30 noviembre 2008

MINUTOS MUSICALES (VII)


UN FALSO RAYO DE LUZ

Ha llovido ya mucho desde que John Boorman firmara esa joya que es Deliverance, pero aún sigue teniendo una fuerza que ya quisieran
muchas de las películas que, una y otra vez, retoman el argumento de los hombres urbanitas y aparentemente civilizados que se ven enfrentados a una naturaleza y una población hostil que no les quiere. Con una dureza sorprendente por la fecha en la que fue concebida, sin embargo el momento más recordado sigue siendo este único y fulgurante rayo de luz, la única escena con música, el duelo de banjos entre uno de los excursionistas y un chico minusválido psíquico que nos hace creer que puede haber algún punto de contacto entre dos grupos que pronto comenzarán a matarse. Aunque, bien mirado, la escena no está exenta de algo inquietante que augura lo que va a ocurrir después...

Eric Weissberg y Steve Mandell, Dueling Banjos, de la BSO de Deliverance (Defensa) (1972) (3' 23")



PAZ EN MEDIO DE LA MATANZA

Aunque son los cantos melanesios los que todo el mundo recuerda de la banda sonora de La delgada línea roja, estos días he vuelto a escuchar una partitura que, sin lugar a dudas, se encuentra entre lo mejor de Hans Zimmer, un compositor que, en demasiada
s ocasiones, se deja llevar por un efectismo facilón que desdice de su verdadera estatura. Pero los cortes de este score para la cinta de Terrence Malick son un regalo para el oído, largas piezas que no son música para oír y tirar, sino auténticos viajes con una enorme capacidad de transmitir emociones, algo tan extraño como el tipo de película bélica que las incluye. Y entre todos, uno de mis preferidos es éste, en el que se diría que nuestra alma sigue el mismo camino de elevación que la melodía, antes de que nos deje en un remanso más tranquilo...

Hans Zimmer, Journey to the Line, de la BSO de La delgada línea roja (1998) (9' 21")



¡BAILEMOS (AUNQUE VENGA LA NAVIDAD)!

¿Os deprime tanto la Navidad como a mí? Pues habrá que ponerle remedio, y uno de los mejores es el de rodearnos de buena música que
nos sacuda la nostalgia, los malos recuerdos, la sensación de falta de luz, de frío y soledad impuesta que tanta alegría y felicidad impostada y por decreto trae ya por las calles iluminadas. Y desde luego, si hay una pieza optimista, llena de alegría por la vida y de celebración, es este largo tema, que sintetiza varios de los cortes que Michael Giacchino, que va camino de revalidarse como genio, compuso para, a su vez, esa joya que es Ratatouille. Escuchadlo, y si os da ganas de bailar, no lo dudéis: seguid a vuestros pies.

Michael Giacchino, End Creditouilles, de la BSO de Ratatouille (2007) (9' 16")



Leer Minutos musicales I, II, III, IV, V y VI


Y hablando de cine...




Quantum of solace: Bond no es Bourne

Es innegable que existe ya un "momento Bourne" que va a marcar un antes y un después del cine de acción. Y lo más sorprendente es que ese modelo de héroe doliente... Leer más

12 comentarios:

Drea dijo...

Excelente el tema de Ratatouille, no lo recordaba a pesar de tener la película en edición de lujo y todo.

Cèlia dijo...

Sí, sí que té un punt inquietant, sembla que amb la música obren un camí d'entesa però... genial el duet!

Quant al Bond, a mi no m'agrada gaire en cinema d'acció.

Ei, i no et deprimeixis, pensa que és una època com una altra i no pensis que és Nadal!

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Muy de acuerdo en líneas generales, Miguel Ángel.

No es Bourne y además se ha quedado en medio gas esta secuela de la "sorprendente" Casino Royale.

De todos modos, acción y entretenimiento garantizados sí que hay.

Saludos

Milgrom dijo...

Muy buena selección. Los duelling banjos siempre me pareción un tema escalofriantemente bueno. Y, que no te deprima la Navidad, a mí me parece una de las mejores épocas del año.

Milagros Sánchez dijo...

Completísima tu selección musical!! Elijo La Ratatouille porque dan ganas de bailar al escucharla y no me hables de la Navidad que me fastidia ese espíritu navideño consumista donde se nos impone estar alegre y ser muy "compasivo" con los que sufren... amén!
Te mandamos besos multicolores!!

Rosenrod dijo...

Sí, a mí también me encantan los duelos de banjos... me los descubrió un buen amigo de la facultad, y desde entonces me siguen sirviendo para animarme. ¡Son toda una descarga!

Un saludo!

Liz dijo...

esta mañana me quedo con los banjos aunque Zimmer pega con todo.
No dejes que el frío y la falta de luz, que contrasta con el derroche de energía en la calle, te deprima. Lo mío va por años, aunque la predisposición siempre es buena.
Beso

Lara dijo...

Pues bailaremos aunque venga Navidad ¿por qué no?
Muuuuuuacks!

jordim dijo...

Tengo que volver a ver La delgada línea roja; en su momento se me atragantó irremediablemente..

Sergi Calle dijo...

Así da gusto regresar: un post, un comentario. Muchísimas Grácias

Por lo que respecta a Bond, habrá que ver, pero a priori, desconfiemos...
Tienes razón en que el papel de Craig se parece al de Munich... y al de Layer Cake también.
Sobre lo del personaje obsesivo y tal, olvidé mencionar que me pareció mucho más intenso y 'desesperado' en casino Royale que aqui donde, en teoria, busca venganza, pero bueno...

por cierto, muy bien eso de colgar tus apariciones en TV. Intento estar al tanto de todos los programas de cine de la TDT, pero siempre se escapa algo. Este no lo conocía

hasta otra

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

yo me quedo con los momnetos de Ratatouille...la música sobre todo..pero la peli no tiene desperdicio...saludos

Rosenrod dijo...

Respecto a Bond: lo peor que le puede ocurrir a esta saga renacida es que ya tan pronto le aparezca la fórmula... Esperemos que con la tercera todo quede encarrilado.

Un saludo!