoorhees dijo...

No soy un gran fan de "Grupo Salvaje", la verdad. Me quedo, de calle, con la mencionada "Hasta que llegó su hora", único western que realmente me ha maravillado y es que es el género al que menor aprecio tengo...

Rosenrod dijo...

Crunch, me encanta esa definición (y asimilación) entre filmaplanos y juntaletras... simplemente genial.

Y sigue teniendo algo verdaderamente salvaje, Iñaki, por más que hayamos visto ya bestialidades mucho mayores en una pantalla...

Bueno, Freddy, yo sin embargo tengo mis preferencias al revés, lo que no quiere decir que no me guste "Hasta que llegó su horA", aunque prefiero el uso que hace Peckinpah de la violencia a la más esteticista de Leone. Y en cuanto al western, llegué tarde: no me gustaba nada. Pero, cuando San Clint me hizo descubrirlo, me di cuenta de lo que me había perdido...

Un saludo!

freddyvoorhees dijo...

Pues a mí sólo San Leone me ha hecho sentir aprecio de verdad por el western, el resto, incluido tito Clint, me dejan frío. Bueno, matizo, la aportación (creo que única) de Mankiewicz al género tb me gustó bastante, pero ya más lejos de ahí...

Director's Cut dijo...

Vaya, desconocía esta película! Tiene buena pinta, tendré que echarle un ojo! Gracias por la información Rosenrod!

Un saludo ;)

Rosenrod dijo...

Bueno, tampoco es mal salto bajo el que advocarse, Freddy :)

Te la recomiendo, Director's. Ya me dirás cuando te hagas con ella.

Gracias a los dos!

Cineahora dijo...

"Grupo salvaje", "La diligencia", "Solo ante el peligro", "Río bravo", "El Dorado", "El hombre que mató a Liberty Valance", "Johnny Guitar", "Raices profundas", "Silverado", "Sin perdón", "El día de los tramposos", "El juez de la horca"... Y no sigo... Pero si al citar estos títulos a alguien se le pone la piel de gallina, por la emoción, es que le gusta el western. Uno de los géneros más menosprecioados hoy en día, y sin embargo, también uno de los más influyentes en toda la historia del cine.

ATUAIRE dijo...

Yo añadiría "Open Range" a la lista, cineahora. Aunque nos cuenta una historia conocida, es una película donde el amigo Cosner recrea en la fotografía y en las formas un saber hacer excitante. La escena del tiroteo final es brutal, intensa y realista.

Es un western moderno con tintes clásicos para tener en cuenta. Saludos.

Cineahora dijo...

Es cierto, Atuaire, que Kevin Costner se la jugó con "Open range". Ritmo muy lento, dos héroes muy poco jóvenes... o séase, absolutamente a contracorriente! Y buen cine!
Ah! y también me dejaba, para mi gusto: "Centauros del desierto", "Duelo de titanes", "El forastero", "Duelo en la Alta Sierra"...

Rosenrod dijo...

¡Cineahora, Atuaire! Qué gozada leer este recitado de títulos del oeste... ¡Qué bueno que el género aún siga teniendo un hueco entre los cinéfilos!

Un saludo!

Dr. Strangelove dijo...

El DvD que has visionado para este post de la gran "Grupo Salvaje" está en mi estantería esperando el gran momento, ese en el que los astros se juntan para regalarte un paréntesis perfecto, para volver a disfrutarla. No te digo más, comparto tu fascinación por el gran Peckinpah y el western en general.

Un saludo

Rosenrod dijo...

Bienvenido, Doctor. Algo parecido a esa conjunción me hizo volver a verlo, efectivamente... Qué bueno que Peckinpah esté ahí, que podamos volver a verlo como la primera vez... qué bueno que nos siga diciendo tantas cosas, y que no nos deje impávidos.

Un saludo!

Gustavo dijo...

Oye, gracias por esos enlaces a críticas de Sin Pasar Por Taquilla que pones, relmente me han sorprendido.

Graicas y felicidades por el blog

crunch dijo...

Añado más westerns .
Colorado jim, los 4 hijos de Katie Elder, pequeño gran hombre, Muerde la bala, Cometieron dos errores, el ultimo tren de Gun Hill, las aventuras de jeremiah johnson... pondría más, pero muchas me las ha pisado cineahora.

Rosenrod dijo...

De nada, Gustavo; es un placer.

Jajajaja, Crunch ¡Pedazo de ciclo del Oeste nos está quedando! Ni aquellas gloriosas "Sesión de tarde" de nuestras (o al menos mía) infancias...

Un saludo!

crunch dijo...

Cuando la gente dice "vaya mierda la TV en verano" yo pienso "¡joder, pero si ponen una del oeste todas las tardes!"
Pues sí... esas sesiones de tarde con el temible burlón y todas esas películas de aventuras, del oeste o de piratas... igualito que ahora, que duelen los ojos de poner la tv el sábado al mediodía.
Bueno, excepto humor amarillo.

Thalatta dijo...

He de confesar que sí, se me ha puesto la piel de gallina con los títulos que ha señalado "Cineahora", a veces hasta yo me sorprendo de mí misma. Nada... a ver cuando encuentro el hueco para volver a "Grupo salvaje" :)
Besos pacíficos

Rosenrod dijo...

¿Y las de ciencia-ficción serie B, tipo "Invasores de Marte"? ¿Cuándo puede uno ver hoy en día joyitas así, una tarde tonta de sábado? (bueno, al fin y al cabo, era la misma época que podías ver a Harold Lloyd o a Buster Keaton por semana a las siete de la tarde, un ciclo de Brando o Tracy-Hepburn los miércoles por la noche... y ninguno salimos tarados y ¡hasta las entendíamos y todo!

Buen regreso, Thalatta!

Gracias a los dos!

Natalia Book dijo...

Hola, Siento llegar tarde a tu comentario sobre esta magnífica película que todo el mundo debería ver. Como ya está todo dicho, simplemente me gustaría relacionar la película con la escucha de una canción de Najwa titulada "The Wild Bunch". La letra no es que directamente se refiera a la película, pero probablemente sí esté inspirada por ella.
Saludos,

Rosenrod dijo...

Natalia: no has llegado tarde, has llegado perfectamente a tiempo :)

Rescataré la canción. Mil gracias!

Natalia Book dijo...

Se me olvidó comentar que es un disco muy cinéfilo, ya que se abre con la sintonia del programa Version Española.
Saludos

Rosenrod dijo...

Estupenda sintonía, por cierto... Ya tengo localizado el CD.

Mil gracias!