14 junio 2007

OSCURA, INQUIETANTE, REPULSIVA... HERMOSA POESÍA








Léolo, de Lauzon; Crash, de Cronenberg; Inland Empire, de Lynch... Con Tideland, Terry Gilliam se une a la lista de obras que asumen su condición de suicidas saltos sin red que inevitablemente espantarán a la mayor parte de sus espectadores. A cambio, en sus pliegues anida la poesía, pero para encontrar su brillo hay que dejarse inundar (e incluso asquear) antes por el barro.

[+] Mi crítica en LaButaca.net


17 comentarios:

Dcine dijo...

Pues ves, esta es otra de esas poco habituales ocasiones en las que no puedo estar en más desacuerdo contigo, Rosenrod. Soy uno de esos desafortunados que tuvo ocasión de ver este engendro en San Sebastián (aguante estoicamente-todabía no sé porqué, supongo que por respeto- mientras la gran mayoría del público abandonaba la sala refunfuñando cuando no directamente indignados) y la verdad es que si he de ser sincero no me gustó absolutamente nada.
Recuerdo que de entre todos los estrenos que el festival nos brindaba, éste era el que más hábidamente esperaba (lo mismo me pasó este año con Hijos de los hombres, aunque claro la experiencia fue del todo distinta) y la decepción fue mayúscula. Y no, no es que me deje llevar por ese sentimiento, es que esta rareza no tiene ni tres ni revés. Todo va ocurriendo porque si y sin un hilo conductor concreto, tan solo una niña que no se sabe si es que tiene mucha imaginación o es que está directamente como una regadera, que se va encontrando una serie de personajes a cual más demencial. De por medio, "jonkies" muertos y momificados, escatología y situaciones que rayan en la pedofilia y otras filias más.
Una delirante propuesta -en todos los sentidos de la palabra- que no me extraña que haya tardado tanto en llegar a las salas (aunque si he de ser sincero este dato casi debería alegrarnos, al menos puede servir como muestra de que, de vez en cuando, los distribuidores no se plegan al poder de las "majors") de la que, si he de salvar algo de la quema, tan solo salvaría la actuación de la niña protagonista y el cartel/poster, realmente interesante y adecuado para la propuesta.

Una pena que Gillam gaste su evidente talento en realizar "cosas" como esta.

Un saludo,
Barry Collins

trancer dijo...

En esta ocasión,me impondré la brevedad, creo que esta entrada va a tener unos cuantos comentarios a lo cual le ahorrare un poco de trabajo ;)

A pesar de no poderla ver en toda Galicia, gracias a la "buena" distribución, no nos engañemos, el festival de San Sebastián la condenó a muerte, ahora nos llegá con un retraso considerado, mal sintoma este, y con solo ¡¡4!! salas en toda España, la fuente:www.boxofficemojo.com/intl/spain/?yr=2007&wk=23&p=.htm

En mi si que tengo predisposición por esta obra, como en general toda la filmografía del sr. Gilliam, sabiendo como trata el tema, y haciéndome cómplice de las palabras vertidas en "Noche de cine" sobre la belleza y crueldad de las imagenes alimentan más mis ganas de poder verla en pantalla grande, cosa que por desgracia, veo sumamente complicado.

También causa interés, pero ya no sabría decirle de que tipo, espero que me entienda, es Taxidermia, que claro se estrenó en 1 única sala, y que gracias a críticas como la de su compañero "Manuel Marquez" en www.labutaca.net; me hacen despertar la curiosidad, ante tal ¿bizarrada? posiblemente sea detestable, pero por lo menos el interés al leer tal crítica y tal argumento (además de su procedencia Hungara-Austríaca) hacen que sea un producto cuando menos curioso y tal vez atrevido en su visionado, por muy descontentos y hasta cabreados que podamos salir de la sala al final de la función (por lo menos una propuesta diferente, aunque no sé cuanta verdad encerrarán mis palabras, al decir esto) por todo lo dicho, no sé si usted habrá tenido el placer o desgracia o verla en esa única sala y que opinión le merece tal propuesta.

Ya ve usted al final no he sido tan breve como pensaba ;) Espero que sea comprensible.

Por cierto, y como dato anécdotico, La Soledad es la única película que con semanas en cartel, asciende posiciones en la recaudación a pesar de su descenso de salas.

Ahora sí, un respetuoso saludo y hasta la próxima ocasión, disfrutando del cine, y de "intensos" debates.

Paxton Hernandez dijo...

Caray, la vi hace un año y no me gustó. No sé que pasó. En serio.

Saludos al felino!

Anónimo dijo...

Marinero (Alberto Q.)
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Caray!! A nadie le gusta (salvo a Rosenrod) pero debemos pensar una cosa: Gilliam tiene un gran talento y es capaz de ser libre en sus creaciones, lo cual tiene mérito. Yo no la vi aún pero cuando lo haga seré sincero, aunque el tipo me cayera genial en el breve rato que pude verle.

Eso sí, la película debe ser vista (según explicó su propio creador) desde el punto de vista de su protagonista LA NIÑA. Es decir, hay que ser conscientes de que es ella la que va viendo ese mundo de imaginación y supuesta pesadilla (ya les digo, aún no la vi).

Saludos y gracias por tu crítica Rosenrod, porque me ha aclarado algunos conceptos.

Rosenrod dijo...

Creo que tu opinión resume a la perfección la mayoritaria respecto a la película, Barry. Todo lo que había oído sobre ella, e incluso leído (empezando por rechazos de tipo moral, lo que me sorprendía bastante, por venir además de determinados críticos de los que lo último que cabía esperar era una descalificación de este tipo), me llevaba a esperarme lo peor, y supongo que esa forma diferente de enfrentarse a la película (expectación ilusionada en tu caso y en el de la mayoría, supongo, de los que se enfrentaron a ella en San Sebastián y Sitges; temor por lo peor en mi caso) también influye a la hora de valorar la cinta. Mis sensaciones cuando salí de la sala son las que cuento en la crítica, pero entiendo perfectamente también las razones por las que no gusta. Sin embargo, yo confieso que tiendo a sentir simpatía por los riesgos cuando éstos son verdaderos (en un tiempo en el que hay tanta "transgresión" de cartón piedra) y no mero cálculo, y si se arranca algo hermoso aunque la obra sea descompensada, excesiva y por momentos cargante, como ésta, doy por bien empleado el esfuerzo. Pero eso, evidentemente, es una opción absolutamente personal por mi parte, y he intentado que en la crítica quedase reflejado así. Pero, insisto, comprendo que cuando una obra se balancea en el filo tiene que aceptar que no va a gustar, legítimamente, a mucha gente; y por eso las descalificaciones del propio Gilliam a los que no les gustó la película en San Sebastián están fuera de lugar.

Trancer, espero que al menos, por lo oído en el programa y lo leído aquí, tenga claro que es una película nada cómoda, y que vista la reacción mayoritaria, tiene bastantes puntos para no gustarle (de hecho, es de esas cintas de las que, si no te gustan, no sólo te sales de la sala con esa sensación, sino además con un enfado mayúsculo). Aunque creo que "Taxidermia", por los fragmentos que he visto, la supera en "bizarría" (por decirlo de alguna manera)... Y respecto a "La soledad", me alegro muchísimo de saberlo: no por casualidad, es una de las mejores películas españolas que se han hecho en tiempo, una auténtica maravilla.

Bueno, Paxton, visto lo visto, quizá esa pregunta me la tendré que hacer yo :) Por supuesto que traslado sus saludos al ínclito tovarich Boris.

Bueno, no sé si precisamente sirve para aclarar, Marinero, porque me temo que, de tanto querer expresar cosas, me he embarullado demasiado. En fin, ya ves los argumentos a favor y en contra, y que los defensores no es que seamos, precisamente, legión. En todo caso, espero saber tu opinión cuando por fin puedas verla.

Un saludo a todos y buen fin de semana!

Lucinda dijo...

Precisamente por definirla así, como ese "salto sin red", tengo ganas de verla, o lo que es más, me siento poderosamente intrigada, Rosenrod.

Arriesgar puede salir bien o mal, ¿qué dirías que le ha salido a Gilliam?

Besos

Dcine dijo...

La verdad es que tu crítica, por mucho que no esté de acuerdo con ella, me resulta perfectamente entendible y demuestra que la opinión es sincera y sopesada. De hecho es de agradecer por la misma razón que te ha llevado a escribirla: ante las esperadas críticas negativas que la película va a acumular (dadas sus digamos "especiales" características), resulta del todo arriesgado una reseña como la tuya. Y al igual que tu, me resulta mucho más gratificante y de agradecer algo que, aunque vaya a contracorriente, se atreva a arriesgarse de forma sincera que apuntarse a la adocenada opinión general simplemente por eso, por que es la opinión más aceptada.
De todas formas yo tampoco entendí las descalificaciones de Gilliam, más teniendo en cuenta que si él y su cine siempre se han caracterizado por la búsqueda de la libertad creativa y la imaginación, el no entender que pueda haber opiniones, no ya distintas, si no directamente opuestas a la suya y comportarse como lo hizo resulta del todo incoherente y rechazable, aunque en su disculpa he de decir que una opinión tan furibunda en tu contra (como a la que se tuvo que enfrentar el cineasta en la rueda de prensa en San Sebastián) tiene que resultar como mínimo desconcertante.

Un saludo,
Barry Collins

BUDOKAN dijo...

Aún no he visto esta película pero la tengo en la lista de pendientes. Con relación a Terry Gilliam no voy a juzgar su genialidad porque es simplemente eso pero la de los Hermanos Grimm no estuvo buena. Esperemos un repunte. SALUDOS!

Cineahora dijo...

Hay que reconocer que este año, a parte de las terceras partes, también están abundando las películas desconcertantes, polémicas o capaces de generar debates de lo más encendidos ("La fuente de la vida", "Taxidermia", "Inland Empire", "Tideland"...).
¿Está recuperando el cine parte de su capacidad transgresora?

Todavía no la he visto, pero caerá, caerá... aunque demasiadas fuentes, y algunas muy fiables para mí, me han aseguro que es "insufrible", "malísima". Pero, la veré, sí.

Donnie dijo...

Me ha encantado tu resumen de estas obras "extrañas" en el blog.

Yo quería verla pero no hay tiempo, ni copias suficientes para todos... en fin, habrá que esperar al dvd...

Un saludo!

roibradbury dijo...

Buenas, llevo esperando con ilusión esta película mucho tiempo, aún después de las muchas crítica malas que ha llevado, porfín hoy puede ser el día en el que la vea, evidentemente por otros medios que no son el cine ya que como bien han dicho en otros post es increible como funcionan las distribuidoras. En Coruña ya me he perdido La fuente de la vida y Inland Empire y Shortbus apenas estubieron una semana en cartel.
Pero bueno, centrandome en el tema, me ha dado esperanzas tu crítica en La butaca sobre todo tus comparaciones a otras películas que me agradaron como Crash de Cronnenberg o Leolo, espero que no sea más parecida a Inland Empire porque esta si que no logré cogerle el punto.
Un saludo

Rebe dijo...

Yo tenía muchísimas ganas de verla, porque me atrae mucho eso de que se la califique como rara o cercana a ser poética, a pesar de que a la mayoría no les haya gustado nada. Pero aquí no la han estrenado, y no creo que lo hagan en próximas semanas, así que habrá que esperar. No sé qué tendrán este tipo de películas pero me atraen muchísimo.

Un besote!

Rosenrod dijo...

Bueno, Lucinda, para mí le ha salido algo irregular, pero con momentos de una extraña hermosura. Aunque, si le preguntas a la mayoría, te dirán que un disparate sin pies ni cabeza... Si la ves, huelga decir que me interesa mucho saber de qué lado te inclinas.

Pues sí, Barry. Y he de reconocer que me sorprende la virulencia de esa parte de la crítica; supongo que la reacción de Gilliam en San Sebastián no le ayuda a hacer amigos, precisamente.

Para mí, todo lo convencional que lastraba "El secreto de los hermanos Grimm" desaparece aquí... para bien y para mal, Budokan.

Pues mira, no estaría mal, Cineahora.

Ya, la verdad es que los distribuidores no lo han visto nada claro, Donnie. Y, en cierta medida, es comprensible.

Ojo, que la similitud va más en la línea del espíritu que en la forma de plasmarlo, Roi: Gilliam es Gilliam, y su mundo es muy particular.

Te pasa como a mí, Rebe; ¿tendremos que hacérnoslo mirar? ;)

Gracias a todos!

Vargtimen dijo...

Hombre, a mí "Inland Empire", "Leolo" y "Crash" me parecen peliculones, pero "Tideland" ni por asomo. Me resultó cargante, grotesca, con unas interpretaciones horribles y muy desagradable en su conjunto.
Y no me refiero a la escena de la niña preparando el chute al padre, me refiero a todo.

Crunch dijo...

Aunque sea floja, algo tendrá... porras, que es Terry Gillian!!

Dark Euridice dijo...

Esta peli me encantó. Es poetica y muy cuidada la imagen. Si la tuviera que describir diría que es alicia en el pais de las pesadillas... Una alicia oscura y que sin embargo no pierde la inocencia... que se yo... a mi me gustó mucho.

Farándula dijo...

Me está sorprendiendo mucho leer los problemas de distribución en salas que ha tenido esta película, porque yo la ví hace ya cuatro meses en el festival de cine de Las Palmas de Gran Canaria. También es verdad que la pusieron en una sección denominada "la noche más freak" lo que puede dar una idea aproximada de a que tipo de público está dirigida (entre el que me incluyo).
Películas como "Gozu", "Evil Alien", "Willow", "La llamada de Chtulu" y otras beldades han precedido a Gilliam en la noche más bizarra del festival.
En la presentación también nos dijeron que había sido muy criticada y me senté en la butaca con cierta aprensión, pero la verdad es que me quedé clavada al asiento toda la película (y eso que eran las tres de la mañana). Me pareció bellísima, la estética está muy cuidada, con varios guiños pictóricos y la constante referencia a "Alicia en el país de las maravillas" que es un libro que me encanta. Es verdad que tiene alguna escenas un poco fuertes (aunque no tanto como para llevarse las manos a la cabeza) y en ocasiones la línea argumental (o más bien sucesión de personajes) se para un poco, en consonancia con el universo estático que describe, pero eso no la hace menos impactante. "Tideland" es la historia de un instante, es una historia triste y cruel pero al tiempo divertida y optimista. Es genial como Gilliam fusiona ambos aspectos. Y supera mi prueba de fuego cada vez que tengo que opinar sobre una película: Sin lugar a dudas la vería otra vez.